Demandan para evitar que NY borre datos de identificaciones

NUEVA YORK (AP) — Dos políticos estatales interpusieron el lunes una demanda con el fin de impedir que la ciudad de Nueva York destruya los registros personales relacionados a las credenciales de identificación emitidas por el municipio y que son usadas por inmigrantes, una acción que la ciudad ha considerado para evitar que esos datos se conviertan en una herramienta de deportación para el nuevo gobierno federal republicano.

La demanda se presenta antes del plazo del 31 de diciembre para que la ciudad decida si borrará las copias de pasaportes, actas de nacimiento, registros académicos y otros documentos presentados por más de 900.000 poseedores de credenciales IDNYC.

La fecha fue incluida en el programa desde su inicio en 2014, en parte debido a la preocupación sobre la posible elección de un presidente republicano como es el caso del mandatario electo Donald Trump, cuyas promesas de campaña incluyen la deportación de millones de personas que están ilegalmente en Estados Unidos.

Los miembros republicanos de la Asamblea estatal Ron Castorina y Nicole Malliotakis indicaron en su demanda que destruir registros gubernamentales "debido a los resultados de una elección federal va en contra de los ideales de Estados Unidos y no tiene fundamentos legales".

Los legisladores, ambos de Staten Island, arguyen que la información podría ayudar a rastrear a los poseedores de las credenciales en caso de que cometan algún delito o que obtengan identificaciones municipales bajo identidades fraudulentas, tal vez con propósitos nefastos.

"Como funcionarios electos, tenemos el deber de proteger a nuestros votantes de las acciones ilegales del gobierno que pongan en riesgo su seguridad", dijo Malliotakis por medio de un comunicado.

Castorina dijo que quedó sorprendido de que los autores del programa "jugaran a la política" con los datos.

Cuestionado el lunes respecto a la demanda, el alcalde demócrata, Bill de Blasio, señaló que las autoridades de la ciudad "no nos permitiremos ser parte de una situación en la que esos registros sean entregados al gobierno federal".

"El motivo por el que la gente estuvo dispuesta a confiar en nosotros es porque fuimos muy claros en que jamás habría una situación que derivara en su deportación, y vamos a cumplir ese compromiso", aseguró.

Sin embargo, las autoridades no han tomado una decisión sobre conservar los registros.

El programa de identificaciones municipales comenzó en 2007 en New Haven, Connecticut, y se ha expandido a unas 10 ciudades, incluyendo Los Ángeles y San Francisco.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments