(HealthDay News) -- Las madres embarazadas con apnea del sueño podrían tener un riesgo más alto de complicaciones del embarazo, estadías hospitalarias más prolongadas y admisión a la UCI que las que no sufren del trastorno del sueño, sugiere un estudio reciente.

El estudio de más de 1.5 millones de mujeres de EE. UU. encontró que la apnea del sueño estaba vinculada con unas probabilidades significativamente más altas de problemas como la insuficiencia cardiaca, la histerectomía, la preeclampsia y la diabetes gestacional.

Los hallazgos podrían sorprender incluso a los médicos, apuntó la autora líder del estudio, la Dra. Ghada Bourjeily.

"Cuando las personas piensan en la apnea obstructiva del sueño, por lo general piensan en hombres mayores", dijo Bourjeily, profesora asociada de medicina en la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island.

Es verdad que los hombres son más propensos a desarrollar la afección, pero los cambios fisiológicos del embarazo podrían también provocar apnea del sueño, dijeron los investigadores en las notas de respaldo. Pero con frecuencia no se diagnostica.

Las personas con la afección sufren de interrupciones de la respiración durante el sueño, a veces cientos de veces por noche, lo que priva al cerebro y a otras partes del cuerpo de oxígeno.

El riesgo de la afección aumenta con la edad y el peso. Más o menos la mitad de las personas con apnea tienen sobrepeso, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

El estudio "abre la puerta a una forma de mejorar potencialmente la salud materna e infantil", planteó la Dra. Jill Rabin, jefa conjunta de atención ambulatoria en los programas de salud de las mujeres de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

Rabin, que no participó en el estudio, dijo que el vínculo tiene sentido.

"Si una mujer no recibe suficiente oxígeno" eso podría ayudar a explicar afecciones de salud como la enfermedad cardiaca, dijo.

En el estudio, los investigadores analizaron los expedientes de embarazos de 2010 a 2014 de una base de datos nacional de más de 1.5 millones de mujeres. Menos del 1 por ciento habían sido diagnosticadas con apnea del sueño, dijeron.

Tras tomar en cuenta la obesidad y otros factores de riesgo, los investigadores encontraron que las mujeres con apnea del sueño tenían casi tres veces más probabilidades de ser admitidas a la UCI que las que no tenían la afección. Y sus estadías en el hospital tuvieron una duración promedio de cinco días, en lugar de tres.

Las mujeres con apnea del sueño también tenían más de cinco veces más probabilidades de sufrir de inflamación de los pulmones (edema pulmonar), y más o menos 3.6 veces más probabilidades de presentar insuficiencia cardiaca congestiva. Además, esas mujeres tenían el doble de probabilidades de necesitar una histerectomía, encontró el estudio.

"No podemos afirmar que la apnea del sueño esté provocando esas asociaciones, así que debemos tener cuidado al interpretar esto, pero sin duda está asociado", dijo Bourjeily.

No había información disponible sobre si la afección se trató o no, y Bourjeily reconoció que esa es una limitación del estudio.

Ahora, los investigadores están explorando qué podría explicar los vínculos entre la apnea del sueño y las complicaciones del embarazo, y si el tratamiento puede mejorar los resultados.

¿Cuál es el consejo de los expertos? Intente alcanzar un peso sano antes de quedar embarazada, sugirió Bourjeily. Es posible que eso reduzca los riesgos de complicaciones.

"La obesidad en sí es un factor de riesgo de la apnea del sueño", señaló.

Rabin comentó que si una mujer está embarazada y su pareja le dice que ronca, se lo debe mencionar al médico. "Quizá valga la pena indagar", dijo Rabin. Apuntó que remitiría a una paciente de la que sospechara que tiene apnea del sueño a un especialista del sueño o a un especialista pulmonar.

Un dispositivo respiratorio llamado PPCVR (presión positiva continua en las vías respiratorias) y otros tratamientos pueden ayudar a los pacientes a dormir mejor, según Bourjeily. Cuando el sueño mejora, lo mismo sucede con la calidad de vida, afirmó.

Bourjeily presentó los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society) en Washington, D.C. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

El parto en casa es una opción para algunas mujeres, pero no para todas

¿Puede una aspirina diaria de dosis baja reducir el riesgo de morir de cáncer?

Muchas mujeres con trastornos de la alimentación sí se recuperan

Nuevo medicamento contra el cáncer de mama avanzado

Vinculan una vez más la migraña y el riesgo de ataque cerebral

La cirugía para perder peso resulta más beneficiosa para el corazón en las mujeres

Prueban nuevo medicamento para la depresión postparto

Agresión sexual: Parkland puede ayudar

Los límites y la autoestima