RSS Module

Familia (59)

Las personas que sufren de alergias podrían empezar a estornudar y a presentar una respiración sibilante en otoño, pero hay cosas que pueden hacer para aliviar sus problemas estacionales.

“Si parece que sus síntomas de alergia aparecen cada vez antes cada año que pasa, probablemente usted no se equivoque”, dijo el Dr. Stephen Tilles, presidente del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology, ACAAI).

“El cambio climático podría estar provocando que la temporada de alergia de otoño aparezca antes y sea más larga”, añadió en un comunicado de prensa de la ACAAI. “Además, los días con viento pueden conllevar que los síntomas de alergia aumenten, porque el viento puede transportar el polen de la ambrosía, las hierbas y los árboles, hasta 100 millas (160 km) desde su lugar de origen”.

Tilles dio los siguientes consejos para ayudar a la gente con alergias estacionales a evitar la aparición de los síntomas:

• Tenga un plan por adelantado. Los llamados alérgenos “de otoño” en realidad aparecen a mediados de agosto. Si usted depende de los medicamentos para la alergia, empiece a tomarlos aproximadamente dos semanas antes de que aparezcan los síntomas. También es importante no dejar de tomar los medicamentos para la alergia hasta que los conteos de polen se hayan reducido durante unas dos semanas.

• Minimice el moho. El moho es casi imposible de eliminar. Tiende a crecer donde haya agua, en particular en los sótanos, los baños y cerca de los lavamanos. El moho también aparece en exteriores, incluso en los montones de hojas secas. El mejor modo de limitar el crecimiento de moho es minimizar la humedad. Use ventiladores en el baño y limpie el agua estancada inmediatamente. Limpie el moho
de cualquier superficie y asegúrese de que se mantienen limpias y secas. Mantener la humedad de su hogar por debajo del 60 por ciento y limpiar las alcantarillas de forma rutinaria también es una buena idea.

• Evite el polen. No se debe llevar a casa ni ambrosía ni otros pólenes que desencadenan los síntomas de alergia. Asegúrese de que quitarse los zapatos cuando entre por la puerta. Si usted ha estado en el exterior trabajando, haciendo ejercicioo jugando, dúchese y cámbiese de ropa para quitar todo el polen que se haya pegadoa su pelo o a su cuerpo. Mantenga su  casa y las ventanas de su coche cerradas y use el aire acondicionado, en particular cuando los conteos de polen son altos. Si está trabajando en el patio, piense en llevar guantes y mascarilla de filtrado de clasificación 95 del NIOSH. Las personas que tengan alergias graves quizá deberían evitar las actividades en el exterior por completo.

• Pida ayuda. Un alergólogo ha sido capacitado para identificar sus alérgenos y darle un plan de tratamiento individualizado para usted. Además de la medicación para la alergia, estos médicos pueden proporcionar la inmunoterapia, o inyecciones para la alergia que se dirigen a los desencadenantes específicos en su caso. Esto puede aliviar dramáticamente sus síntomas.

(HealthDay News) -- En la actualidad, se dice a las personas con un riesgo promedio de cáncer de colon que empiecen a hacer las pruebas a los 50 años de edad, pero un nuevo estudio plantea la duda de si sería mejor empezar antes.

Tras examinar a más de 6,000 pacientes que se sometieron a una colonoscopia, los investigadores franceses encontraron que los tumores anómalos en el colon empezaron a aumentar de forma marcada a los 45 años de edad.

Entre los pacientes de 45 a 49 años de edad, el 26 por ciento presentaron unos tumores llamados adenomas, un tipo de pólipo que finalmente podría volverse canceroso. Eso contrastó con el 13 por ciento de los pacientes de 40 a 44 años.

Además, se encontraron los llamados tumores "neoplásicos" en casi el 4 por ciento de los pacientes de 45 a 49 años de edad, frente a apenas el 0.8 por ciento de las personas de principios de la cuarentena. Un neoplasma se refiere a un tumor nuevo y descontrolado de un tejido anómalo, que puede ser canceroso o no.

Según el investigador principal, el Dr. David Karsenti, los hallazgos preliminares plantean que las pruebas del cáncer de colon se hagan antes, y se empiece a los 45 años en lugar de a los 50.

Karsenti es gastroenterólogo en la Clinique de Bercy de Charenton-le-Pont, Francia. El lunes presentó los hallazgos en la reunión de la Unión Europea de Gastroenterología (United European Gastroenterology) en Barcelona, España.

Dijo que basándose en la tasa de neoplasmas entre las personas de 45 a 49 años de edad, retrasar el momento de la evaluación hasta los 50 años podría reducir las probabilidades de algunos pacientes de sobrevivir al cáncer de colon.

Pero un experto de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) dijo que no se pueden extraer conclusiones de los hallazgos.

El Dr. Otis Brawley, director médico de la sociedad oncológica, apuntó a un "problema importante" del estudio: todos los pacientes habían sido referidos a un gastroenterólogo para realizar una colonoscopia, presumiblemente porque presentaban síntomas.

En contraste con eso, la prueba del cáncer de colon, por definición, se hace cuando las personas no presentan síntomas. La idea es detectar el cáncer en un momento inicial o, mejor aún, tumores anómalos que puedan extirparse antes de que tengan la oportunidad de volverse cancerosos.

"Estos hallazgos no van a cambiar lo que recomendamos con respecto a las pruebas de las personas con un riesgo promedio", dijo Brawley.

La sociedad oncológica y otras organizaciones médicas sugieren que las personas con un riesgo promedio de cáncer de color empiecen las pruebas de la enfermedad a los 50 años de edad. Esto se puede hacer de varias formas, como una colonoscopia cada 10 años o una prueba de heces anual.

Esa recomendación, dijo Brawley, se basa en evidencias firmes de que las pruebas a partir de los 50 años de edad reducen el riesgo de fallecer de cáncer de colon. Esas evidencias incluyen los hallazgos de varios ensayos clínicos, que se consideran el "estándar de excelencia" en medicina, dijo.

No hay un respaldo parecido para hacer pruebas de forma rutinaria a las personas más jóvenes, indicó Brawley.

Pero, enfatizó, se aconseja que se realicen las pruebas antes a las personas con un riesgo más alto del promedio del cáncer de colon. Eso incluye a las personas con antecedentes familiares potentes de cáncer de colon.

Según la sociedad oncológica, un antecedente familiar "potente" significa tener un pariente consanguíneo de primer grado al que le hayan diagnosticado un cáncer de colon o adenomas antes de los 60 años de edad, o dos parientes de primer grado a los que se haya diagnosticado a cualquier edad. Un pariente de primer grado es un padre, un hermano o un hijo.

Esas personas, según las directrices, deberían empezar las evaluaciones a los 40 años, o 10 años antes del diagnóstico más temprano dentro de la familia.

Así que es importante, dijo Brawley, que las personas averigüen sus antecedentes familiares para saber si tienen un riesgo promedio o alto.

¿Por qué no simplemente evaluar a las personas más jóvenes, aunque no se haya demostrado que prevenga las muertes por cáncer de colon?

Con cualquier prueba de detección hay riesgos, dijo Brawley. Las pruebas menos invasivas pueden dar resultados "falsos positivos" que lleven a que se realicen pruebas invasivas innecesarias, y las pruebas invasivas tienen un riesgo más alto de daños.

Las colonoscopias tienen un riesgo pequeño de sangrado, de desgarro intestinal y de infecciones, indica la sociedad oncológica. También están los gastos y la desagradable preparación del intestino antes del procedimiento.

Así que antes de someter a las personas a las pruebas de exploración, explicó Brawley, es importante saber si merece la pena.

Una vez dicho eso, las personas más jóvenes desarrollan a veces un cáncer de colon aunque no se sepa que tienen un riesgo alto. Brawley dijo que se necesita más investigación para comprender por qué, y si unos métodos de evaluación distintos serían beneficiosos.

"Necesitamos más estudios sólidos y bien diseñados que examinen el cáncer de colon en las personas más jóvenes", planteó.

En promedio, los estadounidenses tienen entre un 4 y un 5 por ciento de probabilidades de por vida de desarrollar un cáncer de colon, según la sociedad oncológica. Cuando se detecta la enfermedad en un momento temprano, la tasa de supervivencia a 5 años es de aproximadamente un 90 por ciento.

Las investigaciones presentadas en reuniones normalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

(HealthDay News) -- Un número mayor de estadounidenses tienen problemas para dormir bien de noche, encuentra una encuesta nacional sobre la salud.

Y la cantidad de personas que utilizan pastillas para dormir recetadas con el fin de poder descansar sigue en aumento: actualmente, se trata de más o menos un 4 por ciento de los estadounidenses, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), una agencia federal.

Pero, ¿son seguras? ¿Y al menos son efectivas?

Los resultados de estudios realizados sobre los peligros para la salud de las pastillas para dormir varían mucho, desde uno que encontró solo un ligero aumento en el riesgo, a otro que encontró que el riesgo de muerte de los usuarios es tres veces mayor que en las personas que no las toman.

Una investigación publicada en la revista American Journal of Public Health confirma que las sobredosis letales son un problema. También hay que tomar en cuenta posibles efectos secundarios y problemas de dependencia.

Además, según Consumer Reports, las pastillas para dormir quizá ni siquiera ofrezcan los resultados buscados a largo plazo.

Si toma pastillas para dormir, es importante solo usarlas con la aprobación del médico y según sus indicaciones. Si las toma con demasiada frecuencia, en realidad podrían empeorar los problemas para dormir.

¿Cómo puede saber si está abusando de las pastillas para dormir? Estas son algunas señales de advertencia:

  • Toma dosis adicionales para ver si funcionan mejor, o una segunda pastilla en medio de la noche si se despierta.
  • Toma una pastilla para dormir recetada Y TAMBIÉN un sedante sin receta al mismo tiempo.
  • Usa las pastillas para dormir como tratamiento de la ansiedad.
  • Toma pastillas para dormir durante el día o cuando debe estar alerta.
  • Ha tomado una pastilla para dormir cada noche durante más de 7 a 10 días, o varias veces a la semana durante semanas o meses.

Si presenta cualquiera de esas señales de advertencia, ha llegado el momento de hablar con el médico sobre un nuevo plan para tener un sueño de calidad, lo que incluye el ejercicio regular y la terapia cognitiva conductual para aprovechar el poder de la mente.a

(HealthDay News) -- Los trabajadores que hacen turnos de noche con regularidad podrían ser más propensos a aumentar de peso, sugiere un nuevo análisis. El hallazgo implicó un análisis profundo de 28 estudios realizados entre 1999 y 2016. 

Todas las investigaciones exploraron el impacto en la salud del trabajo en turnos, en que se pide de forma regular a los empleados que alternen entre horarios diurnos y nocturnos, o que trabajen exclusivamente de noche.

Se estima que 700 millones de hombres y mujeres de todo el mundo siguen ahora ese patrón de trabajo, lo que representa más o menos un 20 por ciento de la fuerza laboral global, apuntaron los investigadores. 

Y aunque las cifras variaron entre los estudios, el nuevo análisisdeterminó que, en promedio, trabajar el turno de noche de forma rutinaria parece aumentar el riesgo de obesidad o sobrepeso en un 29 por ciento. 

Aunque la revisiónno pudo probar causalidad,unos expertos en nutrición expresaron  poca sorpresa ante el hallazgo. Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington en St. Louis, sugirió que la perturbación del sueño podría ser la principal culpable. 

“Como han demostrado los estudios, y este estudio lo respalda, el cuerpo humano está programado para dormir cuando está oscuro, permitiendo a las hormonas que afectan al hambre y a la saciedad reajustarse para el próximo día”, explicó. 

“Cuando las personas están despiertas en un momento en que deberían estar dormidas, las hormonas relacionadas con el hambre y la saciedad parecen desequilibrarse, lo que resulta en cambios en la alimentación, cambios en el metabolismo y una tendencia acomer más de lo necesario”, dijo Diekman. 

Penny Kris-Etherton, profesora de nutrición en la Universidad Estatal de Pensilvania, se hizo eco de ese punto. “La privación del sueño es un importante factorestresante que se debe evitar todo lo posible”, dijo, y anotó que al trabajar turnos de noche, la gente inevitablemente trabaja contra sus relojes biológicos naturales.

Ni Diekman ni Kris-Etherton participaron en el equipo de la revisión actual, que fue dirigido por M. Sun, de la Facultad JC de Salud Pública y Atención Primaria en la Universidad China de Hong Kong. 

Los investigadores reportaron sus hallazgos en la edición del 4 de octubre de la revista Obesity Reviews. Según la Organización Internacional del Trabajo (International Labour Organization), cualquier horario que requiera que se trabaje entre medianoche y las 5 a.m. se considera como trabajo en turno nocturno.

La revisión reveló que los trabajadores que son asignados al trabajo de noche de forma permanente son particularmente propensos a acumular peso en exceso, en comparación con los que alternan entre turnos diurnos y nocturnos.

El informe también sugirió que mientras más tiempo pasa un trabajador realizando trabajo en el turno de noche, mayor es el riesgo de aumentar de peso. Además, se encontró que el riesgo de obesidad abdominal, en específico, se disparó un 35 por ciento entre los que trabajaban de noche rutinariamente.

Ese hallazgo en particular podría hacer sonar alarmas en la salud pública, dado que hace mucho que la grasa abdominal se asocia con el síndrome metabólico. El síndrome incluye hipertensión, colesterol alto y niveles altos de triglicéridos, y fomenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca, diabetes y accidente cerebrovascular. 

Además, menos de un 3 por ciento de esos trabajadores adaptaban sus horarios de sueño para tomar en cuenta su trabajo nocturno, lo que sugiere que es probable que no durmieran lo suficiente de forma rutinaria.

“Esto [tiene] un impacto en el ritmo circadiano”, dijo Diekman, haciendo referencia al reloj interno natural de 24 horas que tiene todo el mundo. Según la National Sleep Foundation, la vigilia llega de forma natural a su punto más bajo entre las 2. a.m. y las 4 a.m., justo en medio del turno de noche estándar.

Los turnos de noche también son un desafío para la capacidad de un trabajador de acceder a una buena comida y al ejercicio con regularidad, anotó Kris-Etherton. 

Una solución, planteó, es “llevar alimentos y refrigerios saludables al lugar de trabajo para la comida”. La planificación por adelantado es clave, concurrió Diekman. “Preparar los platos por adelantado es una forma fácil de tener mejores opciones”, señaló.

(HealthDay News) -- Un nuevo estudio respalda los análisis genéticos de rutina para la epilepsia en los niños pequeños que sufren de convulsiones.

"La medicina de precisión no significa nada sin un diagnóstico de precisión, y ahora podemos ofrecer diagnósticos de precisión", afirmó la autora líder del estudio, Anne Berg, del Instituto de Investigación Infantil Stanley Manne en el Hospital Pediátrico Lurie, en Chicago.

"Los análisis genéticos se deben incorporar en la evaluación inicial de rutina de los niños pequeños con epilepsia", dijo Berg en un comunicado de prensa del hospital. Mientras antes se realiza un diagnóstico de precisión, antes puede comenzar el niño el tratamiento, señaló.

"Identificar la causa precisa de la epilepsia de un niño lo antes posible nos ayudaría a elegir el tratamiento más efectivo para controlar las convulsiones temprano, algo que es importante para un desarrollo más saludable del cerebro", añadió Berg.

El estudio incluyó información de 775 niños a lo largo de Estados Unidos que desarrollaron convulsiones antes de los 3 años de edad. Las pruebas mostraron que un 40 por ciento de ellos tenían unos factores genéticos específicos que provocaban la epilepsia.

Los análisis genéticos también ofrecieron un diagnóstico en un 25 por ciento de los pacientes que tenían epilepsia sin una causa por lo demás conocida, mostraron los hallazgos.

Además, los investigadores encontraron que no todos los análisis genéticos para la epilepsia son igual de efectivos. Un análisis llamado micromatriz de cromosomas, que se usa con más frecuencia para evaluar las convulsiones, no es tan bueno como unos análisis de secuenciación genética más precisos, según el informe

"Podemos pensar que revisar errores en el ADN es como revisar un libro", dijo Berg.

"La micromatriz de cromosomas busca errores a grandes rasgos, por ejemplo si faltan un par de capítulos. Con la tecnología de secuenciación genética, buscamos errores de escritura muy específicos. Un minúsculo error puede tener un impacto devastador en un niño", explicó.

Obtener un diagnóstico preciso mediante la secuenciación genética también podría librar a los niños de tener que someterse a otras pruebas, dijo Berg.

Además, podría ayudar a evitar problemas potenciales con los medicamentos.

"Esta información genética también podría ayudar a identificar qué fármacos podrían ayudar y cuáles evitar. El mismo medicamento podría detener las convulsiones en un niño y provocarlas en otro según el gen afectado y la forma en que esté afectado. Ese nivel de información genética es extremadamente valioso", aseguró Berg.

"Esto podría cambiarlo todo en el diagnóstico de la epilepsia, y podría hacer que la medicina de precisión se convierta en parte de la práctica clínica estándar", planteó.

(HealthDay News) -- Si elije un vaso de agua en lugar de una cerveza o un refresco endulzado con azúcar al menos una vez al día puede reducir su riesgo de obesidad, según un estudio reciente.

Los investigadores siguieron a casi 16,000 adultos en España durante un promedio de 8.5 años. Ninguno tenía obesidad al inicio del estudio. Durante el estudio, casi 900 participantes llegaron a ser obesos.

El estudio encontró que beber un vaso de agua en lugar de una cerveza cada día redujo el riesgo de obesidad en un 20 por ciento. Cambiar un refresco endulzado con azúcar por agua cada día se asoció con un riesgo un 15 por ciento más bajo de volverse obeso.

Los que sustituyeron la cerveza por el agua también experimentaron un ligero descenso en el peso promedio de 0.7 libras (más o menos un tercio de kilo) a lo largo de 4 años.

El estudio no puede demostrar una relación causal directa, pero los investigadores intentaron tener en cuenta otros factores que podrían afectar al riesgo, como la edad, los antecedentes familiares de obesidad y los niveles de actividad física.

Los investigadores también encontraron que reemplazar otro tipo de bebidas con agua no redujo el riesgo de obesidad. Las otras bebidas incluían: la leche entera, la leche semidesnatada, la leche desnatada, el vino, licores, refrescos de dieta, el café, el jugo de naranja y otros jugos.

Se necesitan más estudios "basados en intervenciones reales para confirmar estos posibles efectos. Dado que la obesidad conlleva un riesgo más alto de desarrollo de otras enfermedades como la diabetes o la enfermedad cardiovascular, los posibles efectos de sustituir estas bebidas por el agua es un objetivo importante a tener en cuenta en la investigación futura sobre la salud pública", afirmaron los autores del estudio.

El equipo de estudio fue dirigido por Ujué Fresán, del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona.

(HealthDay News) -- Perder peso se reduce a un cálculo sencillo: coma menos calorías que las que queme.

A continuación tiene un buen modo para conseguirlo sin pasar hambre.

Cambie los alimentos ricos en calorías por opciones con pocas calorías para reducir las calorías sin reducir los tamaños de las porciones. Los productos lácteos son un buen lugar por el que empezar, según el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Si todavía usa leche entera y crema, haga cambios graduales a versiones con menos grasa. Empiece por cambiar la leche entera por leche al 2 por ciento para el café, los cereales y en las recetas. Luego pase a la leche al 1 por ciento y, finalmente, sin grasa o desnatada. Puede hacer cambios parecidos en otros productos lácteos, como el yogur y el requesón.

Mezcle la fruta fresca o unas pocas gotas de extracto de vainilla en un yogur griego natural sin grasa para hacerle olvidar las opciones con más calorías. Los yogures regulares le proporcionan el doble de proteína sin el azúcar y las calorías adicionales de las variedades con sabores.

¿Tiene ganas de comer queso? Elija tipos que son naturalmente más bajos en grasa, como el feta, las tiras de queso, el queso de cabra o el requesón. Pruebe también las versiones con menos grasa de sus favoritos, como el cheddar.

La leche es una gran fuente de proteína y otros nutrientes (como el calcio) necesarios para la salud ósea. Y normalmente está fortificada con vitamina D, esencial para maximizar ese calcio.

¿La moraleja? Siga consumiendo lácteos, pero sin grasa.

 (HealthDay News) -- El ejercicio puede reducir el riesgo de daño cardiaco en los adultos de mediana edad y mayores, incluso en los que son obesos, según un nuevo estudio.

"La asociación protectora de la actividad física contra el daño [cardiaco] podría tener implicaciones para la reducción del riesgo de insuficiencia cardiaca, sobre todo en el grupo de individuos de alto riesgo con peso en exceso", afirmó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) la autora líder, la Dra. Roberta Florido.

Florido es becaria de cardiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Fomentar la actividad física podría ser una estrategia particularmente importante para las reducciones en el riesgo de insuficiencia cardiaca en los grupos de alto riesgo, como los obesos", añadió.

Para medir la influencia de la actividad física en la salud del corazón, los investigadores observaron la experiencia de más de 9,400 personas de 45 a 64 años de edad.

Se agrupó a los participantes según la cantidad de ejercicio que hacían. Las directrices actuales recomiendan al menos 75 minutos a la semana de actividad vigorosa, o 150 minutos o más de actividad entre moderada y vigorosa.

Un nivel más bajo de actividad, llamado "intermedio", se definió como hasta 74 minutos a la semana de actividad vigorosa o hasta 149 minutos de actividad entre moderada y vigorosa.

Según los investigadores, los que no hacían ejercicio eran un 39 por ciento más propensos a presentar daño cardiaco que los que seguían las directrices.

Los que seguían unas rutinas de nivel intermedio tenían un 34 por ciento más de daño cardiaco que sus pares que eran activos completamente.

Los investigadores encontraron indicaciones de que los individuos obesos que participaban en los niveles "recomendados" de actividad tenían unos niveles sanguíneos más bajos de troponina (un indicador clave del daño cardiaco) en comparación con los que no hacían ningún ejercicio.

Florido y sus colaboradores describieron sus hallazgos en la edición del 24 de abril de la revista JACC: Heart Failure.

Un editorial que acompañó al estudio instó a los especialistas a promover unos hábitos saludables, en lugar de simplemente tratar los problemas del corazón una vez se hayan desarrollado.

(HealthDay News) -- Un sueño adecuado no es un lujo, es indispensable. Y para los hombres, podría incluso significar la diferencia entre la vida y la muerte, sugiere un estudio preliminar.

Los investigadores encontraron que los hombres menores de 65 años que dormían solo de tres a cinco horas por noche tenían un 55 por ciento más de probabilidades de desarrollar un cáncer de próstata letal que los que dormían las siete horas recomendadas por noche.

Y seis horas de sueño por noche se vincularon con un riesgo un 29 por ciento más alto de muerte por cáncer de próstata, en comparación con siete horas.

"Si otros estudios lo confirman, estos hallazgos contribuirían a las evidencias que sugieren la importancia de dormir de forma adecuada para una mejor salud", afirmó la autora líder del estudio, Susan Gapstur, vicepresidenta de epidemiología de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Pero se necesita más investigación para comprender mejor los mecanismos biológicos, planteó Gapstur. Por ahora, considera que el estudio es "interesante", pero no lo suficientemente sustancioso como para alarmar a los hombres privados de sueño.

Aún así, los hallazgos contribuyen a las evidencias de que el ciclo natural de sueño y vigilia del cuerpo (los ritmos circadianos) podrían tener un rol en el desarrollo del cáncer de próstata, dijo Gapstur.

Los resultados del estudio provienen de un análisis de datos a largo plazo de más de 823,000 hombres en Estados Unidos. Los hallazgos fueron presentados el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research) en Washington, D.C.

La falta de sueño puede inhibir la producción de melatonina, una hormona que afecta a los ciclos de sueño. Una producción baja de melatonina puede conducir a un aumento en las mutaciones genéticas, un mayor daño oxidativo, una reducción en la reparación del ADN y un sistema inmunitario debilitado, señaló Gapstur en un comunicado de prensa de la asociación.

La falta de sueño también puede contribuir a afectar a genes que tienen que ver con la supresión tumoral, añadió.

No está claro por qué el vínculo entre el sueño limitado y un riesgo más alto de muerte por cáncer de próstata no se observó en los hombres de a partir de 65 años de edad. Pero Gapstur sugirió que el declive natural en los niveles nocturnos de melatonina con la edad podría posiblemente reducir el impacto relativo de la falta de sueño.

La National Sleep Foundation recomienda que los adultos duerman al menos siete horas por noche.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

(HealthDay News) -- La primavera puede ser muy molesta para los que sufren de alergias, pero hay varias formas de aliviar el malestar, según un experto médico.

"Las alergias afectan a millones de personas en EE. UU., y aunque no hay modo de evitar del todo las sustancias irritantes como el polen, hay algunas soluciones sencillas para mitigar las reacciones alérgicas", dijo el Dr. Joseph Cooke.

Cooke es presidente del departamento de medicina del Hospital Presbiteriano de Nueva York en Queens.

En primavera, los árboles y las plantas liberan polen al aire para fertilizar a las otras plantas. Este polen puede entrar en sus fosas nasales y desencadenar una respuesta inmunitaria, explicó.

"Cuando el invierno está dejando paso a la primavera, a veces tiene sentido quedarse en interiores", comentó Cooke en un comunicado de prensa del hospital.

"Las personas que sufren de alergias deberían prestar atención al índice de polen, usar aspiradoras diseñadas para atrapar mejor las sustancias irritantes habituales, y cerrar las ventanas cuando el nivel de polen sea alto", aconsejó Cooke.

Las agencias del tiempo o de noticias informan regularmente sobre los niveles de polen, así que cree el hábito de comprobar los niveles de polen a diario, planteó. Cuando el nivel de polen es alto, intente limitar el tiempo que pasa afuera.

Tenga cuidado con los remedios herbales o naturales, que en realidad podrían ser perjudiciales, añadió Cooke.

Los médicos de la División de Alergia e Inmunología del hospital ofrecen estas sugerencias para minimizar el malestar de las alergias:

  • Use una aspiradora con un filtro HEPA que le ayude a retirar el polen y otras sustancias irritantes en interiores y reducir las probabilidades de respirarlas.
  • Cuando los niveles de polen sean altos, cierre las ventanas y piense en encender el aire acondicionado. También, cambie los filtros de aire y de calefacción de su casa con regularidad.
  • Durante la temporada de alergias, dúchese con frecuencia y lave la ropa de forma regular. El polen puede quedarse pegado en su pelo, en la ropa y en su cuerpo.
  • Tome los antihistamínicos dos horas antes de pasar mucho tiempo fuera de casa. Intente no salir al exterior al mediodía, cuando los niveles de polen son máximos.
  • Limpie sus fosas nasales con una solución salina para reducir la congestión y el goteo.
Página 1 de 5