Para perder peso, empiece por hacer cambios en los productos lácteos

(HealthDay News) -- Perder peso se reduce a un cálculo sencillo: coma menos calorías que las que queme.

A continuación tiene un buen modo para conseguirlo sin pasar hambre.

Cambie los alimentos ricos en calorías por opciones con pocas calorías para reducir las calorías sin reducir los tamaños de las porciones. Los productos lácteos son un buen lugar por el que empezar, según el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Si todavía usa leche entera y crema, haga cambios graduales a versiones con menos grasa. Empiece por cambiar la leche entera por leche al 2 por ciento para el café, los cereales y en las recetas. Luego pase a la leche al 1 por ciento y, finalmente, sin grasa o desnatada. Puede hacer cambios parecidos en otros productos lácteos, como el yogur y el requesón.

Mezcle la fruta fresca o unas pocas gotas de extracto de vainilla en un yogur griego natural sin grasa para hacerle olvidar las opciones con más calorías. Los yogures regulares le proporcionan el doble de proteína sin el azúcar y las calorías adicionales de las variedades con sabores.

¿Tiene ganas de comer queso? Elija tipos que son naturalmente más bajos en grasa, como el feta, las tiras de queso, el queso de cabra o el requesón. Pruebe también las versiones con menos grasa de sus favoritos, como el cheddar.

La leche es una gran fuente de proteína y otros nutrientes (como el calcio) necesarios para la salud ósea. Y normalmente está fortificada con vitamina D, esencial para maximizar ese calcio.

¿La moraleja? Siga consumiendo lácteos, pero sin grasa.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments