RSS Module

Nacional (175)

Por MICHAEL VIRTANEN, Associated Press

ALBANY, Nueva York, EE.UU. (AP) —

La fiscalía de Nueva York ordenó a la Fundación Trump que desista inmediatamente de recaudar fondos en el estado porque no está registrada para esa actividad.

James Sheehan, titular de la Oficina de Obras de Bien Público de la fiscalía, escribió en una carta fechada el viernes que el no desistir inmediatamente y responder a los reclamos de informes financieros en 15 días "será considerado un fraude persistente al pueblo del estado de Nueva York".

El secretario de Justicia Eric Schneiderman, un demócrata, empezó a investigar la fundación del candidato presidencial republicano Donald Trump tras informes publicados por el diario Washington Post de que los gastos de la fundación beneficiaban personalmente al candidato. El diario citó declaraciones de impuestos para revelar que la fundación es financiada totalmente por donaciones externas desde 2008, cuando Trump hizo su último aporte.

La secretaría dijo que la fundación estaba registrada como organización con bienes en Nueva York, que no corresponde según la ley a las que solicitan más de 25.000 dólares anuales al público.

"Sobre la base de información recibida por la Oficina de Obras de Bien Público hasta la fecha, la Fundación Trump se dedicaba a actividades de solicitud o recaudación de fondos en el estado de Nueva York en 2016 y no estaba registrada con la Oficina de Obras de Bien Público de acuerdo con el Artículo 7-A y por lo tanto no estaba autorizada a realizar tales actividades durante este período", escribió Sheehan.

La campaña de Trump ha dicho que la fundación colaborará con la investigación. En otra ocasión la campaña llamó a Schneiderman "un escritorzuelo partidista que ha vuelto la espalda a la Fundación Clinton durante años y ha apoyado la candidatura presidencial de Hillary Clinton".

BERLÍN (AP) —

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, prometió que hará revelaciones "significativas" de temas como las elecciones de Estados Unidos y Google en las próximas semanas, coincidiendo con el décimo aniversario de la organización.

Hablando desde Berlín en una teleconferencia de prensa por el aniversario, Assange dijo que WikiLeaks planea iniciar una serie de publicaciones esta semana, pero no especificó fechas ni contenido.

El grupo espera "publicar cada semana durante las próximas 10 semanas" y las filtraciones incluirán "material significativo" sobre guerra, armas, petróleo, Google y las elecciones estadounidenses, agregó.

Suecia quiere extraditar a Assange por una investigación por violación. El fundador de WikiLeaks, que está recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, alega que teme ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por espionaje.

WikiLeaks, que publicó material confidencial sobre el Comité Nacional Demócrata días antes de la convención del partido este año, se negó a especificar cuál de los dos partidos se verá afectado por la próxima filtración, pero aseveró que las denuncias de que él desea perjudicar a la demócrata Hillary Clinton son "falsas".

Cuando se le preguntó si siente cierta empatía personal hacia el republicano Donald Trump, Assange contestó: "Siento empatía personal con todos los seres humanos".

"Ciertamente me dan lástima tanto Hillary Clinton como Donald Trump", dijo Assange. "Ambos están atormentados por sus ambiciones, cada uno a su manera".

Por CHAD DAY y JEFF HORWITZ, Associated Press

WASHINGTON (AP) —

Donald Trump se niega a dar a conocer en público su declaración impositiva, pero ha entregado esa información cuando le convenía o lo obligaron, para ganar dinero, conseguir préstamos o por orden de algún juez.

Reguladores de los juegos de azar de Pennsylvania tuvieron acceso a las declaraciones de los últimos cinco años y a cajas llenas de documentos impositivos de Trump. Las autoridades de Nevada, Michigan, Missouri, Indiana y otros estados también recibieron esa información, lo mismo que grandes bancos que han concedido préstamos a Trump a lo largo de los años.

En todos los casos investigados por la Associated Press, la entrega de los documentos conlleva la condición de que las autoridades no hablen en público de ellos.

Por ejemplo, empleados de la Junta de Control de Juegos de Azar de Pennsylvania puede ser demandada penalmente si difunde esa información. Tampoco las autoridades de Missouri pueden hablar del tema.

Es así que el electorado sabe muy poco acerca de las finanzas del candidato republicano a la presidencia, excepto por algunos detalles descubiertos por periodistas que analizaron documentos distribuidos por la gente de Trump y por los estimados y comentarios que hace el propio magnate en sus presentaciones.

Cuando la candidata demócrata Hillary Clinton se preguntó en el debate del lunes si las razones por las que Trump se niega a difundir esa información es porque paga muy pocos impuestos, el empresario se vanaglorió de que no pagar impuestos es algo "inteligente".

Trump aludió a unos documentos públicos descubiertos por la publicación digital Politico según los cuales no pagó impuestos a las ganancias durante al menos dos años a principios de la década de 1990 porque tuvo más gastos que ingresos. Otros documentos indican que tampoco pagó impuestos a las ganancias en 1978, 1979 y 1984, pero no arrojan luz sobre otros aspectos de sus finanzas que podrían ser esclarecidos si Trump entregase sus declaraciones de rentas, como ha hecho todo candidato a la presidencia desde 1976.

Trump se resiste a hacerlo argumentando que unas auditorías del Servicio de Rentas Internas se lo impide. El IRS (como se conoce a ese servicio, por sus siglas en inglés), no obstante, afirma que nada impide a Trump difundir esa información.

La declaración de rentas de Trump revelaría, por ejemplo, cuánto dinero aporta a organizaciones caritativas. El magnate habla a menudo de su generosidad filantrópica. Hace un año, sin embargo, la AP comprobó que no hay mucha información disponible acerca de las obras caritativas de Trump.

Al candidato republicano se le pregunta constantemente por sus donaciones y cómo opera su fundación caritativa. El diario The Washington Post informó que Trump usa dinero donado por otros para cubrir gastos legales, contribuciones políticas e incluso para comprar retratos de sí mismo.

Las declaraciones darían una pista acerca de lo que gana Trump y de si su fortuna es realmente la que él dice tener.

Estos temas han sido analizados por gente que tuvo acceso a esta información en el pasado.

Trump mantuvo un duro enfrentamiento de una década con las autoridades fiscales de Nueva York en torno a sus impuestos municipales, batalla que fue revelada en junio por el periodista David Cay Johnson de The Daily Beast.

En su declaración de 1984 Trump dijo que había perdido dinero a pesar de que acababa de terminar de construir su emblemática Trump Tower de Nueva York y de que proclamaba a los cuatro vientos el éxito de sus emprendimientos. También declaró que ese año actuó mayormente como consultor y que su empresa consultora había tenido gastos del orden de los 684.000 dólares y no había generado ingresos. No ofreció recibos para justificar estas afirmaciones.

Las autoridades municipales no le creyeron. Trump apeló y las dos partes libraron una batalla legal de diez años, que el magnate perdió. Al final tuvo que pagar los impuestos correspondientes a ingresos de más de un millón de dólares.

Muchos bancos exigieron a Trump que presentase documentos demostrando que tiene la gran fortuna que dice tener. Generalmente los bancos comerciales exigen a los clientes que presenten declaraciones de rentas personales y de sus empresas antes de conceder un préstamo y Trump ofreció esa información al North Fork Bank en el 2004 y el 2005.

Según un documento presentado por Trump en su demanda por difamación contra el periodista Tim O'Brien, North Fork llegó a la conclusión de que tenía un patrimonio neto de 1.200 millones de dólares y no los 3.500 millones que él decía tener. Deutsche Bank también analizó las finanzas de Trump en el 2004 y determinó que su patrimonio era de "unos 788 millones" de dólares, centavo más, centavo menos, según documentos legales.

Trump, que cuestiona esa conclusión, perdió esa demanda.

WASHINGTON (AP) —

Hillary Clinton trató el miércoles de aprovechar su desempeño en el debate, que fue ampliamente elogiado, para ganar más apoyo de mujeres, jóvenes y otros grupos clave de votantes, mientras que su rival republicano Donald Trump estuvo enfocado en sus seguidores incondicionales que este año han llenado los recintos de sus mítines.

Dos días después de su primer debatecontra Trump, Clinton trataba de sacarle jugo a los aspectos más polémicos de la actuación de Trump. La exsecretaria de Estado envió al exsenador de Virginia John Warner, un republicano, a acusar a Trump de faltar el respeto a los militares, mientras que el presidente BarackObama criticó la manera de tratar a las mujeres y las prácticas de negocios del magnate.

Obama dijo al programa radial de Steve Harvey, popular entre los afroestadounidenses, que su propio legado estaba en juego en esta elección. Agregó que a Clinton no se le daba suficientecrédito, posiblemente porque es mujer, y dijo que a Trump solo le interesaba su persona y que lo habría demostrado en el debate al aparentemente reconocer que no había pagado impuestos algunos años y que no había pagado a gente que trabajó para él.

La primera dama Michelle Obama arremetió contra Trump por tratar de socavar la presidencia de su esposo durante años al cuestionar su lugar de nacimiento y después tratar de terminar el tema metiéndolo "debajo de la alfombra". Al calificar a Trump como "errático", trató de frustrar cualquier intento del candidato republicano de mejorar su imagen en las últimas semanas de la campaña. 

"Créanme, un candidato no va a cambiar de pronto" una vez que asuma la presidencia, dijo Michelle Obama durante un mitin para Clinton en Pennsylvania.

"No se está entrenando a un aprendiz", dijo en referencia al programa de realidad simulada "The Apprentice", protagonizada por Trump.

El candidato republicano, quien al día siguiente del debate pareció ponerse a la defensiva sobre su desempeño, estaba trabajando para darle la vuelta a la tortilla. Siguió alegando que había ganado el debate y alardeó que su campaña dice que los republicanos recaudaron unos 18 millones de dólares al día siguiente del primer debate de los nominados.

"Me encanta el debate. Me encanta el proceso. Hay algo muy bonito en el proceso", dijo Trump, quien durante varios meses estuvo insistiendo que el proceso estaba arreglado en su contra.

Por MICHAEL BIESECKER y CHAD DAY, Associated Press

WASHINGTON (AP) —

Los demócratas de la Cámara de Representantes pidieron el martes una investigación penal federal sobre una donación inapropiada de 25.000 dólares que hizo la organización benéfica de Trump a un grupo político que respalda a la fiscal general de Florida después de que la oficina de la procuradora dijera que estudiaba emprender medidas legales contra la Universidad Trump.

La petición de una pesquisa federal se produjo el mismo día en el que el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, revelara que su oficina investiga a la organización benéfica del magnate para determinar su cumple las leyes estatales para organizaciones sin fines de lucro.

Documentos a los que tuvo acceso Associated Press revelan que el escrutinio de la fiscalía neoyorquina sobre la Donald J. Trump Foundation se remonta al menos a junio, cuando la oficina cuestionó una donación del grupo a una organización en apoyo de la fiscal general de Florida Pam Bondi.

AP fue la primera en informar en junio de que Bondi había solicitado personalmente el dinero durante una llamada telefónica en 2013, después de que su oficina recibiera quejas de antiguos alumnos que afirmaban haber sido estafados por los seminarios del centro, que prometían enseñar cómo hacerse rico con rapidez en el negocio de los bienes raíces.

El cheque de la Fundación Trump llegó apenas unos días después de que la oficina de Bondi dijera a un periódico que estudiaba una demanda contra la Universidad de Trump presentada por Schneiderman. La fiscalía de Florida nunca demandó a Trump, aunque Bondi niega que la donación estuviera relacionada con esa decisión.

El candidato republicano a la presidencia pagó después una multa de 2.500 dólares por el cheque enviado por su fundación, porque violaba una ley federal que prohíbe a las organizaciones benéficas hacer contribuciones políticas.

En la carta enviada el martes por los 16 demócratas del comité de Justicia de la Cámara de Representantes a la fiscal general del Estado, Loretta Lynch, John Conyers, de Michigan, afirmó que los investigadores federales deben determinar si la donación de 2013 y la decisión de Bondi de no sumarse a la demanda en Nueva York incumplió leyes federales sobre impuestos o sobornos.

"Este patrón de hechos indica que estos pagos podrían haber influido en la decisión oficial de la señora Bondi de no participar en litigación contra el señor Trump", escribió Conyers, citando específicamente la información publicada por AP y otros medios. "Esta línea de actuación parecería implicar una serie de figuras penales".

El portavoz del Departamento de Justicia Peter Carr confirmó el martes la recepción de la carta pero declinó hacer comentarios sobre el tema.

Bondi ha respaldado la candidatura a la presidencia de Trump y aparecido con él en actos de campaña este año.

Ella ha dicho que el momento de la donación fue una coincidencia y que no fue informada personalmente de las quejas de consumidores que había recibido su oficina contra la Universidad Trump y el Instituto Trump, otra empresa separada con sede en Florida que tenía licencias para emplear el nombre y el programa de Trump.

La portavoz de Trump Hope Hicks confirmó a AP que Trump y Bondi hablaron antes de que la organización benéfica donara dinero a un grupo que apoyaba la candidatura de la fiscal, pero no mencionaron ninguna posible demanda. Ni los voceros de Trump ni los de Bondi han respondido a las preguntas sobre qué trataron en la conversación ni dieron una fecha exacta para la llamada.

Trump ha presumido en el pasado de que espera y recibe favores de políticos a los que da dinero.

"Cuando quiero algo, lo consigo", dijo Trump en enero en un mitin en Iowa. "Cuando llamo, me besan el trasero. Es cierto".

En una entrevista el martes en CNN, Schneiderman, un demócrata que ha respaldado a Hillary Clinton, dijo que su oficina investiga a la fundación para determinar su cumple la normativa de Nueva York sobre las organizaciones sin fines de lucro.

El portavoz de campaña de Trump, Jason Miller, restó importancia el pasado martes a la investigación de Schneiderman, afirmando que tiene motivaciones políticas.

La fundación de empresario, que durante años se financió con dinero que recauda el magnate de otras personas, en lugar de con su propio dinero, se ha visto bajo creciente escrutinio tras noticias aparecidas en el Washington Post, AP y otros medios.

En mayo, el Post informó de que la mayor parte de los 6 millones que Trump decía haber recaudado para grupos de veteranos en un publicitado acto en enero no se repartieron hasta que el periódico empezó a hacer preguntas.

El empresario neoyorquino tiene una vivienda en Florida, así como complejos turísticos y campos de golf en el estado.

Trump ofreció en 2014 un acto para recaudar fondos para Bondi en el jardín de su palaciego Mar-a-Lago Club. A los asistentes se les pidió que dieran 3.000 dólares, la máxima donación individual que permite el estado de Florida.

Los registros oficiales indican que la campaña de reelección de Bondi recibió 24 cheques, que sumaron un total de 57.000 en la fecha del acto de recaudación organizado por Trump. Justice for All, el comité político que apoyaba a Bodni, también ingresó 30.000 dólares ese día.

FILADELFIA (AP) —

Luego de un demoledor fin de semana para los demócratas, el presidente Barack Obama emprendió el martes una vigorosa defensa a favor de Hillary Clinton, su transparencia de campaña y su capacidad para ocupar la presidencia, además de criticar a los republicanos por esparcir "el enojo y el odio".

Obama proyectó un oscuro panorama de lo que está en disputa en el enfrentamiento entre Clinton y el republicano Donald Trump, e intentó persuadir a los demócratas de que respalda completamente a su ex secretaria de Estado en su intento por alcanzar la Casa Blanca.

"Hillary Clinton es firme y es sincera", le dijo Obama a un grupo de entusiasmados demócratas en un evento al aire libre. "Necesito que trabajen tan duro por Hillary como lo hicieron por mí".

Obama ocupó agresivamente el vacío que dejó Clinton, quien se tomó unos días de descanso de la campaña luego de que se le diagnosticara neumonía.

El mandatario busca generar ímpetu a favor de Clinton en una contienda que se ha vuelto incómodamente cerrada para muchos de sus seguidores demócratas. La encuesta más reciente de la Universidad Quinnipiac la coloca con una ventaja de 5 puntos porcentuales sobre Trump enPennsylvania.

La aparición de Obama en un acto de campaña en una plaza frente al Museo de Arte de Filadelfia, fue la tercera en respaldo de Clinton, incluyendo su discurso en la Convención Nacional Demócrata. El mandatario, quien sigue siendo extremadamente popular entre la base demócrata, es visto como un valioso activo para alentar a los demócratas a las urnas el día de la elección.

Pero su labor como presidente ha impedido que aparezca con frecuencia en la campaña de Clinton. Obama regresó recientemente de una gira de 10 días por Asia, y asistirá a una reunión de Naciones Unidas la próxima semana, dejándole tan solo seis semanas para involucrarse por completo en la campaña de Clinton.

En tanto, la campaña de Trump respondió a la aparición de Obama con un comunicado en el que insinuaba que estaba descuidando sus labores.

Por JEFF HORWITZ, Associated Press

WASHINGTON (AP) —

En mensajes electrónicos recién filtrados, el ex secretario norteamericano de Estado Colin Powell critica a los dos principales candidatos presidenciales, llamando a Donald Trump una "vergüenza nacional" y lamentando los intentos de Hillary Clinton de equiparar su uso de correo electrónico con el de él.

La filtración de los emails fueron reportados inicialmente por Buzzfeed News el martes por la noche. Powell, un respetado general retirado que fue parte de gobiernos republicanos, le dijo a BuzzFeed que no niega la autenticidad de los mensajes. En una declaración subsiguiente a NBC News, Powell dijo que "los hackers tienen muchos más" de sus mensajes.

En ellos, Powell dijo que se mantuvo relativamente callado durante el ascenso de Trump, el candidato presidencial republicano. "Llamarle idiota solamente lo envalentona", dijo.

Los mensajes incluyen también lo que piensa Powell sobre los problemas de Clinton. Criticó a los asesores de la candidata demócrata por tratar de vincularlo con la controversia sobre el uso de un servidor privado de correo electrónico cuando era secretaria de Estado. Powell ha reconocido que usó una dirección comercial de email para algunos asuntos oficiales cuando él ocupaba el cargo. Clinton evadió completamente el correo electrónico del Departamento de Estado, usando su servidor privado.

En un mensaje electrónico reportado por la NBC, Powell escribió que él les dijo a los "secuaces de Clinton que estaban cometiendo un error al tratar de inmiscuirme, pero siguen haciéndolo". En otro, criticándola, dijo que "todo lo que HRC toca lo arruina con arrogancia".

Entre los mensajes electrónicos de Powell hay algunos en los que él admite que usó correo electrónico privado para evitar que el gobierno retuviera documentos. Lamentando las reglas de retener documentos, Powell escribió que él veía "el correo electrónico más como un teléfono que una máquina de cables", en un mensaje citado por The Intercept. "Siempre y cuando no sea secreto".

Al indicar que él no consideraba el trabajo conducido vía correo electrónico privado como documentación permanente del gobierno, Powell pudiera haber ofrecido a esos demócratas más municiones.

Los mensajes filtrados fueron publicados en el portal DCLeaks.com, que muchos dicen es usado por hackers vinculados con la inteligencia rusa.

Por CLAUDIA TORRENS, Associated Press

NUEVA YORK (AP) —

Un juez ha desestimado el argumento de cinco mexicanos que aseguran que se violaron sus derechos de expresión cuando guardias de seguridad del candidato republicano a la presidencia Donald Trump supuestamente les agredieron en el 2015 durante una protesta frente a las oficinas del magnate en Nueva York.

El juez Fernando Tapia, de la corte suprema del Bronx, admitió la petición de los abogados de Trump de desestimar el argumento de los demandantes mexicanos, quienes pedían ser recompensados por haber sufrido una "interferencia agravante al discurso político".

El cargo es uno de los cinco por los cuales los mexicanos demandaron en la corte a los guardas de seguridad en septiembre del 2015. Tapia, sin embargo, ha fallado recientemente a favor de los mexicanos en cuanto a admitir que los guardas de seguridad les quitaron una gran pancarta que llevaban durante la manifestación, considerándolo un agravio.

El abogado de los demandantes, Roger Bernstein, dijo a The Associated Press que el caso podría acabar en juicio.

Los inmigrantes interpusieron la demanda después de que al menos uno de ellos, Efraín Galicia, recibiera una bofetada por parte del jefe de seguridad de Trump, Keith Schiller, durante la protesta frente a la Trump Tower en la Quinta Avenida de Manhattan. La escena fue captada por las televisoras locales.

Trump enfureció a muchos en la comunidad hispana cuando dijo que entre los inmigrantes mexicanos hay violadores y delicuentes que llevan drogas a Estados Unidos.

Uno de los pilares de su campaña es la propuesta de construir un muro en la frontera con México para frenar la inmigración ilegal y hacer que México pague por él.

El martes, Bernstein se reunió en la corte con abogados de Trump y el secretario de la jueza Laura Douglas para discutir fechas de audiencias y de presentaciones de pruebas. A la salida del encuentro, Bernstein dijo que la próxima reunión ocurrirá en noviembre. Los abogados de Trump no hablaron con Associated Press.

Un segundo demandante, Gonzalo Cruz López, acusa a los guardas de seguridad de Trump de pedirle que se quitara el disfraz que llevaba durante esa misma protesta y después de agarrarle por un brazo y alejarlo a la fuerza de las oficinas del magnate.

López iba disfrazado de miembro del Ku Klux Klan debido a que en ese momento el líder de esa secta —David Duke— había anunciado su apoyo a Trump como aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos.

En los documentos judiciales de la demanda, Galicia estipula que "se sintió muy ofendido" por las declaraciones de Trump en que calificaba a los mexicanos de violadores y que por lo tanto participó en protestas contra la campaña electoral del magnate en julio, agosto y septiembre del 2015.

En la protesta de septiembre, Galicia se plantó frente a las oficinas de Trump con carteles con lemas como "Trump: Haz que Estados Unidos vuelva a ser racista", como parodia del lema de campaña de Trump "Haz que Estados Unidos vuelva a ser grande".

En imágenes que transmitieron varios medios de comunicación, se ve a Schiller agarrando uno de los carteles de protesta de Galicia y llevándoselo hacia la entrada del edificio. Cuando el mexicano le grita que se lo devuelva y va detrás de él, Schiller le da una bofetada. Galicia cae entonces al suelo, cerca de otro guarda de seguridad con el que forcejea.

El mexicano no dio de forma inmediata el martes comentarios a la AP.

Dos agentes del FBI, que supuestamente empujaron a manifestantes, han sido agregados a la demanda.

El juez Tapia dice en su última orden del 25 de agosto que los demandantes no ofrecen pruebas de haber sufrido daños a excepción del "valor inherente de su derecho constitucional", por el cual no se ofrece indemnización.

Miguel Villalobos, Johnny García y Florencia Tejeda Pérez son los otros tres demandantes. Exigen compensación económica por el impacto psicológico y emocional que les provocaron las agresiones.

Por STEVE PEOPLES, Associated Press

FILADELFIA (AP) — Donald Trump prometió el miércoles invertir miles de millones de dólares en el poderío militar estadounidense, aumentando la cantidad de soldados, aviones, buques y submarinos, en el afán de convencer a un público escéptico de que tiene las cualidades para ser comandante en jefe del país más poderoso del mundo.

Pero el candidato presidencial republicano, que en ocasiones ha demostrado tener escaso conocimiento de política exterior, al mismo tiempo pareció admitir que no tiene un plan coherente para defender al país del grupo Estado Islámico o de los ciberataques.

De ser elegido, Trump dijo que le dará a la cúpula militar 30 días para elaborar un plan para derrotar al EI, y que también les pedirá un plan para defender al país de los ciberataques.

Trump habló pocas horas antes de un foro sobre seguridad nacional organizado por el canal NBC, en el cual el candidato verá puesta a prueba su capacidad de conversar sobre el tema.

"Queremos disuadir, evitar y prevenir conflictos por vía de nuestro poderío militar incuestionable", declaró Trump en la sede de la Union League de Filadelfia.

El discurso constituye una continuación del enfoque hacia la seguridad nacional que Trump viene protagonizando en los últimos dos días. El candidato, un multimillonario empresario de bienes raíces y ex estrella de reality shows de la televisión, hasta ahora ha ofrecido fuerte retórica contra los enemigos de Estados Unidos, pero sin dar detalles.

Estados Unidos actualmente gasta más de 600.000 millones de dólares al año en defensa, más de la suma de los siete países más próximos.

Entretanto la candidata demócrata Hillary Clinton ha tratado de pintar a Trump como un hombre de carácter errático e imprevisible cuya conducta en el área internacional podría poner en peligro a Estados Unidos.

"Los estadounidenses saben que pueden contar conmigo para ser la comandante en jefe que protegerá al país y a nuestros soldados, y saben que con Donald Trump no pueden contar", dijo Clinton.

Añadió: "Todo el mundo sabe que él es un peligro, un riesgo".

El equipo de Trump ha trabajado agresivamente en los últimos días para devolver esas críticas contra Clinton.

"Es ella la ansiosa por hacer la guerra, ella es la inestable", declaró Trump.

Dijo que el uso que ella le dio a un sistema privado de correo electrónico cuando ella fue secretaria de Estado fue "descuidado".

Tanto Clinton como Trump participarán en el foro de seguridad nacional del miércoles, pero no juntos sino que hablarán en momentos separados. Aun así se anticipa que el foro será un ensayo para el debate que prevén realizar el 26 de septiembre en Nueva York.

WASHINGTON (AP) —

El presidente Barack Obama postuló a un abogado musulmán estadounidense para dirigir un tribunal federal. De ser confirmado, sería la primera vez que una persona de fe islámica funja como juez federal en Estados Unidos.

Abid Riaz Qureshi de Maryland fue postulado para el tribunal federal del Distrito de Columbia. Su esquela biográfica en el bufete de abogados Latham & Watkins LLP dice que se especializa en casos de fraude e infracciones financieras. También ha estado a cargo de investigaciones de gran envergadura para empresas internacionales. Se graduó de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard 1997 y de la Universidad de Cornell en 1993.

Muslim Advocates, un grupo defensor de los derechos de los musulmanes en Estados Unidos, aplaudió la nominación, afirmando que la diversidad impulsa una aplicación más imparcial de la justicia y que es vital que los musulmanes sean parte de la vida política del país. La agrupación mencionó que Qureshi ha trabajado pro bono para la organización en dos casos importantes de derechos civiles.

La Casa Blanca con frecuencia señala los esfuerzos del presidente Obama por hacer que el sistema judicial sea más heterogéneo, recordando que ha designado a 120 jueces federales que son miembros de minorías, y a 138 mujeres como jueces federales.

Sin embargo, es incierto si Qureshi será confirmado por el Senado. El Congreso está en sesión abreviada y el Senado se reunirá recién en la primera semana de octubre.

Página 4 de 13