Salud mental al alcance de todos

Por Carolina Guzmán Rincón

Mildrel Betancourt Sanjurjo, es una psicóloga puertorriqueña que vive en Dallas desde hace 5 años. Llegó de la isla para trabajar con el Centro de apoyo para la familia de la ciudad de Irving (Irving Family Advocacy Center), mismo que está bajo la supervisión del departamento de policía de esa ciudad.

Graduada de la Universidad Interamericana de San Juan, Puerto Rico, esta boricua porta una maestría en Consejería Psicológica y, al hablar con ella, queda al descubierto la pasión que tiene por su labor, no sólo entre las cuatro paredes del centro, sino socialmente.

Madre de dos y abuela de cuatro, esta profesional se ha empeñado en educar, no solo a las familias o víctimas del crimen que atiende en su trabajo, sino a todo aquel que lo necesite. Es por ello que Betancourt se suma al equipo de este medio de comunicación para escribir sobre los diferentes temas que abarca la salud mental.

“Nosotros en el centro trabajamos con familias, individuos, parejas, grupos, niños. Nuestra principal labor, depen-

diendo del por qué llegan aquí con nosotros, es determinar cuál es el problema y ubicarlos, una vez que ellos saben qué les sucede, entonces los tratamos y los educamos”, expresa Betancourt.

Según la profesional, quien llegó a Irving en el 2010, uno de los principales problemas de las personas que solicitan ayuda en el centro tiene que ver con violencia intrafamiliar, el segundo en la lista son las personas que sufren de algún trauma.

Para Betancourt, la salud mental es parte fundamental del bienestar integral de la persona. Una de las principales áreas que trabaja esta rama de la psicología son las emociones.

“Los seres humanos necesitamos conocernos, saber qué son las emociones y aprender a manejarlas. Aquí estamos enfocados, entre otras cosas, a que la gente que llega por un motivo u otro, reciba las herramientas adecuadas para regular las emociones negativas”, detalló.

Betancourt asegura que la mayoría de las personas que atiende son referidas por el departamento de policía, de ahí que mayormente reciba pacientes víctimas de violencia doméstica, abuso sexual, víctimas colaterales y víctimas del crimen.

Entre las herramientas que ofrecen en el centro están la consejería individual, de grupo y clases específicas sobre los temas que la persona o familia necesita para superar la crisis emocional en la que se encuentra.

Los servicios del Centro de apoyo para la familia de la ciudad de Irving es auspiciado por la alcaldía de esta ciudad y solo se ofrece a los residentes de esta urbe. Sin embargo, hay ciertas excepciones. Por ejemplo una persona que haya sido víctima del crimen en esta ciudad puede recibir los servicios, o si uno de sus hijos atiende una escuela de la ciudad también podría ser recipiente de esta ayuda. Otro caso es que la persona trabaje en la ciudad.

El Centro (Irving Family Advocacy Center) está ubicado en el 600 W. Pioneer Drive Irving, TX 75061. Para mayor información comuníquese al 972-721-6555.

Betancourt estará ofreciendo su conocimiento y herramientas a través de reportajes sobre temas relacionados con la salud mental. Espérela cada semana en nuestra edición de El Heraldo News.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments

Balfour Beatty

Parkland Hospital