RSS Module

Fútbol Internacional (145)

José Mourinho logró algo de venganza ante Josep Guardiola, con el triunfo del Manchester United por 1-0 sobre el Manchester City el miércoles, en la cuarta ronda de la Copa de la Liga Inglesa.

El español Juan Mata anotó el tanto de la diferencia en el segundo tiempo.

Seis semanas después de que el City se impuso por 2-1 en su visita al Old Trafford en la Liga Premier, el United cobró revancha. Dio así frutos la decisión de Mourinho, de enviar a la cancha prácticamente a todos sus titulares.

Mata hizo un disparo dentro del área a los 54 minutos, para aprovechar un servicio de Zlatan Ibrahimovic.

Bajo las órdenes de Guardiola, el City se ha empantanado en una racha de seis partidos sin ganar, la peor por la que ha atravesado cualquier club dirigido por el español en su distinguida trayectoria. Guardiola dio descanso a buena parte de sus titulares. Colocó de inicio a dos jugadores de 19 años, y el City se fue destiñendo tras un buen arranque.

Fue la cuarta victoria de Mourinho en 18 duelos ante Guardiola. El triunfo tiene relevancia en el aspecto anímico para los "Red Devils", días después de que cayeron 4-0 ante el Chelsea en la Premier.

Esa fue la peor derrota sufrida por Mou en el fútbol inglés.

Los campeones quedaron eliminados, si bien Guardiola había advertido que la Copa de la Liga no era prioritaria en este año. La alineación enviada al campo ratificó esa postura.

En tanto, West Ham superó 2-1 al Chelsea, en un encuentro en el que se lanzaron objetos a la cancha en el London Stadium. Hubo también varios brotes de violencia entre el público, durante este derbi londinense.

La nueva casa del West Ham, que se ha mudado del Upton Park, ha sido ya escenario de enfrentamientos entre hinchas durante esta campaña. Para este partido, se impusieron estrictas revisiones de seguridad y hubo un mayor despliegue policial.

Cheikhou Kouyate remató con la cabeza un centro de Mark Noble a los 11 minutos, y Edimilson Fernandes hizo la segunda diana a los 48. Gary Cahill marcó el gol del honor por los visitantes.

Con un triplete de Lio Messi y un gol más de Neymar (4-0) el Barcelona se consolida como líder del Grupo C en partido disputado en el Camp Nou ante el Manchester City de Pep Guardiola.

Fue un duelo intenso e igualado en el que pasaron muchas cosas que no estaban en el guión de ambos técnicos y que se llevó el Barcelona, porque se mostró un equipo más fiable y eficaz que su oponente y, sobre todo, porque tiene a Messi, el mejor jugador del mundo.

A los 9 minutos, Jordi Alba, quien apenas recibió el alta médica, se resintió y fue sustituido por Digne. Y en el 39, Mathieu reemplazaba a un renqueante Piqué después de que éste sufriera una una dura entrada de Silva.

Entre uno y otro incidente tuvo algo más de presencia el conjunto local, aunque el 1-0 llegó en un accidente. Messi agarró un balón en la línea de tres cuartos, aceleró y aceleró antes de cedérselo a Iniesta en el corazón del área y éste se lo intentó devolver al primer toque.

Fernandinho leyó la intención del manchego, pero resbaló justo cuando se disponía a interceptar el esférico. Y Messi, que había mantenido su fe para seguir la jugada, lo aprovechó para sentar a Bravo y enviarlo al fondo de la red.

El astro argentino siguió acaparando el protagonismo del choque. Nadie como él para convertir cada actuación estelar en un día más en la oficina.

Volvió loca a la defensa inglesa en otra jugada que acabó con un remate de Luis Suárez contra el exterior de la red y botó un falta que Rakitic cabeceó alto.

Bravo estuvo muy atento en un salida que evitó que Neymar marcara el segundo, pero la lesión de Piqué cambió la tendencia. El central catalán estuvo varios minutos probándose medio cojo sobre el terreno de juego ante la desesperación de Luis Enrique, que rápidamente hizo calentar a Mathieu.

Nolito y Gündogan le rompieron la cintura en dos jugadas casi consecutivas que Ter Stegen evitó que acabaran en gol, y Piqué, finalmente, tuvo que rendirse a la evidencia.

Sin embargo, el City ya se había hecho con el partido. Stones cabeceó fuera y de Bruyne llegó demasiado forzado a un centro de Sterling que Digne tocó con la mano dentro del área, pero el árbitro no señaló penalti.

Aun así, el Barça pudo abrir brecha justo antes del descanso, en un mano a mano entre Bravo y Suárez, a quien Messi -siempre Messi- habilitó con su enésima asistencia. El chileno logró salvar el 2-0 en dos tiempos.

Umtiti cabecearía fuera al inicio de la reanudación, pero el choque tendría otro giro dramático en el min.53. Esta vez, a favor del conjunto azulgrana.

Un mal despeje de Bravo acabaría en las botas de Luis Suárez, que probaría a marcar de tiro lejano aprovechando que el chileno había dejado su meta vacía.

El portero del City intentó enmendar su error interponiéndose en la trayectoria del balón y tocándolo con la mano fuera del área. Ni si quiera protestó su expulsión.

Guardiola sacrificó a Nolito para dar entrada a Caballero, y también a Clichy, que sustituyó al lesionado Zabaleta.

El exportero del Málaga tardó solo cuatro minutos en recordar cómo se las gasta Messi. El crack de Rosario recibió un pase de Iniesta, recortó a Kolarov y batió a Caballero con un tiro seco y ajustado a su palo izquierdo.

Ni siquiera con el 2-0 se rindió el City. De Bruyne volvió a encontrarse en una contra con un sensacional Ter Stegen, que también le sacó otra a Kolarov en un saque de falta.

Pero de nuevo el conjunto británico pagaría caro otro error, esta vez de Gündogan. Luis Suárez -siempre atento a los fallos del rival- interceptaría un mal pase suyo para regalarle el gol a Messi, que solo tuvo que empujar el balón.

Aun quedaban veinte minutos por disputarse y Guardiola, a quien su exequipo ya le metió tres hace año y medio, cuando regresaba al Camp Nou dirigiendo al Bayern, con otra actuación memorable de Leo, miraba con cara de circunstancias.

La 'Pulga' dibujaría un maravilloso eslalon un cuarto de hora después para forzar un penalti. Pudo tirarlo él, pero prefirió cedérselo a Neymar. Caballero le adivinó la intención, pero el punta brasileño se reharía en el minuto siguiente, al hacer el 4-0 en jugada personal.

BUENOS AIRES, ARGENTINA. La Juventus de Italia hará uso de la opción de compra prioritaria del mediocampista uruguayo Rodrigo Bentancur y pagará 7,5 millones de euros por el 50 por ciento de su pase, informó el presidente de Boca Juniors de Argentina, Daniel Angelici.

"Cuando estuve en Suiza, hablé con emisarios de la Juventus para saber qué iban a hacer y me dijeron que harían uso de la opción, con lo cual después del partido (amistoso) con Sevilla viajaré a Turín para concretar la operación", declaró el dirigente "xeneize" al canal deportivo TyC Sports. 

La cifra negociada "es de 7,5 millones de euros netos por el 50 por ciento del pase", precisó Angelici.

El jugador uruguayo, de 19 años, puede convertirse en una las operaciones más importantes de Boca en los últimos años.

"Creo que algo debe tener. Vino el Real Madrid con una propuesta, el Manchester United consultó, otra del Milan escrita por 14 millones. Hacía mucho que Boca no vendía afuera, más allá de (Jonathan) Calleri", destacó el presidente de Boca.

Angelici subrayó que "hay jugadores en Boca que valen eso y hay clubes dispuestos a pagar, la idea es volver a instalar al club en Europa y mostrar jugadores".

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, destacó, tras la victoria por 0-1 en Rostov en la Liga de Campeones, que los "rendimientos" del equipo fueron "muy altos", remarcó el valor del triunfo y resaltó a Stefan Savic, Diego Godín, Yannick Carrasco y Fernando Torres.

El Atlético es el líder del grupo D con pleno de victorias, tres goles a favor y ninguno en contra. "Habla muy bien del presente del equipo. Hoy los rendimientos fueron muy altos, sobre todo el trabajo de los centrales fue lo que nos permitió jugar en campo rival casi todo el partido", explicó en rueda de prensa en el estadio Olimp-2.

"Y el trabajo de Torres para mí fue uno de los mejores partidos que hizo desde que volvió, con una entrega, con un trabajo y con una potencia que generaba peligro en cualquier acción en la que participaba. Y eso habla bien en general de todo el equipo. Ojalá que podamos seguir así", continuó el técnico.

Simeone abundó en el altísimo nivel de sus centrales: "Ustedes lo ven. Entra Lucas y hace un partido tremendo, entra Giménez en Eindhoven y hace un partido tremendo y el rendimiento que tienen constante por la continuidad Savic y Godín. Para mí, tenemos cuatro de los mejores centrales del mundo".

"Y eso nos permite, con el crecimiento de Koke por adentro, otras opciones. Lo que me queda es la satisfacción una vez más de la apuesta de ir a buscar el partido con Griezmann, Carrasco, Torres y Gameiro", prosiguió el técnico, que habló individualmente del belga.

"Yannick tiene un golpeo fantástico. Está incorporando esta situación que venimos trabajando y hablando con él desde hace bastante de presentarse en los lugares que más participación puede tener de cara al gol y que patee, con la izquierda, con la derecha, porque genera peligro. Lo generó en el primer tiempo haciendo un partido muy completo y en el segundo redondeó otro gran encuentro con un golazo", explicó.

Simeone remarcó la importancia del triunfo: "Está claro que no era un campo simple. Sabíamos de las dificultades que podían aparecer. En el primer tiempo hicimos un buen partido, a lo largo de todo el encuentro, y no llegó el gol que nos diera la tranquilidad para manejar de otra manera el juego. La victoria nos pone contentos sobre todo por las formas", repasó.

"Hemos manejado para mí gran parte del partido, por no decirlo todo. Sí en el final del encuentro, con el resultado tan ajustado, la competitividad que tiene el Rostov lo llevó a posicionarse con Navas ofensivamente y buscar con pelotazos frontales empatar el partido, una cuestión lógica en esas alturas del partido. No creo que hayamos creído que la victoria ya la teníamos. Sí buscamos con Saúl y Tiago reforzar más el juego aéreo para redondear un partido importante para nosotros", concluyó.

La eliminatorias sudamericana tiene un nuevo líder y se llama Brasil que derrotó por 0-2 a Venezuela y así aprovechó al máximo el empate a dos que tuvo Uruguay en su visita a Colombia, al tiempo que el gran perdedor de la jornada 10 fue Argentina que se vio superado 0-1 por una Paraguay que volvió a meterse en la pelea por una plaza en Rusia 2018.

Con goles de Gabriel Jesús y Willian, Brasil se impuso por 0-2 a Venezuela y llegó a los 21 puntos, desalojando así a Uruguay, que ahora es segundo con 20 puntos.

La Canarinha se adelantó en el marcador gracias al delantero Gabriel Jesús en el minuto ocho de juego y Willian sentenció al 53, en el partido disputado en el estadio Metropolitano de Mérida.

Venezuela, que intentó remontar sin precisión en sus remates al arco, permanece en el foso de la clasificación con dos puntos de 30 posibles.

El duelo estuvo suspendido durante 20 minutos debido a un apagón en las torres de iluminación del estadio.

En la undécima jornada, que se jugará el 10 de noviembre, Brasil recibirá a Argentina que volvió a sufrir sin su máxima figura Lionel Messi y perdió ante la albirroja guaraní que encontró el gol por medio de Derlis González al minuto 17.

Argentina tuvo la oportunidad del empate en las piernas de Sergio Agüero, pero el tiro de penalti cobrado por el delantero fue detenido por el portero Justo Villar.

Entre tanto, Uruguay tuvo que conformarse con un empate 2-2 de visita a Colombia, que rasguñó la igualdad en el tramo final del choque.

El cabezazo de Yerry Mina a los 84 minutos rescató el punto para los anfitriones, en un partido en el que dejaron escapar una ventaja inicial.

Goles de Cristian Rodríguez y Luis Suárez a los 27 y 53 minutos, respectivamente le dieron la vuelta al marcador luego que Abel Aguilar había adelantado a Colombia a los 15 en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Por su parte, en Bolivia, A los 4 y 43 minutos Pablo Escobar marcó dos goles que parecieron mazazos para Ecuador, que salvó los muebles en La Paz gracias a un doblete de Enner Valencia a los 48 y 89.

Ecuador sacó el 2-2 de los 3,600 metros de altitud de La Paz jugando con diez desde los 79 minutos al recibir Luis Caicedo la segunda cartulina amarilla del árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar.

En el otro partido de la jornada, con dos goles de Arturo Vidal, la selección chilena de fútbol consiguió un sufrido pero rehabilitador triunfo de 2-1 ante Perú en un partido válido por la décima fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018.

Vidal, que abrió la cuenta a los nueve minutos de juego, anotó el agónico gol del triunfo a los 84. Edison Flores, a los 75 minutos, había marcado el empate provisional en el estadio Nacional de Santiago.

El argentino Diego Armando Maradona, los brasileños Ronaldinho y Cafú, el español Manuel Sanchís y Juan Sebastián Verón son solo algunas de las glorias del fútbol mundial que se exhibieron este miércoles en Roma, en el Partido por la Paz, promovido por el papa Francisco.

El evento, realizado en colaboración con varias fundaciones benéficas, tuvo el objetivo de recaudar fondos para ayudar a los niños necesitados de Argentina y de la República Democrática del Congo, además de las víctimas del terremoto que sacudió el centro de Italia el pasado agosto.

Además de las citadas leyendas de este deporte, también participaron el francés Eric Abidal el portugués Rui Costa o el exjugador francés del Sevilla Frederic Kanouté, entre otros.

Sin embargo, el partido reunió a los ídolos de varias generaciones de aficionados al fútbol, ya que también jugaron futbolistas en activo como Francesco Totti, el español Bojan Krkic, los argentinos Diego Perotti o Nicolás Burdisso.

"El fútbol es uno de los deportes más importantes del mundo y tenemos que utilizarlo para partidos como este, es importante acercarnos a los niños y enviar mensajes de paz", afirmó Perotti al llegar al estadio Olímpico.

Maradona y Totti jugaron en el mismo equipo y se enfrentaron a otra pareja de delanteros de lujo, formada por Ronaldinho y Kanouté.

El "Pibe de Oro", que discutió con Verón, al concluir la primera mitad, camino del vestuario, disputó los 90 minutos del partido y recibió constantemente los cánticos de admiración de los más de 20.000 espectadores que acudieron al estadio de la capital italiana.

El encuentro terminó 4-3 con victoria del cuadro que llevaba la camiseta blanca gracias a los goles de Kanouté, Bojan (de vaselina) y los argentinos Hernán Crespo y Fernando Cavenaghi.

Para el cuadro azul marcaron Antonio Di Natale, Totti y el argentino Nicolás Burdisso.

"Ha ido bien, lo dimos todo. La gente se divirtió, estamos felices. Nosotros seguiremos jugando para la paz en el mundo y para los niños, gracias Italia", fue el mensaje lanzado por Maradona al finalizar el encuentro.

Se cerró así un importante evento benéfico que logró reunir en el césped del Olímpico a más de 30 grandes leyendas del fútbol, que enviaron un mensaje de paz y unidad directo a todo el mundo.

El francés Frank Ribery sostiene, en una entrevista que publica hoy la revista "Sport Bild", que aunque su compatriota Antoine Griezmann ha tenido un gran año, todavía no se puede decir que sea de clase mundial y que para ello tiene que mantener el nivel durante una década.

"El ha hecho las cosas muy bien en la última temporada. Pero para ser de clase mundial hay que mantener ese nivel de forma constante", dice Ribery en la entrevista.

El jugador del Bayern Múnich critica que muchas veces después de una buena temporada de un jugador se empieza a pedir el Balón de Oro.

"Yo me niego a ello, la calidad es mantener ese nivel durante diez o quince años. Entonces estoy dispuesto a quitarme el sombrero y sumarme a las felicitaciones", indicó.

La pregunta original de la revista era si Griezmann ya estaba en el mismo escalón que el propio Ribery o el holandés Arjen Robben.

"En mi caso, he estado lesionado los últimos nueve meses. Pero he tenido un nivel constante en los últimos diez años", dijo.EFE

La Selección Chilena subió su nivel con respecto a la caída ante Ecuador, pero de todos modos debió trabajar duro para conseguir la victoria por 2-1 ante Perú de local y seguir vivo en las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

Arturo Vidal fue la gran figura y el héroe de la Roja. Anotó los dos goles y jugó gran parte del partido con su tobillo muy lesionado tras una patada descalificadora de un peruano. A los 85 le dio el triunfo a Chile con un tremendo zapatazo bajo desde afuera del área.

OTRA CARA

La Roja imprimió un ánimo distinto con respecto a su débil presentación ante Ecuador y Perú lo sintió. Desde el primer minuto, los locales se fueron con todo y se robaron el protagonista ante un forastero que sólo esperó.

A los 6 minutos Chile demostró el juego asociado que lo llevó a ser Bicampeón. Gran jugada colectiva entre Jean Beausejour y Alexis Sánchez , éste centró para Eduardo Vargas , pero su frentazo fue sacado por el meta Pedro Gallese.

Sería el preludio para el golazo que abrió la cuenta. Gran descuelgue de Mauricio Isla por la derecha, enganchó y dejó en el suelo a Miguel Trauco y centró para un desmarcado Arturo Vidal que le cambió el palo al portero para hacer estallar a todo el Estadio Nacional a los 9 minutos.

Perú sintió fuerte el golpe y se mostró muy aturdido, sin poder salir de su propio sector y defendiendo, muchas veces, con 9 jugadores ante el potente asedio chileno que tuvo el segundo a los 28, pero Vidal increíblemente disparó al portero que estaba batido en el suelo.

Alexis Sánchez volvió a mostrar la entrega que le caracteriza y en los primeros 45 minutos recuperó balones, habilitó a compañeros y encaró. Misma faena la de Vidal, que pese  a su amigdalitis previa y un descalificador patadón de Carlos Lobatón , siguió jugando y corriendo por toda la cancha.

Así terminó el primer tiempo donde Claudio Bravo fue mero espectador ante un Perú que, salvo un par de pelotas paradas, no llegó a zona contraria y se dedicó a defender.

En la segunda mitad, la escuadra de Ricardo Gareca salió más ofensiva y con la entrada de Raúl Ruidíaz ganó un poco más de poderío ofensivo, acercándose más a zona rival.

Chile también se dio maña de llegar con jugadas colectivas y pudo aumentar el marcador, especialmente a los 59, cuando Nicolás Castillo aguantó bien la pelota, tocó con Charles Aránguiz y este la quiso colocar, pero el balón pegó en la cara externa de la red.

Tras cartón pudo llegar el empate. Tiro libre de Cristián Cueva y Aldo Corzo que le ganó a todos por arriba, pero su cabezazo se fue desviado por escasos centímetros, cuando Bravo sólo atinó a mirar y ver cómo se salvó Chile.

Pero la más clara la tendría la visita a los 65. Grosero error de Gonzalo Jara que le regaló la pelota a Paolo Guerrero , éste dejó totalmente solo a Cueva, pero su disparo se fue desviado.

Chile comenzó a subir el nivel después de esto y pudo aumentar la cuenta con la llegada de Vidal a los 71 que luchó en el suelo una pelota baja de Isla minutos después de reingresar a la cancha tras ser atendido tras una lesión al tobillo.

Pero cuando la Roja era más, llegó un duro mazazo. Guerrero luchó una pelota y Edison Flores le ganó la marca a todos los defensores y sorprendió a Claudio Bravo con un disparo bajo, silenciando aún más a un estadio que no tuvo el aliento de otras veces.

La polémica llegó a los 80 minutos cuando, tras un pase largo de Alexis, Christian Ramos desplazó con su brazo a Edson Puch que cayó dentro del área, pero el juez ecuatoriano Roddy Zambrano no quiso cobrar penal.

El tiempo avanzó rápido y la angustia cada vez se apoderaba más del ambiente en el Estadio Nacional, pero apareció nuevamente Arturo Erasmo Vidal Pardo.

Recibió pase de Mauricio Isla , lesionado y todo aguantó a la entrada del área y a cinco minutos del final se dio media vuelta y metió zapatazo bajo para hacer estallar a todo el recinto con su heroica actuación.

Tras eso, su tobillo muy golpeado desde el primer tiempo no aguantó más y abandonó la cancha bajo una verdadera ovación.

Con esta victoria, Chile alcanzó los 14 puntos y volvió a meterse en la pelea por uno de los 4 cupos y medio que Sudamérica tiene para el Mundial. Si bien aún no está en zona de clasificación al quedar séptimo, espera con algo más de tranquilidad la fecha doble de noviembre, donde visitará a Colombia y recibirá a Uruguay.

Por CARLOS RODRÍGUEZ, Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO (AP) —

Los amistosos ante Nueva Zelanda y Panamá se presentan como una gran audición para cuatro jugadores que en el pasado fueron habituales en la selección mexicana, y que han sido relegados por diversos motivos desde que el colombiano Juan Carlos Osorio asumió el cargo de entrenador en octubre del año pasado.

Los hermanos Giovani y Jonathan Dos Santos, Alan Pulido y Marco Fabián están de regreso en el equipo mexicano que el sábado enfrentan a Nueva Zelanda en Nashville, Tennessee, y tres días más tarde choca ante Panamá, en Houston, Texas.

Esos dos partidos son los últimos antes del inicio del hexagonal final de la CONCACAF rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Para encarar los dos compromisos, el entrenador Osorio dejó fuera de esta cita a varios referentes de ligas europeas como Javier "Chicharito" Hernández y Andrés Guardado, para darle oportunidad de ganarse un puesto a otros jugadores, entre esos los Dos Santos, Pulido y Fabián.

"Es una oportunidad importante estos dos partidos ante Nueva Zelanda y Panamá, hay que aprovecharla al máximo porque el hexagonal está encima, luego viene la Confederaciones y para eso estamos aquí, para ganarnos un lugar", dijo Jonathan Dos Santos, volante del Villarreal español.

El menor de los hermanos Dos Santos declinó jugar en la Copa América Centenario para poder concentrarse con su club. Osorio dijo que fue un acuerdo entre ambos pero ya no lo volvió a requerirlo para los últimos dos partidos de la fase de grupos de la eliminatoria. Su hermano Giovani dijo que en México no valoraban la calidad de Jonathan.

"Yo siempre me he sentido valorado en mi país, pero es mi hermano y siempre me defenderá y querrá lo mejor para mí", agregó Jonathan. "Este llamado luego de un año me tiene feliz porque las cosas están saliendo bien en el Villarreal y aquí me estoy ganando la confianza. Pero sí quiero decir que me siento valorado y arropado por la selección y mi afición".

Giovani Dos Santos, quien juega para el Galaxy de Los Angeles de la MLS, tampoco quiso jugar en el torneo continental y el entrenador colombiano lo dejó fuera también para las eliminatorias.

Osorio aclaró que la decisión de no acudir no fue aprobada por él.

Dos Santos, mundialista en Sudáfrica 2010 y en Brasil 2014, ha cumplido con una buena temporada en la liga estadounidense donde suma 14 goles.

Fabián, quien fue mundialista hace dos años y también fue pieza importante para ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, había sido convocado sólo para un partido de eliminatoria ante Canadá en marzo pasado, pero no fue requerido después de eso.

"Cada partido es importante, no hay que quitarle la importancia porque sean amistosos. Son partidos para mostrarte y ganarte un lugar, por eso hay que dejar todo en la cancha", dijo Fabián.

México comienza el hexagonal con una dura visita ante Estados Unidos el 11 de noviembre y luego también irá a casa de Panamá.

"Hay que tomarlo como una motivación porque el 11 de noviembre todos queremos estar ahí", añadió el volante del Eintracht Frankfurt. "Este es el último examen para todos los que buscamos llegar a esa fecha".

El jugador suma tres goles en cinco fechas en la Bundesliga.

El caso de Pulido es diferente. El delantero fue mundialista en Brasil 2014, aunque no jugó, y no había estado en selección por problemas fuera de cancha con su club Tigres, con quien sostuvo una batalla legal que terminó recientemente con su fichaje para Chivas.

"Estoy contento de volver, extrañaba estos momentos luego de todo lo que pasó", dijo Pulido. "Todos saben que en Europa tuve poca participación luego volví a un equipo grande como Chivas y los ojos volvieron a apuntar a mí y gracias a eso estoy de vuelta en la selección. Es una motivación importante porque tenía tiempo de no estar y ahora que se viene la oportunidad hay que aprovecharla".

Por ROB HARRIS

LONDRES (AP) —

Ampliar el Mundial a 48 selecciones mejorará las posibilidades de América del Norte para organizar el torneo en 2026, según espera la CONCACAF.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, planteó a principios de semana la posibilidad de incorporar 16 países más a la competencia, lo que reduciría el número de países con infraestructura suficiente para organizarla.

"Desde la perspectiva de 2026, elija un número (de finalistas) y América del Norte podrá gestionarlo", señaló Victor Montagliani, presidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, a The Associated Press. "Una candidatura de la CONCACAF sería fuerte independientemente del número que se fije finalmente".

La última vez que el Mundial se celebró en la región fue en Estados Unidos en 1994. Los estadounidenses están dispuestos a repetir experiencia en 2026, posiblemente junto a sus vecinos Canadá y México.

"¿Hay una oportunidad para combinar los tres países? Quizás. No sabemos eso todavía", agregó Montagliani, que también es vicepresidente de la FIFA, señalando que por el momento no ha habido ninguna discusión formal al respecto. "Todavía no estamos en ese punto".

Tras los polémicos procesos de elección de las sedes del torneo para 2018 y 2022, que desencadenaron años de investigaciones por corrupción, la FIFA espera una votación más tranquila para 2026. En un principio, la sede se iba a elegir en 2017, pero los miembros de la FIFA retrasarán su fallo hasta 2020.

Luego de que los mundiales entre 2010 y 2022 hayan ido a África, Sudamérica, Europa y Asia, está ampliamente aceptado que ahora debería ser el turno de Norteamérica.

Los estatutos de la FIFA impiden que un mismo continente celebre mundiales consecutivos, pero China podría intentar tomar el testigo de Catar 2022. El conglomerado empresarial chino Wanda se convirtió en uno de los principales patrocinadores del ente rector del fútbol mundial en marzo diciendo que quería estar "mejor situado" para ayudar a decidir dónde se celebran los próximos mundiales.

"Tiene que haber algún tipo de rotación (...) Mire lo que está pasando con los Juegos Olímpicos", dijo Montagliani, refiriéndose a que Tokio organizará los JJOO de verano de 2020 entre los de Invierno de 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur, y los de 2022 en Beijing.

"No creo que sea bueno que ocurra todo en una zona. El Mundial no pertenece a una región. Creo que tiene haber algún tipo de rotación porque el Mundial pertenece al mundo y tenemos que respetar eso".

Montagliani aplaudió a Infantino por "tener iniciativa" al presentar la idea de un Mundial de 48 países.

"En el deporte hay tradicionalistas que creo que si por ellos fuera, seguiría habiendo un Mundial de 16 equipos", apuntó Montagliani durante una entrevista en Londres. "La realidad es que el Mundial no es solo una bestia económica, sino un producto que inspira esperanza a los países. Así que si podemos mejorarlo, hacerlo más grande sin perder su romanticismo, ¿por qué no?".

Antes de que la FIFA adopte un nuevo formato, Montagliani está seguro de que habrá un "exhaustivo proceso de revisión y análisis de costes y beneficios". El formato y el proceso de candidaturas comenzarán a discutirse la próxima semana cuando Infantino presida una reunión del Consejo de la FIFA en Zúrich.

Los temas que más urgen a la FIFA se centran en el Mundial de 2018, mientras crece la atención sobre el racismo y el dopaje en el deporte en Rusia, y la implicación del país en la guerra en Siria.

Montagliani no ve la necesidad de despojar a Rusia del torneo.

"Esta es una situación muy delicada porque somos un deporte", dijo. "Intentas alejarte lo más posible de la geopolítica del mundo porque es peligroso (mezclarlos), es como caminar por la cuerda floja".

Página 2 de 11