RSS Module

Moda (11)

Si tuviéramos que comentar sobre la boca más famosa de 2015, sería la de Kylie Jenner, quien viralizó las redes con el evidente aumento que se hizo en los labios.

A raíz de esto, miles de jóvenes comenzaron a "aumentarse" los labios, muchas veces usando artículos dañinos.

Analizando la situación de moda, un médico inglés de nombre Tim Pearce creó una nueva técnica para mostrar labios más carnosos, se llama Da Vinci y funciona de este manera:

En vez de inyectar refiles al azar en los pacientes, Pearce analiza la cara de cada persona, tomando los principios de Leonardo Da Vinci, que era medir las proporciones del rostro y el radio de éste.

Una vez que ya tiene las medidas del cliente, el médico inyecta en las zonas que le convienen a la paciente. De esta manera logra una armonía entre los labios y la cara.

 

En cambio, con el método convencional, lo único que se hace es inyectar los labios haciendo que muchas veces parezcan inflamados.

Tiene 22 años, es alemana, rubia y fue reconocida como la modelo de este 2015 por el portal especializado Models.com. Anna Ewers no solo ha desfilado para las principales casas de diseño en las Semanas de la Moda internacionales, también ha sido el rostro de campañas de belleza y editoriales de revistas como Vogue, Harper´s Bazaar e incluso del calendario Pirelli.

Ewers, según los expertos de la industria, está llamada a ser la próxima top. Con facciones definidas, que recuerdan a la estrella francesa Brigitte Bardot, y un estilo personal que marca pauta gracias a sus perfiles en las redes sociales, es una de las modelos más buscadas por los directores de casting.

Fue el propio Alexander Wang, uno de los diseñadores más populares que viste a mujeres como Nicole Kidman, Jennifer Lawrence, Rihanna o Miranda Kerr, quien vio una foto suya y la convirtió en su musa. Desde ese momento, Anna Ewers ha participado en los shows de Balenciaga, Chanel, Versace, Prada, Moschino, Calvin Klein, Ralph Lauren, Lanvin, entre otros.

Fría para algunos y perfecta para otros, es una de las maniquíes más consistentes de la moda y, con seguridad, una que continuaremos viendo como imagen de fragancias y cerrando desfiles.

Cada ropa y cada cuerpo tienen un cinturón perfecto que ayuda a definir la figura, reinventar estilismos y dar un toque sofisticado a cualquier look. Si todavía no sabes cuál es el tuyo, no te puedes perder nuestros consejos.

El cinturón es uno de los complementos más versátiles, ya que puede darle un toque especial a cualquier outfit, además de redefinir la figura haciéndonos parecer más estilizadas. Esta temporada, los cinturones fajín, o tipo obi, pisan con fuerza, inspirándose en los trajes típicos de las geishas pero, tampoco debemos olvidarnos de los cinturones finos, que un año más siguen protagonizando muchos de los looks más chic.

Cinturón obi o fajín

El cinturón obi, conocido comúnmente como fajín, es la apuesta perfecta si lo que se quiere es destacar la cintura. Su inspiración viene de Asia, donde los kimonos se ajustan al cuerpo gracias a este tipo de cinturones, que hacen una especie de efecto corsé. ​Loewe, Alexander Wang, Gucci, Isabel Marant o Maison Margiela ya nos adelantaban estas tendencias en las pasadas Semanas de la Moda.

Cómo llevarlo:

Debido a su anchura, hace que, visualmente, la cintura se estilice y parezca más estrecha que la cadera. Las chicas de talle recto, o las más delgadas, encontrarán su cinturón ideal en este tipo de fajines.

Es ideal para colocarlo bajo el pecho, justo encima de la cintura. Ayuda a dar protagonismo a tu look y a resaltar tu busto, por lo que es perfecto si tienes el pecho pequeño. Apuesta por un vestido con vuelo o de corte recto y conseguirás un outfit perfecto. También, si llevas una falda lápiz y una blusa holgada; le darás un toque muy chic. Además, si quieres disimular la tripa, también es una buena idea: marcarás la cintura pero no las caderas.

Aunque recomendamos colocarlo bajo el pecho, también existe la opción de ponerlo en la cadera. Es perfecto cuando se llevan prendas anchas, como blusones, para ajustarlos a la cadera y no conseguir el efecto de aumento de kilos.

Cinturón fino


El cinturón fino es el complemento ideal si se quiere dar un toque especial a un vestido, falda o pantalón, pero sin que cobre el protagonismo absoluto del look. Se puede optar por cinturones joya, con hebillas de pedrería, o bien por cinturones del mismo color que las prendas que se visten, para que pase más desapercibido.

Cómo llevarlo:

Es muy favorecedor para marcar la cintura de las mujeres que tienen muchas curvas: acentúa las formas pero sin exagerar. Si eres bajita o tienes mucho pecho, este tipo de cinturón te sentará mejor que el fajín, ya que alargará visualmente tu silueta. Un cinturón fino con unos jeans y una camisa o top metidos por dentro, harán un look de lo más femenino.

La ventaja de estos cinturones es que se pueden llevar tanto en las trabillas de las prendas como por encima. Puedes emplearlo para ajustarte un abrigo o un vestido que te queda amplio, así darás forma a tu cuerpo. Eso si, recuerda no ajustarlo demasiado porque puede parecer que te queda pequeño y por tanto, dar la sensación de que eres más ancha.

El suéter de cuello alto y lentejuelas de Dior se está convirtiendo en el último must de la temporada. Celebrities y blogueras ya se han rendido a sus brillos. ¿Caerás tu también en la tentación?

Aunque pueda parecer una prenda demasiado atrevida para usar en el día a día, este jersey está comenzando a plagar las calles de medio mundo. Su versatilidad es aún mayor de lo que te imaginas, algo que ya han dejado patente it girls como Chiara Ferragni, Olivia Palermo o la editora rusa, Miroslava Duma. ¿Te apuntas tu también a esta nueva tendencia? Pues no te pierdas las claves para combinarlo con acierto y ser el centro de todas las miradas.

Todo comenzó en Tokio, en el el desfile de Dior pre Fall 2015, donde Raf Simons no sorprendió a sus asistentes con kimonos ni diseños con toques asiáticos, si no con una colección inspirada en la película Blade Runner. Prendas con toques galácticos, abrigos largos, botas de piel y muchos brillos fueron los protagonistas del desfile en el que, indiscutiblemente, sobresalieron los jerseys de cuello alto con pailletes en plata y negro.

Esta colección de Dior, que sospechosamente se parecía a la que mostró Atto en su colección Resort 2014, no dejó indeferente a nadie y, todas las it girls, blogueras y famosas no tardaron en hacerse eco de esta tendencia. Concretamente, en la Paris Fashion Week Spring/Summer 2016 ya pudimos ver a muchas de ellas luciendo los jerseys galácticos de Dior.

Cómo llevarlo
Este tipo de jerseys es apto para todo tipo de prendas aunque no te lo creas. Se puede combinar tanto con pantalones de vestir, jeans, vestidos, faldas e incluso jumpsuits.

Look sport:
Unos pantalones vaqueros de estilo boyfriend y unas zapatillas de deporte blancas, hacen un look ideal para llevar el jersey de lentejuelas. De esta manera vimos a Miroslava Duma. Cómoda, chic y a la última. Las lentejuelas no sólo son para las fiestas nocturnas.

Look sixties:
Si prefieres los vestidos o las faldas, ¿qué mejor que combinarlas con este jersey? Los vestidos tipo pichi, inspirados en la década de los 60, pueden ser una prenda perfecta para llevar sobre este jersey. Deja a un lado la blusa blanca y atrévete con el jersey galáctico. Lo mismo pasa con los monos o jumpsuits; les darás un toque extra de elegancia al añadirle este tipo de jersey.

Naranja celosía, negro, blanco y rojo son los colores elegidos para lucir a finales de este año

Faltan varias semanas para que llegue la navidad. Sin embargo, nos adelantamos dándote un par de consejos de moda para que cierre el año con broche de oro, luciendo los colores y tonos de esta temporada.

  1. Mucho negro con transparencias

El negro es básico y deben existir un par de piezas en el closet. Si quieres que tu look sea aún más actual debes incorporar a tu vestimenta telas elegantes con transparencias y encajes.

  1. No hay negro sin blanco

Si bien el color negro complementa cualquier tonalidad e incluso puede ser el protagonista de cualquier look, también es cierto que el ‘Black and White’ es un clásico que te hará destacar. ¡Elige esta opción!

  1. Color perfecto para estar a tono

El naranja celosía fue elegido para este 2015 por Pantone. Se caracteriza por ser vibrante, llamativo y muy brillante. Seguramente, llamarás la atención durante estas festividades con este color en cualquiera de tus prendas. También puedes encontrar labiales en la misma tonalidad.

  1. El rojo nunca falla

Con una blusa o un hermoso vestido en este color te verás elegante y sensual. ¡Atrévete! También puedes seleccionar accesorios y calzado en sus distintas tonalidades.

Si uno creía que los tres mil tonos que se podían encontrar en la paleta de Pantone eran insuperables, esta autoridad en color nos ha demostrado que no existen límites, pues recientemente ha añadido 210 tonos nuevos a su sistema.

Fashion, Home + Interiors es el nombre de la nueva paleta pensada para la evolución de los gustos del consumidor y creada para que los diseñadores de estas áreas se mantengan en la vanguardia de la selección de color.

"Los colores que están influyendo en el diseño de hoy han evolucionado para reflejar cambios sociales, nuevas innovaciones tecnológicas y una perspectiva verdaderamente global?, explicó Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone Color Institute, en una entrevista a El País.

Con un total de 3 mil 210 colores, se añaden a la lista naranjas más radiantes y profundos, negros intensos, azules más matizados, así como diversas degradaciones en verdes, púrpuras y rosas. Amarillos exóticos, blancos y tonos oro fueron otras de las novedades.

Respecto a los nombres elegidos para denominarlos fueron pensados para evocar estados de ánimo, por lo que se pueden encontrar algunos como Poción de amor, paloma frutal o pavo real rosa.

Dan a conocer el color oficial del 2016

La firma Pantone reveló cuáles serás los tonos que dominarán el próximo año. el 2015 no ha terminado pero como saben, la moda siempre se adelanta.

A pesar de que este año sigue dominando el color Marsala, la firma Pantone reveló recientemente cuál será el tono oficial del verano 2016: el Rosa cuarzo

Un tono que está entre el palo de rosa y rosa pastel. Fue mediante el Instagram y página de Pantone, que el mundo pudo conocer el color que será el hit de las pasarelas, de hecho, dicha firma predijo que durante las próximas Semanas de la Moda lo veremos en casi todas las presentaciones Spring 2016.

Descubre los colores, acabados y «looks» de maquillaje que se llevan esta temporada. ¡Quién dijo que en invierno no se llevan los colores!

Recuerda estas dos claves: naturalidad e intensidad de color en ojos, labios y uñas. ¡Toma nota!

Rostro

Ya te hemos hablado del maquillaje «nude» o efecto «cara lavada», que recoge la gran tendencia para rostro de esta temporada: una cobertura ligera, con acabado natural y jugoso. Este invierno no tendrás que obsesionarte con evitar los brillos con todo tipo de polvos, prebases y maquillajes matificantes, porque lo que se lleva es precisamente un maquillaje de rostro jugoso, natural, con vida.

Como producto estrella para la cara no podrá faltarte el iluminador para destacar los puntos de tu rostro o, en su defecto, un corrector que permita iluminar esas zonas.

Este año, nos olvidamos del «contouring» para decantarnos por un tono natural y unificado del cutis con puntos jugosos de luz. Es decir, el «strobing».

Ojos

Este otoño – invierno 2015 – 2016 se llevan las miradas que rompen con maquillajes felinos o de gran intensidad. También se llevan los colores con textura, con protagonismo, más allá del tono. Esta temporada, tus ojos no pasarán desapercibidos…

Sombras de ojos: este año triunfan las sombras con textura en crema y en lápiz, en tonos metalizados como el dorado, el marrón, el morado y el burdeos. Para el día, también toda la gama de sombras «nude» en acabado mate.

«Smokey eyes»: esta temporada vuelve la tendencia del párpado monocolor, con una sombra que lo cubre hasta la banana con gran pigmentación. Esta tendencia se combina con el acabado «smokey eyes» que se impone para la noche.

Eyeliner felino: nada de delineados discretos para este invierno. Las fanáticas del «eyeliner» podrán esta temporada hacer de las suyas porque los ojos tienen todo el protagonismo. Se llevan también eyeliner metalizados (dorado, plata, cobrizo, azul, verde, etc.), así como el delineado continuo, que une las líneas de agua superior e inferior de los ojos.

Cejas intensas: este año se siguen llevando las cejas pobladas, con una tendencia clara al corte recto. No temas rellenarlas con maquillaje específico para darles más grosor e incluso lucir un «despeinado controlado».

Labios

Podría pensarse que si bien esta temporada triunfa el maquillaje de ojos intenso, habría que combinarlo con unos labios en tonos nude. Pero precisamente una de las novedades de la temporada es la combinación del «eyeliner» felino con colores de labios intensos, sobre todo en las gamas de granates y marrones.

Este año, puesta por el marsala, el marrón chocolate, el ciruela, el berenjena, el cereza o el burdeos. Y, por supuesto, combina tus delineados más gatunos con toda la gama de rojos, que nunca pasan de moda.

Para los ojos con efecto ahumado decántate mejor por los tonos nude y marrones naturales, para no recargar demasiado tu «look» de maquillaje.

Por último, apúntate una tendencia de maquillaje de labios que nos llega directamente de las pasarelas: el efecto labios mordidos. Consiste en una aplicación relajada del labial en la que la parte central se pigmenta más que el contorno de los labios, dando la sensación de un acabado más natural. Es como si por la noche lucieses un rojo de labios que te pusiste a primera hora de la mañana. Para conseguirlo, aplica tu labial con las yemas de los dedos incidiendo en la parte central y atenúalo con maquillaje o corrector en la zona de los bordes.

Uñas

En cuanto a uñas, esta temporada otoño-invierno 2015-2016 acertarás si apuestas por los colores oscuros como el café, azulón, morado, berenjena, verde oscuro, gris marengo y, sobre todo, el negro.

Los cortes de pelo que se adueñan del otoño derrochan elegancia y actitud. Ir a la peluquería es siempre un dilema, ya no entre el corto y el largo, dudamos ante cualquier decisión. Normalmente, entramos con paso firme decididas a cambiar nuestra imagen pero cuando nos hacen la temida pregunta ¿qué te quieres hacer?, nuestro cerebro se agarra al sólo las puntas. Este otoño te invitamos a no temerle a las tijeras con estos cortes de pelo que te presentamos.

Venimos diciéndote que el pelo corto está de moda y que no es, para nada, aburrido. ¿Nos vas a hacer caso? La tendencia pixie ha vuelto a resurgir dotándose de nuevos moldeados y con más volumen. Atrás quedaron los cortes más clásicos al estilo Mia Farrow en La semilla del diablo, hoy llega el pelo corto con volumen del que nos declaramos fans absolutas.

Un corte menos arriesgado es el estilo midi, esa melena que acaricia sutilmente los hombros y que tan famosa se ha hecho gracias a las innumerables personas que han decidido imitar el look de Jane Birkin con unos centímetros menos. Esta vez dejamos de lado el flequillo recto y despeinado para lograr un efecto aún más natural.

También esta melena cuenta con innovaciones. Dos nuevos cortes de pelo, el bob y el long bob, se unen a ella. La versión más corta viene de la mano del extraordinario corte de Felicity Jones, mientras que el más largo es el de Lucy Hale.

La melena larga también tiene un hueco en otoño y su principal defensora es Lily Aldridge. Desde una melena setentera despeinada, conocida también como corte swag aunque este se caracteriza por un flequillo frondoso, hasta una más actual llena de ondas bien marcadas tienen sitio en las peluquerías. La mejor manera de llevar esta cabellera es con la raya en medio y dejar que el pelo caiga de la forma más natural posible.

El 'LBD' es el único básico de fondo de armario capaz de hacerle la competencia a la camisa blanca de botones

Si Coco Chanel ya bautizó al little black dress como el vestido que toda mujer que debería tener en su armario, el germen de los básicos cuando aún ni siquiera existía el concepto (ni cómo combinarlos), la camisa blanca, sería, mano a mano con el vestidito negro, su incansable compañera de fatigas. Cumple la regla monolítica del básico: al margen de las tendencias que van y vienen, la camisa blanca es una prenda que siempre está ahí. La camisa blanca y el LBD forman una 'extraña pareja' que a menudo no suele verse junta, pero sin la cual el fondo de armario haría aguas en cualquier temporada del año, con la particularidad de que la camisa blanca es también indispensable para los chicos. A ellos precisamente les debemos la popularidad de las camisas abotonadas, una prenda que sería solamente masculina hasta que las mujeres comenzaron a cambiar la blusa por la camisa de vestir en los años 30.

LOOK 1: Camisa blanca sin adornos, con manga remangada al estilo J. Crew, con cuello abierto y remetida por dentro de una falda midi en otro color básico. Victoria Beckham domina este estilo, junto con Olivia Palermo.

Del little black dress ya se ha hablado largo y tendido: la protagonista hoy es la camisa de botones, button down como s la conoce en inglés, y que es tan versátil que podemos imaginarla casi con cualquier estilismo; vaqueros, shorts, una falda de polipiel, un esmoquin o incluso anudada o suelta sobre un vestido. La camisa blanca actúa como un lienzo, y es la preda perfecta para llevar accesorios grandes y de colores, o combinarla con una falda o unos pantalones de temporada, y con las tendencias que morirán al cabo de poco tiempo -unos tres o seis meses, si nos atenemos a los ciclos de las tendencias en la industria de la moda.

LOOK 2: La camisa con twist. Poppy Delevingne se decanta por el off-white con camisa de puños extra largo y cuello en pico muy marcado, y botones metálicos a juego con las perlas de la falda vaquera. El toque glam definitivo lo ponen las sandalias glitter en oro. Alexa Chung cede todo el protagonismo del color a su rouge de labios neutralizando el color de la camisa y los vaqueros, combinados en blanco. Eso sí, no se salta ni un truco de estilo: manga remangada, cuello ligeramente abierto y desenfadado con picos redondeados y bajo metido por la cinturilla del pantalón. Olivia Palermo, impecable con una camisa blanca en la que confluyen dos trucos 'exprés' para actualizar cualquier estilismo: la manga doblada y el nudo de la camisa, además de los apliques joya del cuello, que le dan un aspecto lady al aspecto básico de la camisa blanca con botones. La neoyorquina remata el conjunto con una falda midi de cuero, un look que ya ponía de moda Lauren Bacall a finales de los años 40.

La primera regla para sacar la camisa blanca del vestuario de oficina al que normalmente va asociada es probar con nuevos tejidos alternativos al algodón, además de cortes y detalles que cambian de un modelo a otro (por ejemplo, un plisado sobre el pecho, bolsillos, adornos en los picos o mangas), y explorar los pequeños detalles que hacen de una prenda otra completamente nueva, a menudo más desenfadada o chic.

LOOK 3: Victoria Beckham cambia la falda por el pitillo con raya marcada y stiletto en negro, y añade un twist a su camisa con el cuello con blonda de encaje. La nota definitiva la pone el jersey de punto en cuello en pico, que rebaja el tono en un estilismo office más o menos serio. Cara a cara, la otra experta en camisas lisas, Alexa Chung, que también le pone un toque extra femenino a su camisa blanca con una lazada bajo la barbilla. El resto de su look está compuesto de básicos: chaqueta corta negra, 'mini' sastre en gris y minibolsito, además de babuchas. Emma Watson, la más sexy de las tres, con un esmoquin femenino y camisa con cuello cerrado.

Son los trucos de las expertas en moda las que ganan puntos en este terreno: una manga remangada a tiempo, por ejemplo, siguiendo religiosamente los pasos desvelados por la directora creativa de J. Crew a la bloguera Leandra Medine, y que explicaba hace unos meses que la manera correcta de remangar una camisa es tirando del extremo de la manga hacia arriba hasta la mitad del brazo, y después doblando escrupulosamnente la maga hacia fuera, dejando sobresalir el pico del puño. También entrarían en este apartado las camisas anudadas a la cintura, combinadas con un vaquero de línea relajada o una falda midi, los cuellos abierto que dejan un par de botones desabrochados, y las camisas remetidas por dentro del pantalón o la falda, ya sea por completo, alrededor de toda la cinturilla, o asimétricas, más largas por detrás que por delante o remetidas solamente en un lado.

La 'skinny scarf' (ese fino pañuelo negro que no paras de ver en las tiendas) lleva ya el título de complemento del otoño. Pero, ¿cómo llevarlo? Nos fijamos en las bloggers a modo de inspiración.

Un pañuelo fino y negro es todo lo que necesitas para darle un toque diferente a tu look. Lo importante es elegir el modelo perfecto y el lazo adecuado.

Puedes añadirlo a tu outfit haciendo un nudo al estilo que Chloé ideó o dejándolo en una simple vuelta al cuello. Así lo demuestra We Wore What con un look de prendas blancas con complementos negros, aparentemente sencillo pero que gracias al pañuelo al cuello hace diferenciarse. Un mismo patrón que sigue Fashion and Style en versión vestido con éxito.

Donkeycool decide añadírselo a un look de vestido verde de ante rompiendo con lo que Be Sugar and Spice, Fashion Vibe y Stylescrapbook dictan: pañuelo negro sobre camisa blanca, pues el Black & White es una apuesta segura de elegancia que nunca pasará de moda.