Si tuviéramos que comentar sobre la boca más famosa de 2015, sería la de Kylie Jenner, quien viralizó las redes con el evidente aumento que se hizo en los labios.

A raíz de esto, miles de jóvenes comenzaron a "aumentarse" los labios, muchas veces usando artículos dañinos.

Analizando la situación de moda, un médico inglés de nombre Tim Pearce creó una nueva técnica para mostrar labios más carnosos, se llama Da Vinci y funciona de este manera:

En vez de inyectar refiles al azar en los pacientes, Pearce analiza la cara de cada persona, tomando los principios de Leonardo Da Vinci, que era medir las proporciones del rostro y el radio de éste.

Una vez que ya tiene las medidas del cliente, el médico inyecta en las zonas que le convienen a la paciente. De esta manera logra una armonía entre los labios y la cara.

 

En cambio, con el método convencional, lo único que se hace es inyectar los labios haciendo que muchas veces parezcan inflamados.

Anna Ewers es la modelo del año

Cinturón fino vs fajín, ¿cuál es tu preferido?

Furor por la moda del jersey galáctico

Colores que te harán lucir fabulosa en diciembre

Rosa cuarzo: el color del 2016

Maquillaje otoño-invierno 2015-2016

Cortes de pelo estrella para otoño 2015

La camisa blanca que nunca falla

Cómo llevar el 'skinny scarf'