¿Puede una aspirina diaria de dosis baja reducir el riesgo de morir de cáncer?

(HealthDay News) -- Millones de estadounidenses toman una aspirina de dosis baja cada día para la salud cardiaca. Al hacerlo, quizá también estén reduciendo ligeramente su riesgo de morir de varios tipos de cáncer, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

Los investigadores encontraron que entre más de 130,000 adultos de EE. UU., los que tomaban aspirinas de forma regular tenían entre un 7 y un 11 por ciento menos de probabilidades de morir de cáncer a lo largo de las próximas décadas.

Los riesgos de morir de cáncer de colon, de mama y de próstata, y (entre los hombres) de cáncer de pulmón eran más bajos para las personas que tomaban aspirinas con regularidad, en comparación con los que no las tomaban, mostraron los hallazgos.

Los hallazgos amplían las evidencias de que la aspirina tiene capacidades para combatir al cáncer, dijeron los investigadores. Pero también enfatizaron que las personas no deben comenzar a tomar aspirina a diario con la esperanza de evitar el cáncer.

Hay evidencias firmes, a partir de la investigación en general, de que la aspirina de dosis baja podría reducir el riesgo de cáncer de colon, comentó el Dr. Ernest Hawk, profesor en el Centro Oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) ya recomienda que ciertos adultos mayores piensen en tomar una aspirina de dosis baja para controlar el riesgo de cáncer de colon, y también de enfermedad cardiaca.

De forma específica, el grupo de trabajo sugiere que las personas de 50 a 69 años de edad hablen con el médico sobre si los beneficios de una aspirina al día superan a los riesgos. El USPSTF es un panel médico independiente que aconseja al gobierno federal.

La parte de "hablar con el médico" es esencial, dijo Hawk, que no participó en el nuevo estudio.

Un factor, dijo, es que la aspirina tiene riesgos, como sangrado estomacal y accidente cerebrovascular (ACV) hemorrágico. Así que las personas deben hablar con el médico sobre esos daños potenciales.

Además, incluso en el grupo de 50 a 69 años de edad, no todo el mundo se beneficia de la aspirina al mismo nivel. El grupo de trabajo recomienda que la aspirina de dosis baja (normalmente 81 miligramos al día) se considere solo para las personas con un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco o ACV en los próximos 10 años.

Yin Cao, investigadora líder del nuevo estudio, se mostró de acuerdo en que las personas no deben comenzar a tomar la aspirina sin hablar con el médico.

Dijo que sus hallazgos "amplían las evidencias en respaldo de la recomendación del USPSTF sobre el cáncer de colon".

Pero la investigación ha sido más contradictoria respecto a los cánceres de mama, próstata y pulmón. Y los nuevos hallazgos no prueban que el uso de la aspirina prevenga esas enfermedades, comentó Cao, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

El estudio incluyó a más de 130,000 profesionales sanitarios de EE. UU. a quienes se siguió durante incluso 32 años. Se les preguntó sobre su uso de aspirina al principio, y de nuevo cada dos años.

Casi 13,000 participantes del estudio murieron de cáncer a lo largo de las próximas décadas. Pero los riesgos fueron algo más bajos entre los que tomaban aspirinas con regularidad, señalaron los autores del estudio.

La mayor diferencia se observó en el cáncer de colon. Los que tomaban aspirinas tenían más o menos un 30 por ciento menos de probabilidades de morir de la enfermedad.

Además, las mujeres que tomaban aspirinas tenían un 11 por ciento menos de probabilidades de fallecer de cáncer de mama, mientras que los hombres mostraron un riesgo un 23 por ciento más bajo de morir de cáncer de próstata y un riesgo un 14 por ciento más bajo de morir de cáncer de pulmón.

Pero Hawk dijo que los hallazgos solo pueden señalar correlaciones. "Siempre es posible que el uso de la aspirina sea un marcador sustituto de un estilo de vida saludable en general", comentó.

Cao dijo que su equipo intentó tomar en cuenta otros factores del estilo de vida y de la salud. Pero concurrió en que los hallazgos no prueban causalidad.

Otro problema es que nadie sabe qué cantidad de aspirina se necesita para observar un beneficio, ni cuánto tiempo tarda en ocurrir, apuntó la Dra. Robin Mendelsohn.

Mendelsohn, que no participó en el nuevo estudio, es gastroenteróloga en el Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York.

"Muchos estudios sobre el cáncer colorrectal indican que se tardan varios años en observar una reducción en los cánceres [con el uso de aspirina]", señaló.

Mendelsohn enfatizó que cualquier decisión sobre comenzar a tomar aspirina a diario "debe ser individualizada y hay que hablarla con el médico".

"Y por supuesto", añadió, "tomar una aspirina no reemplaza las evaluaciones regulares adecuadas según la edad" para el cáncer de colon.

Cao presentó los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), en Washington, D.C. Los resultados se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments