Real Madrid y Sevilla se enfrentaron este miércoles en el estadio Santiago Bernabéu, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey que se decantó claramente para los madrileños, con un resultado de 3-0.

En un gesto que demuestra que LaLiga es el gran objetivo de la temporada, Zidane decidió prescindir de CristianoRonaldo con el fin de darle descanso para este encuentro en el que el francés tampoco contó con Sergio Ramos, Gareth Bale y Benzema.

Si dio Zidane una oportunidad a James Rodríguez , sacándolo de inicio, tras acabar el año dejando su futuro en el club en el aire, y el colombiano lo aprovechó, marcando dos de los goles de los merengues. Varane fue el autor del otro tanto del Real Madrid.

James y otro nutrido grupo de jugadores demostraron que el técnico francés puede contar con ellos y que ofrecen garantías plenas, guiados por la batuta del alemán Toni Kroos y el croata Luka Modric.

Kiko Casilla , el portero de la Copa, también volvió a mostrar su valía y fue clave cuando el Sevilla comenzó a despertar y a mostrar que quería regresar al partido. El meta catalán se encargó de impedir el despertar del equipo de Sampaoli al abortar dos claras llegadas de Correa y de Vitolo.

Por su parte, el Sevilla, que llegaba al encuentro tercero en la de LaLiga Santander después de dos solventes triunfos ante el Celta (0-3) y Málaga (4-1), se llevó un severo castigo sobre el terreno de juego, en un partido en el que salió perjudiado por las decisiones del árbitro Mateu Lahoz , con un protestado penalti sobre Modric.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments