Los límites y la autoestima, Cont.

Por: Mildred Betancourt, Ph.D.

Consejería Psicológica

Continuando con el tema de los “Los límites y la autoestima” de la semana pasada, es importante también hacer énfasis en las motivaciones.  En ocasiones hacemos lo correcto por las razones equivocadas.  El mejor ejemplo que puedo ofrecer es el siguiente.  Generalmente una persona con una baja autoestima y que no ha establecido límites sanos se expone una y otra vez a ser agredida (ya sea emocionalmente o físicamente).  Luego de un tiempo indeterminado, llena de resentimientos y frustraciones decide tomar acción en contra de su agresor.  Dicha acción va dirigida a protegerse (hacer lo correcto), pero la acción está motivada por el coraje y a dañar al agresor (las razones equivocadas).  Usted podrá decir, “No importa, al menos tomó la decisión.”  Cierto, no obstante siguiendo la línea del tema, una persona con una autoestima saludable busca hacer lo correcto motivada por las intenciones correctas.   Dicho de otra manera, cuando un padre disciplina a su hijo lo hace por amor, no por venganza.  De modo que una persona establece límites partiendo de motivaciones sanas.  Muy a menudo pensamos que para hacer lo correcto (detener a un agresor) tenemos que llegar al punto de odiarlo (motivación negativa).  ¿Por qué no podemos hacer lo correcto (detener a un agresor) partiendo del respeto (las razones correctas)? 

¡Sí! Respeto, y compasión.  No por venganza, reproches, y resentimientos.  El establecer límites y la autoestima están íntimamente ligados.  No podemos establecer límites cuando nuestra manera de valorarnos y de respetarnos está tan empobrecidas.  Repito la pregunta, ¿por qué tenemos que llegar al punto de odiar a alguien para finalmente hacer lo correcto? 

Es aquí donde podemos evaluar cómo me estoy respetando y valorando, y la calidad de los límites que establezco en mis relaciones.  Alguien dijo que “Antes de decirle a alguien ‘te quiero’, tenemos que saber decirnos ‘me quiero’.”  Este debería ser el estándar que utilicemos para establecer límites sanos y motivados por intenciones correctas.  La medida que utilizo para valorarme será la misma medida que le permitiré a otros valorarme.  Esta es la diferencia entre una persona que sabe establecer límites sanos y que disfruta de un autoestima saludable.   

Para comentarios o preguntas puede escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments