RSS Module

Nacional (168)

Washington

Los incidentes de crímenes de odio en Estados Unidos disminuyeron a cinco mil 479 en 2014 con respecto a los cinco mil 928 registrados el año anterior, reveló hoy un reporte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Del total de incidentes, el 47 por ciento correspondieron a prejuicios raciales, en la misma proporción (18.6 por ciento) a prejuicios religiosos y en contra de la orientación sexual, en tanto el 11.9 por ciento se atribuyeron opiniones sesgadas referentes a la etnicidad.

Los incidentes de crímenes de odio originados por prejuicios contra la identidad de género, las discapacidades y el género, no llegaron al dos por ciento de incidencia.

El FBI señaló que el total de incidentes de crímenes de odio involucró seis mil 418 ofensas criminales que dejaron seis mil 727 víctimas.

Según el reporte, el 63.1 por ciento fueron crímenes en contra de las personas, principalmente intimidación y asalto. El 36 por ciento fueron atentados contra la propiedad y el resto fueron crímenes contra la sociedad como prostitución y drogas.

La dependencia indicó que a fin de incrementar la exactitud de los reportes en este tipo de acciones criminales el Departamento de Justicia y el propio FBI ofrecieron desde abril de este año sesiones de entrenamiento a las agencias de aplicación de la ley y grupos comunitarios.

Añadió que el año próximo las estadísticas aumentarán la información sobre crímenes de odio por prejuicios religiosos y en la categoría de raza-etnicidad se incluirán sentimientos anti-árabes porque ya se están recolectando esos datos.

 

Nueve estados de Estados Unidos se niegan a recibir a refugiados sirios tras los atentados cometidos  en París, anunciaron sus gobernadores, todos del Partido Republicano.

Los estados que se niegan a acoger refugiados sirios son Alabama, Arkansas, Illinois, Indiana, Louisiana, Michigan, Mississippi, Massachusetts y Texas.

Los gobernadores anunciaron su negativa después de hallarse un pasaporte en uno de los lugares de los atentados de París que estaba a nombre de un ciudadano sirio, aunque no hay certeza de que perteneciera realmente a la persona junto a la que fue encontrado.

Según informaciones periodísticas, uno de los sospechosos de los ataques podría haber llegado a París tras cruzar Serbia y Croacia como refugiado.

El pasado 10 de septiembre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó a su Gobierno que inicie los preparativos para poder acoger al menos a 10 mil refugiados sirios durante el nuevo año fiscal, que empezó el 1 de octubre, para responder a la crisis migratoria que afecta a Europa.

Sin embargo, a la luz de los ataques en París, que dejaron al menos 129 muertos y más de 350 heridos, los nueve gobernadores se muestran reticentes a abrir las puertas de sus estados por motivos de seguridad.

Los gobernadores de Texas, Greg Abbott, y Louisiana, Bobby Jindal, advirtieron hoy que sus estados no acogerán refugiados sirios, después de que el gobernador de Alabama, Robert Bentley, anunciara a última hora del domingo esa misma medida.

Como gobernador de Texas, le informo que el estado de Texas no aceptará ningún refugiado de Siria tras el letal ataque terrorista en París", afirmó Abbott en una carta enviada hoy a Obama.

En la misma línea, se manifestaron los gobernadores de Arkansas, Asa Hutchinson; Illinois, Bruce Rauner; Michigan, Rick Snyder; Massachusetts, Charlie Baker; Mississippi, Phil Bryant, e Indiana, Mike Pence.

Un asesor de Obama aseguró que el Gobierno todavía planea acoger en el país a 10 mil refugiados sirios durante el próximo año, pese a la matanza de París.

Aún estamos planeando aceptar a los refugiados sirios", afirmó el asesor adjunto del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, en declaraciones a la cadena televisiva estadounidense Fox News.

Rhodes subrayó que Estados Unidos dispone de "procedimientos de escrutinio muy rigurosos para esos refugiados".

Varios candidatos republicanos a las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos han criticado al Gobierno de Obama por permitir la llegada de refugiados que huyen de la guerra en Siria.

No podremos acoger más refugiados. No es que no queramos, es que no podemos, porque no hay forma de comprobar los antecedentes de alguien que viene de Siria", declaró este domingo el precandidato presidencial republicano Marco Rubio a la cadena televisiva ABC.

AMES, Iowa, EE.UU. (AP) —

Tras el segundo debate presidencial demócrata, Hillary Rodham Clinton insinuó que Bernie Sanders aumentaría los impuestos para la clase media y eliminaría la ley sobre seguro de salud del presidente Barack Obama, en una intensificación de las críticas al senador de Vermont.

Durante una reunión partidista, la aspirante a la candidatura presidencial demócrata dijo el domingo que las familias de clase media "necesitan un aumento, pero no de impuestos". Estaba acompañada por su marido, el expresidente Bill Clinton.

Sin mencionar a su rival principal, Clinton dijo que los demócratas deberían dedicarse a perfeccionar la ley de salud de Obama y no sugerir que "la eliminaremos para empezar de cero".

Durante el debate demócrata del sábado por la noche, Clinton cuestionó el proyecto de ley de salud de Sanders en 2013 diciendo que desmantelaría la ley y potenciaría a gobernadores republicanos como Terry Branstad, de Iowa, para administrar el sistema de salud en cada estado. Sanders considera un sistema que sería administrado por los estados ateniéndose a reglas federales.

Sanders, en una breve entrevista después de una reunión pública en el Simpson College, en Indianola, dijo que podría financiar su programa sin aumentar los impuestos a las familias de clase media. "Nuestra agenda es la más progresista en cuanto a sus demandas de que Wall Street, las grandes corporaciones y los ricos empiecen a pagar finalmente su cuota justa de impuestos", afirmó.

Durante ese acto, Sanders dijo que contribuyó a redactar el proyecto de ley de salud de Obama. "Nosotros somos el único gran país del mundo que no garantiza el cuidado de la salud para todos como un derecho. Tenemos que poner fin a esa situación embarazosa", enfatizó.

Clinton ha conseguido una pequeña ventaja en Iowa y trata de aventajar también a Sanders en las asambleas partidistas del 1 de febrero.

Sanders puso a Clinton a la defensiva en el debate cuando dijo que Wall Street ha sido el principal contribuyente a la campaña de Clinton para recibir favores a cambio.

El director de la campaña de Sanders, Jeff Weaver, dijo después del debate que las propuestas del senador se financiarían con mayores impuestos para los acaudalados y las grandes corporaciones. "El aumenta impuestos para que alivien a la gente de ingresos medios y a la clase trabajadora", aseguró.

ANTALYA, Turquía (AP) —

El presidente Barack Obama se comprometió a redoblar los esfuerzos de Estados Unidos para eliminar al grupo Estado Islámico y poner fin a la guerra civil en Siria que ha alimentado su ascenso, mientras los líderes mundiales se esforzaban por ofrecer propuestas concretas de cómo intensificar la lucha contra esa organización grupo extremista a la luz de la ola de terror que causó en París.

Al inaugurar una cumbre de dos días con líderes mundiales en Turquía, Obama prometió la solidaridad norteamericana con Francia en los intentos por capturar a los perpetradores de los atentados y llevarlos ante la justicia.

Dijo que "los cielos se han oscurecido" por los ataques en París, pero no ofreció detalles sobre lo que Estados Unidos y sus socios de la coalición pudieran hacer para incrementar su ofensiva contra el Estado Islámico.

"Las muertes de civiles inocentes, con base en una ideología tergiversada, son un ataque no solamente contra Francia, no solamente contra Turquía, sino un ataque contra el mundo civilizado", dijo Obama tras reunirse con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Además de los ataques en París, el Estado Islámico ha sido responsabilizado por dos ataques con bombas en Turquía este año.

La amenaza del Estado Islámico y la guerra civil siria dominaban el temario de la cumbre en Antalya del Grupo de los 20 países más importantes del mundo industrializado y en desarrollo. Aunque las dos crisis estaban ya en los planes de los debates, fueron empujadas al centro por los ataques coordinados que mataron a 129 personas e hirieron a centenares el viernes en la capital francesa. Se trató del ataque más destructivo contra Occidente atribuido al grupo extremista.

En un nuevo recordatorio de la capacidad del Estado Islámico para causar caos, cinco policías turcos fueron heridos el domingo cuando un atacante suicida hizo detonar sus explosivos durante una redada policial en un presunto escondite del grupo cerca de la frontera con Siria.

Las fuerzas de seguridad turcas también detuvieron a 20 presuntos militantes del Estado Islámico en Antalya y sus alrededores, en los días previos a la cumbre del G20.

Más allá de las condenas internacionales contra el grupo extremista, los líderes del G20 tendrían que hacer propuestas nuevas y concretas para intensificar su lucha tras los atentados de París.

El líder de la Unión Europea, Donald Tusk, pidió a los líderes del G20 que demuestren "determinación total" contra el terrorismo e instó a la cooperación para prevenir que esta organización obtenga financiación: un paso que varias naciones ya han estado llevando a cabo desde hace más de un año.

 

DES MOINES, Iowa, EE.UU. (AP) —

Ante la conmoción en Estados Unidos por los cruentos ataques terroristas en París, Hillary Rodham Clinton se presentó como la líder más firme de la nación en un mundo aterrador, aunque se vio obligada a defender su papel durante el surgimiento del grupo Estado Islámico.

"Esta elección no es sólo para elegir un presidente, sino también para elegir a nuestro próximo comandante en jefe", declaró Clinton en el segundo debate de los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata.

"Todos los demás asuntos que queramos enfrentar dependen de nuestra seguridad y fortaleza", agregó.

Con un telón de fondo de ansiedad global, Clinton enfrentó cuestionamientos no sólo sobre su historial de política exterior sino sobre sus vínculos económicos, aspecto en el que tanto el senador de Vermont, Bernie Sanders, y el ex gobernador de Maryland, Martin O'Malley, describieron a la ex senadora de Nueva York como lacaya de Wall Steet y los intereses de las corporaciones.

"No seamos ingenuos", dijo Sanders, quien subrayó los donativos de campaña por millones de dólares que Clinton ha recibido de los banqueros de Wall Street. "Ellos esperan conseguir algo. Todo mundo lo sabe".

Clinton defendió su relación con Wall Street y citó su trabajó después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, pero su declaración fue recibida con críticas de los republicanos que la acusaron de politizar los ataques terroristas.

La severidad de las críticas constituyó un giro más agresivo en una contienda primaria que a la fecha había destacado por su civilidad. Durante meses, los demócratas habían insistido en el tono sustantivo de su contienda, en un intento por establecer un contraste inicial favorable respecto de los insultos que han caracterizado la atestada contienda interna republicana.

Desde el primer debate demócrata hace un mes, Clinton ha incrementado su ventaja en las preferencias en los estados donde se efectúan las elecciones primarias iniciales, avance que coincide con otros indicios del apoyo del partido a ella. Sin embargo, la contienda por la candidatura demócrata dista de estar definida.

Clinton afrontó las críticas a su historial de seguridad nacional cuando Sanders vinculó la actual inestabilidad en el Oriente Medio con el voto en el Senado federal estadounidense —incluido el de Clinton— para autorizar la acción militar en Irak en 2002. Sanders dijo que esa invasión estadounidense deshizo a la región".

La ex secretaria de estado rechazó esa afirmación y señaló que el terrorismo ha estado activo durante décadas y mencionó específicamente los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Dijo que la inestabilidad en Libia y otras partes del Oriente Medio es sintomática de un "arco de inestabilidad que se extiende desde el norte de África a Afganistán".

La conversación viró después al ámbito económico. Los candidatos se enfrascaron en una discusión sobre como financiarían sus planes para ampliar la asequibilidad universitaria, los permisos familiares y cobertura de medicamentos de receta médica. Los tres aspirantes coincidieron en que los ciudadanos ricos y las corporaciones deben pagar más impuestos para el beneficio de la clase media.

"No soy tan socialista en comparación con Eisenhower", dijo en broma Sanders, quien señaló que el ex presidente apoyó una tasa impositiva marginal de 90%.

Los tres contrincantes discutieron como incrementar el salario mínimo. Clinton apoyo un piso federal de 12 dólares por hora mientras que Sanders y O'Malley uno de 15 dólares por hora, exigido mediante campaña por sindicatos y trabajadores de restaurantes de comida rápida.

___

El cuarto debate de aspirantes republicanos a la nominación presidencial, celebrado  en Milwaukee, Wisconsin, no tuvo un ganador claro, pero sí salió perdiendo Donald Trump. Las excéntricas ideas del magnate inmobiliario de Nueva York sobre inmigración quedaron en evidencia.

Información de Agencias

Como prueba de que él puede deportar en forma exitosa y humana a las aproximadamente 11 millones de personas que viven en Estados Unidos de manera ilegal, el precandidato presidencial republicano Donald Trump suele referirse a un plan de deportación realizado durante el gobierno de Eisenhower en la década de 1950.

"Uno no se vuelve más amable, ni más amistoso" de lo que era el presidente Dwight D. Eisenhower. "Sacaron a 1,5 millones de personas" del país, afirmó el magnate de los bienes raíces. "No tenemos opción. No tenemos opción".

El programa mencionado por Trump, "Operación Espaldas Mojadas", fue una iniciativa complicada que en gran medida es considerada por los expertos como un capítulo oscuro en la historia de Estados Unidos. Algo que no menciona es que dicha operación fue aplicada al mismo tiempo que un programa paralelo de trabajadores temporales en que se concedió estatus legal a cientos de miles de mexicanos, en su mayoría trabajadores del campo.

La operación llevaba el nombre de un calificativo aplicado a los mexicanos que cruzaban el río Bravo y que ahora se considera un insulto racista. La iniciativa de 1954 estaba enfocada en capturar y deportar a jornaleros agrícolas que habían cruzado la frontera sin permiso en busca de trabajo.

De acuerdo con un compendio del proyecto elaborado por la Asociación Histórica del Estado de Texas, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos "apoyada por autoridades municipales, del condado, estatales y federales, así como por las fuerzas armadas, inició una operación casi militar para buscar y detener a todos los inmigrantes no autorizados".

El proyecto comenzó con 750 agentes de inmigración y agentes fronterizos, que utilizaron jeeps, camiones, autobuses y aeroplanos para aprehender a inmigrantes en todo el país, incluidos Los Ángeles, San Francisco y Chicago. Detuvieron a 3.000 personas diarias y 170.000 en los primeros tres meses.

EL gobernador de Ohio, John Kasich cuestionó sus propuestas. “¿Deportar 11 millones de personas? -se preguntó Kasich- vamos,eso es un argumento tonto, no es un argumento para adultos. No tiene ningún sentido”.

Luego, Jeb Bush advirtió que la campaña de Trump “rompería comunidades y no es acorde con los valores de Estadso Unidos”, pero además lo acusó de “multiplicar por cinco” la campaña de Hillary Clinton y apostó por gestionar vías regularizadoras para resolver la cuestión migratoria.

Este cuarto debate, organizado por la cadena Fox y el Wall Street Journal estuvo muy centrado en la economía y no propició grandes enfrentamientos entre los candidatos que se mostraron prácticamente unánimes en cuanto a la necesidad de bajar impuestos mantener o bajar salarios y reducir el gasto público. John Kasich fue el único que se mostró dispuesto a aumentar el salario mínimo.

Donde hubo más diferencias fue en política exterior, con posiciones casi aislacionistas por parte de Trump –“no podemos seguir siendo el policía del mundo”- y de Rand Paul que fueron muy combatidas por Carly Fiorina y Marco Rubio que apostaron por un rearme y una posición beligerante que no ponga en duda el liderazgo de Estados Unidos.

Los dos favoritos en los sondeos, Trump y Carson no brillaron especialmente, Jeb Bush que era el que se jugaba más en este debate elevó el tono y sigue vivo en la contienda, mientras que Marco Rubio continuó brillando como mejor orador.

 

Por SERGIO BUSTOS y NICHOLAS RICCARDI, Associated Press

MIAMI (AP) — El precandidato presidencial republicano Marco Rubio, a quien han llovido críticas por pagar gastos personales con una tarjeta American Express emitida por el Partido Republicano de Florida, hizo públicos dos años más de estados de cuenta de la tarjeta en un intento de sosegar la controversia.

Por ANDREW DeMILLO y JILL BLEED, Associated Press

LITTLE ROCK, Arkansas, EE.UU. (AP) — Un autobús que transportaba a jornaleros agrícolas inmigrantes de Michigan a Texas se salió de una carretera y chocó contra un puente el viernes en Arkansas, causando la muerte de seis personas y heridas a otras seis. El impacto le arrancó casi todo el techo al autobús y lanzó a algunos de los pasajeros a la carretera, pero el chofer sobrevivió.

ANDREW DeMILLO, Associated Press
JILL BLEED, Associated Press

LITTLE ROCK, Ark. (AP) — A bus ferrying migrant farmworkers from Michigan to Texas ran off a highway and hit an overpass in Arkansas on Friday, ripping off the roof and ejecting passengers onto the interstate. Six people were killed and six injured; the driver survived.

Por THE ASSOCIATED PRESS

SHARM EL-SHEIJ, Egipto (AP) 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anuncia una serie de nuevas medidas de seguridad destinadas a los aeropuertos internacionales tras el accidente del avión ruso sobre la península del Sinaí en Egipto.

Página 12 de 12