(HealthDay News) -- En un primer estudio, los investigadores dicen que pueden predecir si algunos bebés menores de 1 año realmente desarrollarán autismo en el segundo año.

La nueva técnica experimental, mediante el uso de exámenes cerebrales estándar, está diseñada para centrarse solamente en los recién nacidos que se sabe que tienen un riesgo alto de autismo porque tienen un hermano mayor que lo padece.

Pero el descubrimiento diagnóstico aborda un problema clave que ha confundido a cualquier esfuerzo por evaluar de forma efectiva el autismo lo más pronto posible: los bebés normalmente no muestran señales externas claras del trastorno hasta el final de su segundo año de vida.

Al usar escáneres que permiten ver el tamaño cambiante, el área de la superficie y el grosor de ciertas partes de la corteza cerebral de un bebé cuando cumple 6 meses y 12 meses de edad, los investigadores encontraron que podían predecir el riesgo de autismo con una precisión del 90 por ciento.

"Estos hallazgos sugieren una cascada de cambios cerebrales en los primeros dos años de vida que resultan en la emergencia del autismo al final del segundo año", explicó el autor principal del estudio, el Dr. Joseph Piven, director del Instituto Carolina para las Discapacidades del Desarrollo de la Universidad de Carolina del Sur, en Chapel Hill.

Piven y su equipo informaron de sus hallazgos en la edición del 15 de febrero de la revista Nature.

El nuevo método de evaluación se probó en aproximadamente 150 bebés, más de 100 de los cuales se consideraba que tenían un riesgo alto de desarrollar autismo por sus antecedentes familiares.

Piven indicó que los recién nacidos que tienen hermanos mayores a los que ya se les ha diagnosticado autismo se enfrentan a un riesgo cinco veces más alto de desarrollar autismo ellos mismos.

Los escáneres de IRM se realizaron a los bebés cuando tenían 6 meses, 1 año y 2 años de edad. Se trata de un periodo de tiempo en que los síntomas obvios de autismo son pocos, a pesar de las posibles evidencias de disfunción motora y/o mental.

Las medidas cerebrales clave se introdujeron luego en un algoritmo creado por una computadora, que generó puntuaciones de predicción de autismo basándose en dos observaciones: En primer lugar, los bebés que desarrollan autismo a los 2 años parecen tener un crecimiento relativamente alto de la superficie del cerebro entre los 6 meses y el primer año de vida.

La segunda observación fue que el crecimiento alto del área de la superficie cerebral el primer año está asociado con un tamaño cerebral más grande en general en el segundo año de vida. Este crecimiento excesivo del cerebro es un marcador establecido del riesgo de autismo, indicaron los investigadores.

Los resultados: el programa de computadora pudo predecir con precisión el autismo en 8 de cada 10 de esos bebés que desarrollaron autismo a los 2 años de edad.

Además, el método fue casi perfecto a la hora de predecir qué bebés de alto riesgo no desarrollarían autismo a los 2 años de edad.

"Este hallazgo", dijo Piven, "sugiere que en el futuro, las imágenes cerebrales a una edad temprana podrían predecir el riesgo posterior de autismo e identificar a los bebés que podrían beneficiarse de intervenciones más intensivas antes de que los síntomas emerjan, y durante un tiempo en que el cerebro presenta la mayor maleabilidad".

Aun así, Piven advirtió que los hallazgos son "experimentales" y deben replicarse con más investigaciones.

También indicó que aunque la técnica de evaluación supere el escrutinio, habrá una serie de nuevos problemas que tendrán que abordarse antes de que dicho diagnóstico temprano pueda ofrecerse de forma generalizada.

Por ejemplo, comentó Piven, "no tenemos datos todavía de cómo reaccionarían las familias a esta información".

Y añadió que "no hay tratamientos aceptados en este campo para los bebés [a los que se considera] presintomáticos con respecto al autismo. Así que hay toda una serie de cuestiones que deben resolverse antes de que esto esté disponible".

Aun así, Mathew Pletcher, vicepresidente y director de descubrimientos genómicos de Autism Speaks en la ciudad de Nueva York, consideró que la investigación es esperanzadora porque "proporcionar un diagnóstico temprano y preciso del autismo es fundamental para asegurarse de que se obtengan los mejores resultados".

"[Y] cuanto antes pueda empezar la terapia un individuo", dijo, "mayor beneficio recibirá gracias al mismo a lo largo de toda su vida".

"Por supuesto", añadió Pletcher, "este trabajo inicial debe repetirse con un grupo mayor de individuos. Pero si resulta ser cierto, el algoritmo predictivo desarrollado por el proyecto podría ser de gran ayuda para las poblaciones con un riesgo particularmente alto, como los hermanos pequeños de individuos a los que se ha diagnosticado autismo".

"[Pero] debido al costo y a la dificultad de esta técnica de evaluación, sería difícil traducirla en una prueba para el autismo para la población general", comentó.

(HealthDay News) -- No hay evidencias de que los cigarrillos electrónicos estén reduciendo el tabaquismo en los adolescentes... y de hecho, podría estar impulsando a niños que de otra forma nunca habrían fumado, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores dijeron que los hallazgos aumentan las preocupaciones sobre el uso de los cigarrillos electrónicos en los adolescentes.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos con pilas que administran nicotina, junto con saborizantes y otras sustancias químicas, a través de un vapor, en lugar de humo de tabaco. Con frecuencia se mercadean como una alternativa más "segura" a fumar, y como un puente hacia el abandono del hábito.

Pero en realidad se sabe poco sobre sus efectos en la salud, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

En años recientes, la popularidad de los dispositivos se ha disparado entre los niños de EE. UU. Un informe federal encontró que entre 2013 y 2014, el uso de los cigarrillos electrónicos se triplicó entre los estudiantes de escuela secundaria e intermedia en todo el país.

La cantidad que fuman cigarrillos también ha seguido en declive. Y algunos han planteado que el aumento en el uso de cigarrillos electrónicos de los niños podría en realidad estar impulsando el descenso en su tasa tabaquismo, señaló Lauren Dutra, investigadora líder del nuevo estudio.

Pero según sus hallazgos, dijo que no es así.

"No encontramos evidencias en respaldo de esa idea", comentó Dutra, que era becaria del Centro de Investigación y Educación sobre el Control del Tabaco de la Universidad de California, en San Francisco, cuando se realizó el estudio.

De hecho, el estudio encontró que muchos niños que usaban cigarrillos electrónicos nunca habían fumado, y en realidad tenían un "riesgo bajo" de comenzar a hacerlo.

"No son los niños que normalmente anticiparíamos que comenzaran a fumar", dijo Dutra, que ahora es científica social de RTI International, un grupo de investigación sin fines de lucro.

Los hallazgos del estudio se basan en una encuesta federal continua que sigue el uso de tabaco en niños de EE. UU. de sexto a duodécimo cursos.

En general, las tasas de estudiantes que fumaban se redujeron entre 2004 y 2014, de casi un 16 a poco más de un 6 por ciento. El declive fue constante, sin señales de acelerarse después de 2009, cuando los cigarrillos electrónicos entraron en escena.

Si los dispositivos de verdad estuvieran alejando a los niños de los cigarrillos, se esperaría ver una aceleración en el declive del tabaquismo, planteó Dutra.

En lugar de ello, los investigadores dijeron que encontraron evidencias de que los cigarrillos electrónicos están atrayendo a niños que serían poco propensos a usar tabaco.

La cantidad de niños de EE. UU. que usan solo cigarrillos electrónicos aumentó en la etapa final del periodo del estudio. En 2014, un 6.5 por ciento de los estudiantes dijeron que habían utilizado los dispositivos pero nunca habían fumado.

Y el estudio encontró que la mayoría de esos jóvenes no tenían los factores de riesgo que por lo general se vinculan con fumar cigarrillos, como vivir con un fumador o pensar que fumar hace que una persona "parezca chévere".

Pero si los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco, ¿qué daño hacen?

"Uno es que los niños que usan cigarrillos electrónicos son más propensos a comenzar a fumar cigarrillos", dijo Thomas Wills, profesor del Centro Oncológico de la Universidad de Hawái, en Honolulu.

"Está claro que los cigarrillos electrónicos funcionan como un portal para fumar", añadió Wills, autor de un editorial publicado junto con la investigación.

Además, dijo, algunos estudios han vinculado los cigarrillos electrónicos con el asma en los adolescentes. El motivo no está claro, pero potencialmente se relaciona con los "productos de combustión" de los saborizantes y la base de propilenglicol de los dispositivos, comentó Wills.

Y por supuesto, los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, una droga altamente adictiva, apuntaron tanto Wills como Dutra.

El informe aparece en la edición en línea del 23 de enero de la revista Pediatrics.

Un estudio distinto en la misma edición de la revista señaló otras preocupaciones.

El estudio, de Zewditu Demissie de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. y sus colaboradores, encontró que los niños de EE. UU. que usaban solo cigarrillos electrónicos muestran unas tasas elevadas de conductas "riesgosas", como tener múltiples relaciones sexuales o abusar de la marihuana o de los analgésicos recetados.

Entre los adolescentes del estudio que "vapeaban", las tasas de esos riesgos de salud no eran tan altas como las de los fumadores. Pero eran más altas que las de los niños que no usaban productos relacionados con el tabaco.

Sin embargo, el estudio no prueba que los cigarrillos electrónicos provocaran que los niños tomaran riesgos de salud, escribieron los investigadores.

Wills dijo que, por un lado, los cigarrillos electrónicos podrían atraer a niños que sienten cierta atracción por "cosas riesgosas".

Pero, añadió, los estudios sugieren que los cigarrillos electrónicos pueden fomentar al menos un hábito malsano: el de fumar.

El año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. prohibió la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad, después de que muchos estados del país ya lo habían hecho. Pero Dutra señaló que es poco probable que eso sea suficiente.

"Los cigarrillos se han restringido para las personas de a partir de 18 años de edad durante mucho tiempo, pero los niños siguen consiguiéndolos", anotó.

Los cigarrillos electrónicos son atractivos para los niños porque están saborizados, con sabores atractivos como "pastel de cumpleaños", dijo Dutra.

"No saben como un cenicero", comentó Dutra. "Saben bien".

Anotó que los reguladores no han tomado medidas para abordar los sabores "para niños" de los dispositivos, los anuncios de televisión ni las afirmaciones de salud.

Si los cigarrillos electrónicos animan a algunos niños a probar los cigarrillos, ¿por qué siguen bajando las tasas de tabaquismo? Según Dutra, las cifras federales más recientes (de 2015) sugieren que el declive se está estancando, y las tasas de tabaquismo en realidad podrían estar subiendo ligeramente entre los niños de secundaria.

 (HealthDay News) -- Algunas mujeres realmente quieren dar a luz en casa, pero para ciertas futuras madres, esa opción puede resultar arriesgada, sugiere un nuevo estudio.

Hay mujeres que tienen problemas que pueden aumentar los riesgos del embarazo, pero que de cualquier forma es probable que tengan buenos resultados al dar a luz en casa o en un centro de partos. Esos problemas incluyen tener más de 35 años, tener sobrepeso o ya haber tenido un parto vaginal tras una cesárea, dijeron los investigadores.

Lo mismo no sucede con las mujeres que tienen otros factores de riesgo, como una presentación de nalgas (cuando el bebé sale con los pies primero), y las mujeres que intentan su primer parto vaginal tras una cesárea: podría irles peor al intentar dar a luz fuera de un hospital. De hecho, el estudio encontró que el riesgo de muerte fetal era de ocho a 10 veces más alto en un parto en casa con esos factores de riesgo.

"Las familias que están pensando en un parto en casa o en un centro de partos tienen ahora datos para usar al tomar las decisiones", señaló la investigadora líder, Melissa Cheyney, partera con licencia.

"Muchas mujeres embarazadas no ven una opción libre de riesgos", dijo Cheyney. Ven dos opciones distintas, cada una con algún nivel de riesgo asociado, explicó Cheyney, profesora asociada de antropología médica en la Universidad Estatal de Oregón, en Corvallis.

Un centro de partos es un centro parecido a un hogar, dentro del sistema de atención de salud, que tienen parteras y enfermeras-parteras, y a veces a un médico. Esos centros, algunos dentro de hospitales, están diseñados para que dar a luz sea un proceso más natural y menos médico.

"Las familias podrían estar hablando sobre la posibilidad de tener una intervención en un ámbito hospitalario, como una cesárea, que ni quieren ni necesitan", dijo Cheyney.

Pero también comprenden que tener un bebé fuera de un hospital puede ser riesgoso si hay una emergencia, dijo.

"Aunque un estudio no puede decir a un individuo qué opción es la mejor en su caso, esta investigación sí permite a los consumidores incluir datos en conversaciones que, en el pasado, quizá se vieran más alimentadas por el miedo que por la información", comentó.

Poco más de un 1 por ciento de todos los partos en Estados Unidos se producen en casa o en un centro de partos, en lugar de en el hospital, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las mujeres que tienen un riesgo bajo de complicaciones son buenas candidatas para un parto en casa o en un centro de parto si las supervisa una partera y si tienen un acceso rápido a un hospital, dijo Cheyney.

Pero según la Asociación Nacional de Parteras Profesionales Certificadas (National Association Of Certified Professional Midwives), es responsabilidad de la partera evaluar los riesgos de un embarazo y ceder la atención a un médico si es probable que haya complicaciones. Una partera también debe ceder la atención a un médico en un hospital si el parto en casa se convierte en una situación crítica.

"El parto en casa se asocia con un aumento significativo en las muertes fetales y cierto riesgo de lesión materna", señaló el Dr. Hal Lawrence, vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists).

Las mujeres deben comprender cuál es el riesgo del parto en cualquier lugar (hospital, centro de parto o en casa) y "darse cuenta de que hay situaciones que ocurren en casa que no pueden arreglar, y que pueden perder a su bebé o morir", advirtió.

"No hay duda de que un parto en el hospital es el lugar más seguro para la madre y el bebé, de forma que esta es una conversación entre la mujer y su médico", dijo Lawrence.

El estudio incluyó datos de más de 47,000 partos supervisados por parteras.

Los investigadores observaron 10 factores de riesgos comunes. Éstos fueron dar a luz por primera vez, una madre de más de 35 años, la obesidad, la diabetes gestacional, la preeclampsia, un embarazo de más de 42 semanas, los gemelos, la presentación de nalgas, los antecedentes de cesárea y parto vaginal, y los antecedentes de nacimientos solo por cesárea.

"Claramente las mujeres tienen el derecho de tomar una decisión médicamente informada sobre su parto", enfatizó la Dra. Jill Rabin, jefa conjunta de la división de atención ambulatoria en los Programas de Salud de las Mujeres - Servicios PCAP de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

Pero dar a luz en casa duplica el riesgo de que el bebé muera y triplica el riesgo de que el bebé tenga problemas mentales graves, apuntó.

Rabin considera que dados los riesgos, las opciones más seguras son dar a luz en un hospital o en un centro de parto dentro o cerca de un hospital.

"Los factores de riesgo se pueden estratificar antes del parto, pero el parto dista mucho de ser predecible", señaló. "Ante una emergencia, el valor de una disponibilidad inmediata de atención médica para salvar la vida de la madre o el bebé es innegable", afirmó Rabin.

(HealthDay News) -- Millones de estadounidenses toman una aspirina de dosis baja cada día para la salud cardiaca. Al hacerlo, quizá también estén reduciendo ligeramente su riesgo de morir de varios tipos de cáncer, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

Los investigadores encontraron que entre más de 130,000 adultos de EE. UU., los que tomaban aspirinas de forma regular tenían entre un 7 y un 11 por ciento menos de probabilidades de morir de cáncer a lo largo de las próximas décadas.

Los riesgos de morir de cáncer de colon, de mama y de próstata, y (entre los hombres) de cáncer de pulmón eran más bajos para las personas que tomaban aspirinas con regularidad, en comparación con los que no las tomaban, mostraron los hallazgos.

Los hallazgos amplían las evidencias de que la aspirina tiene capacidades para combatir al cáncer, dijeron los investigadores. Pero también enfatizaron que las personas no deben comenzar a tomar aspirina a diario con la esperanza de evitar el cáncer.

Hay evidencias firmes, a partir de la investigación en general, de que la aspirina de dosis baja podría reducir el riesgo de cáncer de colon, comentó el Dr. Ernest Hawk, profesor en el Centro Oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) ya recomienda que ciertos adultos mayores piensen en tomar una aspirina de dosis baja para controlar el riesgo de cáncer de colon, y también de enfermedad cardiaca.

De forma específica, el grupo de trabajo sugiere que las personas de 50 a 69 años de edad hablen con el médico sobre si los beneficios de una aspirina al día superan a los riesgos. El USPSTF es un panel médico independiente que aconseja al gobierno federal.

La parte de "hablar con el médico" es esencial, dijo Hawk, que no participó en el nuevo estudio.

Un factor, dijo, es que la aspirina tiene riesgos, como sangrado estomacal y accidente cerebrovascular (ACV) hemorrágico. Así que las personas deben hablar con el médico sobre esos daños potenciales.

Además, incluso en el grupo de 50 a 69 años de edad, no todo el mundo se beneficia de la aspirina al mismo nivel. El grupo de trabajo recomienda que la aspirina de dosis baja (normalmente 81 miligramos al día) se considere solo para las personas con un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco o ACV en los próximos 10 años.

Yin Cao, investigadora líder del nuevo estudio, se mostró de acuerdo en que las personas no deben comenzar a tomar la aspirina sin hablar con el médico.

Dijo que sus hallazgos "amplían las evidencias en respaldo de la recomendación del USPSTF sobre el cáncer de colon".

Pero la investigación ha sido más contradictoria respecto a los cánceres de mama, próstata y pulmón. Y los nuevos hallazgos no prueban que el uso de la aspirina prevenga esas enfermedades, comentó Cao, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

El estudio incluyó a más de 130,000 profesionales sanitarios de EE. UU. a quienes se siguió durante incluso 32 años. Se les preguntó sobre su uso de aspirina al principio, y de nuevo cada dos años.

Casi 13,000 participantes del estudio murieron de cáncer a lo largo de las próximas décadas. Pero los riesgos fueron algo más bajos entre los que tomaban aspirinas con regularidad, señalaron los autores del estudio.

La mayor diferencia se observó en el cáncer de colon. Los que tomaban aspirinas tenían más o menos un 30 por ciento menos de probabilidades de morir de la enfermedad.

Además, las mujeres que tomaban aspirinas tenían un 11 por ciento menos de probabilidades de fallecer de cáncer de mama, mientras que los hombres mostraron un riesgo un 23 por ciento más bajo de morir de cáncer de próstata y un riesgo un 14 por ciento más bajo de morir de cáncer de pulmón.

Pero Hawk dijo que los hallazgos solo pueden señalar correlaciones. "Siempre es posible que el uso de la aspirina sea un marcador sustituto de un estilo de vida saludable en general", comentó.

Cao dijo que su equipo intentó tomar en cuenta otros factores del estilo de vida y de la salud. Pero concurrió en que los hallazgos no prueban causalidad.

Otro problema es que nadie sabe qué cantidad de aspirina se necesita para observar un beneficio, ni cuánto tiempo tarda en ocurrir, apuntó la Dra. Robin Mendelsohn.

Mendelsohn, que no participó en el nuevo estudio, es gastroenteróloga en el Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York.

"Muchos estudios sobre el cáncer colorrectal indican que se tardan varios años en observar una reducción en los cánceres [con el uso de aspirina]", señaló.

Mendelsohn enfatizó que cualquier decisión sobre comenzar a tomar aspirina a diario "debe ser individualizada y hay que hablarla con el médico".

"Y por supuesto", añadió, "tomar una aspirina no reemplaza las evaluaciones regulares adecuadas según la edad" para el cáncer de colon.

Cao presentó los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), en Washington, D.C. Los resultados se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

 (HealthDay News) -- El ejercicio puede reducir el riesgo de daño cardiaco en los adultos de mediana edad y mayores, incluso en los que son obesos, según un nuevo estudio.

"La asociación protectora de la actividad física contra el daño [cardiaco] podría tener implicaciones para la reducción del riesgo de insuficiencia cardiaca, sobre todo en el grupo de individuos de alto riesgo con peso en exceso", afirmó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) la autora líder, la Dra. Roberta Florido.

Florido es becaria de cardiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Fomentar la actividad física podría ser una estrategia particularmente importante para las reducciones en el riesgo de insuficiencia cardiaca en los grupos de alto riesgo, como los obesos", añadió.

Para medir la influencia de la actividad física en la salud del corazón, los investigadores observaron la experiencia de más de 9,400 personas de 45 a 64 años de edad.

Se agrupó a los participantes según la cantidad de ejercicio que hacían. Las directrices actuales recomiendan al menos 75 minutos a la semana de actividad vigorosa, o 150 minutos o más de actividad entre moderada y vigorosa.

Un nivel más bajo de actividad, llamado "intermedio", se definió como hasta 74 minutos a la semana de actividad vigorosa o hasta 149 minutos de actividad entre moderada y vigorosa.

Según los investigadores, los que no hacían ejercicio eran un 39 por ciento más propensos a presentar daño cardiaco que los que seguían las directrices.

Los que seguían unas rutinas de nivel intermedio tenían un 34 por ciento más de daño cardiaco que sus pares que eran activos completamente.

Los investigadores encontraron indicaciones de que los individuos obesos que participaban en los niveles "recomendados" de actividad tenían unos niveles sanguíneos más bajos de troponina (un indicador clave del daño cardiaco) en comparación con los que no hacían ningún ejercicio.

Florido y sus colaboradores describieron sus hallazgos en la edición del 24 de abril de la revista JACC: Heart Failure.

Un editorial que acompañó al estudio instó a los especialistas a promover unos hábitos saludables, en lugar de simplemente tratar los problemas del corazón una vez se hayan desarrollado.

(HealthDay News) -- Un sueño adecuado no es un lujo, es indispensable. Y para los hombres, podría incluso significar la diferencia entre la vida y la muerte, sugiere un estudio preliminar.

Los investigadores encontraron que los hombres menores de 65 años que dormían solo de tres a cinco horas por noche tenían un 55 por ciento más de probabilidades de desarrollar un cáncer de próstata letal que los que dormían las siete horas recomendadas por noche.

Y seis horas de sueño por noche se vincularon con un riesgo un 29 por ciento más alto de muerte por cáncer de próstata, en comparación con siete horas.

"Si otros estudios lo confirman, estos hallazgos contribuirían a las evidencias que sugieren la importancia de dormir de forma adecuada para una mejor salud", afirmó la autora líder del estudio, Susan Gapstur, vicepresidenta de epidemiología de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Pero se necesita más investigación para comprender mejor los mecanismos biológicos, planteó Gapstur. Por ahora, considera que el estudio es "interesante", pero no lo suficientemente sustancioso como para alarmar a los hombres privados de sueño.

Aún así, los hallazgos contribuyen a las evidencias de que el ciclo natural de sueño y vigilia del cuerpo (los ritmos circadianos) podrían tener un rol en el desarrollo del cáncer de próstata, dijo Gapstur.

Los resultados del estudio provienen de un análisis de datos a largo plazo de más de 823,000 hombres en Estados Unidos. Los hallazgos fueron presentados el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research) en Washington, D.C.

La falta de sueño puede inhibir la producción de melatonina, una hormona que afecta a los ciclos de sueño. Una producción baja de melatonina puede conducir a un aumento en las mutaciones genéticas, un mayor daño oxidativo, una reducción en la reparación del ADN y un sistema inmunitario debilitado, señaló Gapstur en un comunicado de prensa de la asociación.

La falta de sueño también puede contribuir a afectar a genes que tienen que ver con la supresión tumoral, añadió.

No está claro por qué el vínculo entre el sueño limitado y un riesgo más alto de muerte por cáncer de próstata no se observó en los hombres de a partir de 65 años de edad. Pero Gapstur sugirió que el declive natural en los niveles nocturnos de melatonina con la edad podría posiblemente reducir el impacto relativo de la falta de sueño.

La National Sleep Foundation recomienda que los adultos duerman al menos siete horas por noche.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Por MALCOLM RITTER, Associated Press

NUEVA YORK (AP) —

Un enorme catálogo de ADN humano está ayudando a científicos a encontrar diminutas fallas que causan enfermedades, en parte al indicar pistas falsas.

La base de datos, con códigos genéticos de más de 60.000 personas, busca estudiar enfermedades raras que son generalmente causadas por un solo gen defectuoso. La mayoría de esas enfermedades son tan poco comunes que el público en general no ha escuchado de ellas, pero existen miles de esos padecimientos y en total afectan aproximadamente 1% de los nacimientos.

Mayor precisión a la hora de identificar la causa genética de la enfermedad de una persona provee "un beneficio claro y directo a pacientes", dijo el doctor Daniel MacArthur, del Broad Institute en Cambridge, Massachusetts, y el Hospital General de Massachusetts en Boston.

MacArthur es el autor principal de un análisis publicado el miércoles en la revista Nature por los estudiosos que compilaron la base de datos de ADN de más de una veintena de estudios de enfermedades. Fue colocada en la internet en el 2014 y desde entonces ha sido consultada más de 5 millones de veces, dijo.

Para enfermedades raras, los médicos tratan de encontrar la causa genética analizando el ADN del paciente. Pero todo el mundo tiene decenas de miles de ínfimas diferencias del código genético estándar y el objetivo es determinar cuál o cuáles causa la enfermedad de la persona.

Los investigadores a menudo lo hacen por asociación. Si una variación aparece en un paciente, pero no es vista o es extremamente rara en otros, puede ser señalada como causa de enfermedad.

La tarea es conseguir suficiente ADN del público en general. Si la muestra es muy pequeña o no lo suficientemente abarcadora para poblaciones diversas, una variante pudiera ser considerada erróneamente la causa de los problemas de un paciente. Una muestra más abarcadora pudiera mostrar que la variante aparece en personas saludables con suficiente frecuencia como para indicar que claramente no está causando enfermedad.

Las pistas falsas pueden perjudicar al paciente, incluso privándole de atención médica o tratamientos, dijo MacArthur.

Un ejemplo de tal "diagnóstico genético erróneo" fue presentado el miércoles en un estudio no relacionado en la revista New England Journal of Medicine. Se centró en una enfermedad hereditaria llamada cardiomiopatía hipertrófica, que hace más grueso el músculo cardiaco y puede interferir con el bombeo de sangre.

Examinando tres años de historiales de un laboratorio, se encontró que se dijo a siete pacientes que tenían una de dos variantes de ADN vinculadas con el padecimiento. Ambas variantes fueron más tarde reclasificadas como benignas.

Al menos cinco de los pacientes eran de origen africano. Si los estudios originales hubiesen incluido a suficientes afroamericanos en sus muestras, probablemente no habrán alcanzado las conclusiones erróneas, dijeron investigadores de Harvard.

Por JOE REEDY, Associated Press

TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — El primer expendio que puede vender legalmente marihuana medicinal en Florida inició operaciones el martes en Tallahassee, y Dallas Nagy se convirtió en el primer cliente al comparar cápsulas de cannabis que espera disminuyan sus espasmos musculares crónicos y convulsiones.

"¿Dónde está mi material?", bromeó Nagy mientras entregaba 60 dólares al establecimiento después de viajar aproximadamente 320 kilómetros (200 millas) desde su ciudad natal de Hudson, cerca de Tampa, para ir a la ceremonia inaugural del dispensario Trulieve, a la que asistieron varios médicos, intercesores de pacientes y miembros de la prensa.

Trulieve, que obtiene sus plantas de marihuana de su socio Hackney Nursery, recibió licencia para distribuir marihuana medicinal más de dos años después de que fueron aprobadas las ventas por la Legislatura de Florida en un proceso que fue obstaculizado por varias demoras administrativas. El gobierno del estado espera ahora el establecimiento de dispensarios en 19 ciudades durante el próximo año una vez que estén en funcionamiento las seis organizaciones de distribución.

Los doctores pueden recetar marihuana medicinal a sus pacientes para reducir síntomas de cáncer, epilepsia, convulsiones y espasmos musculares crónicos, siempre y cuando ambos estén en un registro estatal. Los pacientes deben tener una relación con su médico durante al menos 90 días antes de recibir una receta.

Dennis Deckerhoff, quien ejerció presión para que fuera legalizada la marihuana medicinal debido a su hijo que sufre de epilepsia no tratable, la llama un momento esplendoroso. "Ahora que está aquí, abierto y tiene medicina, más médicos se van a sumar ahora", comentó.

Hasta ahora, encontrar médicos que receten cannabis en Florida ha sido un reto. Sólo 25 han completado el curso y registro requerido, dijo el Departamento de Salud.

La Conferencia Nacional de Legisladores Estatales lista 25 estados y al Distrito de Columbia que han despenalizado la marihuana medicinal bajo una ley estatal. Florida no es uno de ellos, pero es uno de 18 que tienen leyes de acceso limitado.

(HealthDay News) -- El sentido del olfato de una persona podría ayudar a predecir el riesgo de enfermedad de Alzheimer, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores incluyeron a 183 personas mayores, y 10 tenían una enfermedad de Alzheimer posible o probable, dijeron.

Los voluntarios del estudio fueron evaluados respecto a su capacidad de reconocer, recordar y distinguir entre olores. Esos olores incluían mentol, clavo dulce, cuero, fresa, lila, piña, humo, jabón, uva o limón. Entonces se pidió a los participantes que completaran otra prueba de aromas. La segunda prueba incluía 10 nuevos olores además de los de la prueba original. Las pruebas fueron desarrolladas en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Los participantes también se sometieron a evaluaciones genéticas, de imágenes y de memoria.

Los que tenían un sentido del olfato reducido parecían tener un mayor riesgo de Alzheimer, dijeron los investigadores.

"Hay evidencias crecientes de que la neurodegeneración que subyace a la enfermedad de Alzheimer comienza al menos 10 años antes del inicio de los síntomas en la memoria", señaló en un comunicado de prensa del Hospital General de Massachusetts el investigador principal, el Dr. Mark Albers, del departamento de neurología del hospital.

"El desarrollo de medios digitales, asequibles, accesibles y no invasivos para identificar a los individuos sanos en riesgo es un paso crítico en el desarrollo de terapias que ralenticen o detengan la progresión del Alzheimer", añadió.

Se sabe que los circuitos cerebrales que procesan los olores pueden verse afectados por el Alzheimer, y varios estudios anteriores han mostrado que las personas con la enfermedad tienen una capacidad reducida de identificar olores, apuntaron los investigadores.

Los investigadores del Hospital General de Massachusetts están ahora reclutando voluntarios para un estudio de mayor tamaño con el fin de confirmar los hallazgos.

"Está muy reconocido que es probable que el diagnóstico y la intervención tempranas produzcan la estrategia terapéutica más efectiva para la enfermedad de Alzheimer, previniendo el inicio o la progresión de los síntomas", señaló Albers.

"Si estos resultados se sostienen, este tipo de evaluación barata y no invasiva podría ayudarnos a identificar a los mejores candidatos para las terapias novedosas para prevenir el desarrollo de los síntomas de esta trágica enfermedad", planteó.

Por: Mildred Betancourt, Ph.D.

Consejería Psicológica

Continuando con el tema de los “Los límites y la autoestima” de la semana pasada, es importante también hacer énfasis en las motivaciones.  En ocasiones hacemos lo correcto por las razones equivocadas.  El mejor ejemplo que puedo ofrecer es el siguiente.  Generalmente una persona con una baja autoestima y que no ha establecido límites sanos se expone una y otra vez a ser agredida (ya sea emocionalmente o físicamente).  Luego de un tiempo indeterminado, llena de resentimientos y frustraciones decide tomar acción en contra de su agresor.  Dicha acción va dirigida a protegerse (hacer lo correcto), pero la acción está motivada por el coraje y a dañar al agresor (las razones equivocadas).  Usted podrá decir, “No importa, al menos tomó la decisión.”  Cierto, no obstante siguiendo la línea del tema, una persona con una autoestima saludable busca hacer lo correcto motivada por las intenciones correctas.   Dicho de otra manera, cuando un padre disciplina a su hijo lo hace por amor, no por venganza.  De modo que una persona establece límites partiendo de motivaciones sanas.  Muy a menudo pensamos que para hacer lo correcto (detener a un agresor) tenemos que llegar al punto de odiarlo (motivación negativa).  ¿Por qué no podemos hacer lo correcto (detener a un agresor) partiendo del respeto (las razones correctas)? 

¡Sí! Respeto, y compasión.  No por venganza, reproches, y resentimientos.  El establecer límites y la autoestima están íntimamente ligados.  No podemos establecer límites cuando nuestra manera de valorarnos y de respetarnos está tan empobrecidas.  Repito la pregunta, ¿por qué tenemos que llegar al punto de odiar a alguien para finalmente hacer lo correcto? 

Es aquí donde podemos evaluar cómo me estoy respetando y valorando, y la calidad de los límites que establezco en mis relaciones.  Alguien dijo que “Antes de decirle a alguien ‘te quiero’, tenemos que saber decirnos ‘me quiero’.”  Este debería ser el estándar que utilicemos para establecer límites sanos y motivados por intenciones correctas.  La medida que utilizo para valorarme será la misma medida que le permitiré a otros valorarme.  Esta es la diferencia entre una persona que sabe establecer límites sanos y que disfruta de un autoestima saludable.   

Para comentarios o preguntas puede escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Refrigerio fácil y divertido para después de la escuela:

Creados por Ericka Sanchez, Nibbles y Feasts

Haz que el comienzo del año escolar se disfrute más con Choco-Bananos, una receta divertida y fácil que es perfecta como merienda para después de la escuela. Con solo tres ingredientes y sin tener que utilizr el horno, a tus hijos les encantará ayudarte a preparar esta receta. La mamá y autora del blog, Sanchez de Nibbles & Feasts creó esta receta. Y con tanta bondad y sabor, ¡les encantará a los adultos también!

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo en el congelador: 4 horas:
Tiempo total: 4 horas y 15 minutos
Rinde: 6 choco bananos

Ingredientes:
3 bananas cortadas de forma transversal
6 palitos de madera (o de tipo chupetín)
3/4 taza de chispas de chocolate amargo al 70%
1 taza de cereal Honey Bunches of Oats with Almonds

Preparación:
1. Quítale la piel a las bananas y cortalas por la mitad.  Luego coloca el palito por el lado cortado de cada mitad. Coloca sobre un plato de vidrio o asadera y cubre con una bolsa de plástico. Refrigera durante al menos 4 horas.
2. Agrega el cereal Honey Bunches of Oats with Almonds en un plato hondo o placa.  Presiona ligeramente con la parte inferior de un vaso de vidrio.
3. Derrite las chispas de chocolate a baño María a fuego bajo. Asegúrate de que el agua hirviendo no toque el plato superior. Revuelve suavemente hasta que el chocolate esté completamente fundido. Vierte el chocolate fundido en un vaso más corto que las bananas congeladas.
4. Cubre una bandeja o plato grande con papel de pergamino.
5. Sumerge cada banana congelada en chocolate, dándola vuelta para cubrir en forma pareja e inmediatamente pásala por Honey Bunches of Oats with Almonds. Coloca en una bandeja forrada con papel de pergamino y sirve de inmediato. Puedes también envolver cada choco-banano con una bolsa de plástico y congelar hasta por una semana.

Delicioso refrigerio que le dará diversión a la lonchera de tus hijos:

Creado por Melissa Bailey de HungryFoodLove.Com

¡Son dulces, crujiente y tus hijos querrán llevarlas más de una vez! Estan hechas con almendras lo que le aportará toda la energía que tus hijos necesitan durante el día en la escuela. Además el cereal Cocoa Pebbles le da un sabor a chocolate y hace que sea crujiente, algo que les encanta a los niños. La receta fue creada por la mamá dominicana y autora del blog Melissa Bailey.

Ingredientes:
3 1/2 tazas de Cocoa Pebbles
6 onzas de almendras
1 barra de manteca derretida
6 onzas de dulce de leche
1 taza de mini chispas de chocolate

Preparación:
1. Precalienta el horno a 325 grados F.
2. En una procesadora, coloca 3 tazas de Cocoa Pebbles junto con las almendras hasta obtener una mezcla con trozospequeños (no completamente en polvo)
3. En un recipiente, mezcla el cereal y la mezcla de almendras con la manteca derretida y presiona firme en una asadera forrada con papel de pergamino de aproximadamente 5 x 7 para poder hacer barras de 1/2 de espesor.
4. Calienta el dulce de leche en el microondas un poco menos de un minuto y agregaselo encima de la primera capa de las barras.
5. Cubre con trozitos enteros de Cocoa Pebbles y mini chispas de chocolate, esparciéndolas en forma pareja sobre la parte superior de las barras.
6. Cocina durante 25 minutos
7. Una vez fuera del horno, espera hasta que se enfríe completamente, durante al menos una hora antes de cortar las barras.
8. Rinde aproximadamente 10 a 12 barras según el tamaño