RSS Module

Mundo (83)

Mientras el sol del amanecer empieza a teñir de rojo el cielo, Angélica Pereira sale con su hijita de un año de la pequeña casa que habita en una calle de tierra con pozos de agua en los que flota basura.

El chofer que debe recogerla a ella y a otras madres de bebés afectados con el virus del zika está demorado dos horas, lo que implica que tendrán menos tiempo para ver a los terapeutas que ayudan a su hija a mover sus rígidas extremidades y la espalda.

"Siempre tenemos algo que hacer. Hay que dejar todo de lado, nuestras tareas, nuestras casas", expresó la mujer de 21 años. "Somos muchas con niños con necesidades especiales. (El gobierno) Se olvida de eso".

En un comienzo se pensó que el zika producía síntomas como los de un resfriado. Pero una ola de casos de bebés con cabezas pequeñas en el noreste de Brasil generó una alarma mundial sobre el virus, que posteriormente fue asociado con un defecto de nacimiento conocido como microcefalia. Al establecerse esa conexión, la presidenta de entonces, Dilma Rousseff, prometió dar la ayuda necesaria a las familias afectadas.

Si bien el gobierno ha ofrecido terapia y alguna asistencia financiera, madres como Pereira afirman que no es suficiente para satisfacer las necesidades mínimas del cuidado de niños con severos problemas de desarrollo.

Algunas familias amenazan con demandar al gobierno para que entregue a más familias la partida de 275 dólares mensuales que se ofrece ahora a los hogares donde se gana menos de 70 dólares al mes. También quieren que el gobierno pague por las medicinas de los bebés con epilepsia, otro síntoma frecuente en los niños cuyas madres contrajeron el zika durante el embarazo.

"Estas mujeres que necesitan asistencia financiera son de pueblos distantes y todos los días descubren problemas nuevos con sus hijos", declaró la abogada Viviane Guimaraes, que ayuda a varias familias a registrarse en el programa para discapacitados.

Los programas estatales de salud están muy mal financiados en Brasil y los pacientes a menudo tienen que esperar meses para recibir tratamiento. La gente que puede paga por planes de salud privados.

Jusikelly da Silva dice que está desesperada por que le hagan una tomografía del cerebro a su hija Luhandra, de diez meses, quien comenzó a sufrir convulsiones hace algunos meses que la dejaron casi inmóvil. Silva lleva tres meses tratando de conseguir un examen radiológico y una cita con un especialista.

"Es horrible porque siento que cuanto más espero por los exámenes, peor se pone y no podré cuidar de ella", se lamentó.

Muchas mujeres terminan pidiendo dinero prestado a sus parientes para pagar por los servicios de hospitales y médicos privados. Silva dice que no tiene otra salida. El solo hecho de comprar fórmula para su bebé es una batalla. Ella y sus cinco hijos viven de los 250 dólares que gana su marido mensualmente trabajando en un depósito.

La secretaria de salud del estado de Recife, Jailson Correia, dice que la municipalidad todavía no recibió los fondos prometidos por los gobiernos estatal y nacional para la división de niños con problemas. El proyecto es crear un grupo de pediatras, neurólogos infantiles, trabajadores sociales y terapeutas físicos, ocupacionales y del lenguaje que traten a los niños con trastornos derivados del zika.

Correia dice que la municipalidad ofreció medicinas para la epilepsia a ser distribuidas caso por caso porque no son ofrecidas por el plan de salud público, pero esa ayuda no será ilimitada.

"Los recursos financieros de la municipalidad son escasos", declaró Correia a la Associated Press. "Necesitamos que las autoridades desempeñen un papel más activo a nivel estatal y nacional".

Funcionarios federales no respondieron a varios pedidos de información adicional sobre su respuesta a la crisis.

El brote de zika llegó a Brasil en momentos en que el país soporta una recesión de dos años que ha hecho subir el desempleo y la inflación por encima del 10%. Una propuesta bajo consideración en el Congreso fijaría un tope a los gastos públicos, lo que hace temer que haya recortes en los presupuestos de salud y educación.

Tratar menores con problemas neurológicos no es barato.

Investigadores que exploran el costo que representa la lucha contra el zika dicen que cada menor con microcefalia le costará al gobierno unos 95.000 dólares de por vida en atención médica.

Jorge A. Alfaro Murillo, investigador de la Facultad de Salud Pública de Yale, dice que el estimado se basa en los gastos que generan los trastornos mentales. Acota que la microcefalia es un problema más severo todavía.

Brasil confirmó más de 2.000 casos de microcefalia hasta ahora y el ministro de salud Ricardo Barros dice que la mayoría de estos bebés están inscriptos en centros de rehabilitación para estimular su desarrollo. Más de la mitad son de hogares pobres, con ingresos mensuales de menos de 70 dólares.

El esposo de Ana Carla María Bernardo, de 24 años, cuya hija Carla Elisabethe nació con trastornos cerebrales, perdió su trabajo, pero la mujer dice que el gobierno no le da ayuda financiera porque su marido ganaba más que el sueldo mínimo.

Bernardo vive en las afueras de Recife y todos los días debe viajar dos horas de ida y dos de vuelta en autobuses para llevar a su hija a un centro de rehabilitación.

"Ojalá el gobierno nos ayudase", expresó la mujer. "Tienen los recursos. Es cuestión de que se interesen en nosotros".

El legislador que encabezó la destitución de la presidenta brasileña Dilma Rousseff fue arrestado el miércoles como parte de una investigación sobre corrupción en la petrolera estatal Petrobras. El diputado Eduardo Cunha, que hasta recientemente fue un aliado clave del nuevo presidente Michel Temer, está acusado de corrupción, lavado de dinero y evasión fiscal vinculada a la compra de un yacimiento que Petrobras realizó en el 2011 en el país africano de Benin.
 
Los fiscales dijeron en un comunicado que pidieron la detención de Cunha porque presuntamente representaba una amenaza a la integridad de la investigación y podía fugarse. También pidieron que se congelen cuentas bancarias en su poder, que suman unos 60 millones de dólares. Cunha fue arrestado en la capital, Brasilia, y luego fue llevado en avión a la ciudad de Curitiba, donde el juez Sergio Moro preside varios casos de Petrobras.
 
En un comunicado, Cunha dijo que su arresto era "absurdo". El expresidente de la cámara baja enfrenta varias investigaciones y ha sido acusado de aceptar millones de dólares en sobornos para él y otros políticos.
 
Cunha refuta los alegatos y ha dicho que es objeto de una cacería de brujas por parte del Partido de los Trabajadores, al que pertenece Rousseff. Cunha inició el proceso de destitución en contra de Rousseff en diciembre, cuando era presidente de la Cámara de Diputados. Eso conllevó a que el Senado votara en favor de destituir a la presidenta en agosto.
 
Para entonces, las acusaciones de corrupción ya habían obligado a Cunha a renunciar a su puesto de presidente de la cámara baja. El mes pasado, se le removió de su puesto en el Congreso y se le retiraron las protecciones legales que tenía contra la presentación de cargos, que gozan los funcionarios electos en Brasil.
 
Cunha luego comenzó a criticar públicamente a Temer, quien fuera su aliado, y a miembros del gabinete. Anunció que escribiría un libro contando todo sobre la destitución y que los primeros fragmentos serían publicados en noviembre.
 
Los analistas han dicho que si Cunha coopera con los fiscales, podría inculpar a otros en el caso Petrobras y crear más dolores de cabeza para el gobierno. Tras el arresto, la oficina de Temer dijo que el presidente había acortado su viaje a Japón y se esperaba que estuviera de regreso en Brasilia antes de lo previsto.

Miles de mujeres, vestidas de negro, interrumpieron su trabajo en Argentina durante una hora para protestar contra una plaga que no tiene fin: más de 200 de ellas son asesinadas cada año, víctimas de violencia de género. Horas después, otras decenas de miles marcharon bajo la lluvia con paraguas y abrigos mayoritariamente negros en varios puntos del país para cerrar una jornada de lucha que moviliza como nunca a Argentina desde hace más de un año, pero de momento sin resultados concretos. Un asesinato y violación especialmente cruel de una adolescente de 16 años, Lucía Pérez, ha revuelto de nuevo a una sociedad que no lograr frenar la violencia. La lucha fue seguida en varios lugares del mundo.

Argentina vive una paradoja: nunca había tenido tanta presencia pública la batalla contra la violencia de género, aquí llamada femicidio, y sin embargo nada parece servir ni siquiera para reducir los asesinatos. A pesar de que hace más de un año se vivió la mayor movilización del país y una de las mayores del mundo contra esta lacra, tras el asesinato de Chiara Páez, que tenía 14 años y estaba embarazada, pocas cosas parecen cambiar. Solo en lo que va de octubre se han contabilizado 20 asesinatos de mujeres por violencia de género, casi uno cada 23 horas. La media que ofrecen las estadísticas durante el año es de uno cada 30 horas.

Buena parte de las mujeres en todo el país siguieron la consigna lanzada en los días anteriores: vestir de negro, usar en las redes sociales los distintos hashtag –#NiUNaMenos, #VivaNosQueremos, #MiércolesNegro- y parar durante una hora a las 13:00 para acudir a la marcha por la tarde en el Obelisco, en el centro de Buenos Aires. Todos los políticos, artistas y periodistas más conocidos se sumaron.La protesta tuvo un seguimiento muy fuerte sobre todo en los edificios públicos, ministerios, transportes y en especial en los colegios, donde fue muy emotiva porque la última fallecida, que fue violada y empalada, lo que causó su muerte, tenía solo 16 años cuando acudió engañada a una casa donde iban a venderle drogas en Mar del Plata.

Los detalles de su tortura y asesinato han conmovido a Argentina. En las calles de Buenos Aires, a las puertas de los edificios de oficinas, miles de mujeres de negro salieron para gritar las consignas del ni una menos. La sensación de que nada avanza es constante entre ellas. También Chiara Páez era una adolescente, asesinada por su novio y enterrada en el patio. La movilización fue enorme pero no se lograron grandes avances. Toda Latinoamérica, Argentina incluida, es víctima de una ola de violencia de género en sociedades donde el machismo está aún muy arraigado.

Por la tarde, y pese a una lluvia torrencial y una frío inusual para la primavera austral, decenas de miles de mujeres marcharon bajo sus paraguas desde el Obelisco hacia la Plaza de Mayo, epicentro de las protestas sociales en Argentina. Con aplausos, gritos de "vivas nos queremos, ni una menos" y pancartas con la leyenda "El machismo mata", mujeres de todas las edades repudiaron la violencia machista. "Ni una menos, ni una más, si no hay justicia hay escrache popular", cantaban por las calles del centro de la ciudad, que se vio colapsado por la afluencia de manifestantes que concurrían desde todas las direcciones hacia Plaza de Mayo.

Familiares de víctimas con fotos de hijas, hermanas y nietas asesinadas exigieron en la marcha el fin de la impunidad de estos crímenes. Jóvenes estudiantes, con carteles contra el acoso callejero y la frase "Ni una menos" tatuada en sus mejillas, pidieron poder "vivir sin miedo". Activistas contra la despenalización del aborto reivindicaron al Estado que no haya "ni una muerta más por aborto clandestino en Argentina". Trabajadoras y sindicalistas denunciaron, una vez más, la brecha salarial que persiste entre hombres y mujeres y la disparidad de oportunidades para acceder a puestos de poder.

El asunto rápidamente se ha convertido en una cuestión política. El Congreso reaccionó y casi a la misma hora en la que protestaban los manifestantes se aprobaba en el Senado por 54 votos contra dos una reforma para garantizar por ley que habrá paridad en el Parlamento, como sucede en otros países. Nadie en la esfera pública puede sentirse ajeno a un movimiento que no existía prácticamente hace un año y medio, más allá de algunas organizaciones pequeñas, y ahora moviliza a miles de personas.

Todos miran al Gobierno para ver cómo piensa resolver este problema. El presidente, Mauricio Macri, se mostró solidario con la protesta y confió en que empiece a funcionar el plan de choque que ha puesto en marcha, aún sin resultados claros. La clave, dijo, está en la educación. “Con la educación tenés la posibilidad de entender que todo tipo de violencia es algo de lo cual nos tenemos que alejar, especialmente de la violencia de género, que hoy nos está pegando y afectando mal”, aseguró.

Pero mientras Macri se mostraba comprometido, la oposición le criticaba por no dedicar los fondos suficientes. “Es increíble, en el día del paro de las mujeres, resulta que el proyecto con el que pretenden reformar el Ministerio Público elimina la unidad especializada en femicidios (UFEM). De no creer.", aseguró Cristina Fernández de Kirchner, la expresidenta y de alguna manera líder de la oposición. “Mi corazón estará en la marcha de cada una de las mujeres que se movilicen este miércoles. Junto a cada compañera”, había dicho en otro mensaje en el que señalaba que el hecho de haber tenido a una mujer en la presidencia puede haber contribuido indirectamente a una cierta rabia de algunos hombres que se vuelca en la violencia de género.

QUITO (Reuters) - La fiscalía ecuatoriana dijo el miércoles que cambió la fecha para el interrogatorio del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por pedido del propio experto informático, para el 14 de noviembre en la embajada del país sudamericano en Londres.

Las autoridades ecuatorianas fijaron originalmente el 17 de octubre como fecha para tomar su declaración, dentro de una investigación por presunta violación que enfrenta en Suecia.

"El pedido lo hizo mediante un escrito, a través del Embajador del Ecuador en Reino Unido, en el que argumentó sus razones de garantías de protección y defensa de su persona", explicó la fiscalía en un comunicado.

"Atendiendo este requerimiento y en respeto a las garantías constitucionales de los ciudadanos nacionales y extranjeros, bajo jurisdicción ecuatoriana, la Fiscalía General resolvió fijar la nueva fecha para el 14 de noviembre", agregó.

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia. El ciudadano australiano teme que Estocolmo lo extradite a Estados Unidos, donde sigue abierta una investigación penal por la filtración de documentos gubernamentales a través de WikiLeaks.

El cambio de fecha pedida por Assange fue comunicado al Ministerio Fiscal de Suecia, agregaron las autoridades, al señalar que la hora y el lugar del interrogatorio se mantienen sin cambios.

Wilson Toainga será el fiscal ecuatoriano que realice el interrogatorio, en base a un pliego de preguntas entregado por el Ministerio de Justicia sueco dentro de la investigación.

Suecia había solicitado permiso a Ecuador para interrogar a Assange por cargos de violación, lo que se concreta tras la firma de un acuerdo el año pasado entre ambos países para facilitar el interrogatorio.

Helicópteros llevan alimentos y medicinas al devastado suroeste de Haití, pero a más de una semana después del paso del huracán Matthew, la vida en la zona está lejos de recuperar la normalidad y la desesperación es cada vez mayor en las comunidades a las que todavía no ha llega la ayuda.

La electricidad sigue cortada, el agua y la comida escasean y funcionarios dicen que jóvenes de localidades al pie de la carretera que une las ciudades de Les Cayes y Jeremie, entre las más afectadas por el huracán, levantan barricadas con piedras y ramas rotas para frenar las caravanas de vehículos que llevan suministros de emergencia.

"Ven como estos convoyes pasan con suministros y no se detienen. Tienen hambre y sed y algunos se están enfadando", dijo Dony St. Germain, responsable de El Shaddai Ministries International.

Un convoy que llevaba alimentos, agua y medicamentos fue atacado por pistoleros en un valle remoto afectado por un importante deslave, apuntó Frednel Kedler, coordinador de la Agencia de Protección Civil en el departamento de Grand-Anse.


En toda la península suroeste de Haití, los residentes limpian los escombros dejados por Matthew, que mató a cientos de personas, destruyó decenas de miles de casas, dejó al menos 350,000 personas con necesidad de asistencia y elevó el temor por un posible aumento del número de casos de cólera.

Guillaume Silvera, alto funcionario de la Agencia de Protección Civil en Grand-Anse, una región que sufrió de lleno el paso del huracán, dijo que solo en la provincia se conf1rmaron 522 muertes — sin contar con las posibles víctimas en varias comunidades remotas que siguen aisladas por los problemas en carreteras y puentes.

Desde la sede nacional de la agencia en la capital, Puerto Príncipe, se dijo que el recuento oficial de fallecidos en el país era de 336 personas, entre ellas 191 de Grand-Anse.

En la comunidad costera de Port Salut, el profesor Joseph Jean Moren estaba en el porche de su vecino y señaló una pila de colchones, ropa y libros embarrados junto a los restos de unos cimientos de hormigón.

"Esa era mi casa", dijo el maestro, de 43 años.

La casa estaba a unos 200 metros del mar la noche de la tormenta. Él, su esposa y sus seis hijos se fueron a la casa del vecino porque tenía una base más elevada. La marejada causada por la tormenta generó enormes olas de agua salada que barrieron su vivienda mientras el observó la situación durante horas.

Residentes en Port Salut y Les Cayes dijeron que habían recibido muy poca o ninguna ayuda. Además de alimentos y agua, necesitan ropa y sobre todo zapatos, porque muchos se han cortado en los pies o pisaron clavos viejos entre la vasta cantidad de escombros desperdigados por la zona.

"Lo perdí todo. ¿Ven lo que llevo puesto? Alguien me lo dio", dijo Merlaine Chere en Port Salut mostrando una herida que se hizo tras pisar un clavo. La mujer dijo que no fue atendida en un hospital local porque le pidieron pagar 150 dólares, un dinero que no tiene.

La desesperación aumenta del mismo modo que las ayudas internacionales.

En Jeremie, una ciudad próxima al extremo de la península suroeste de Haití, en casi todas las calles puede oírse el sonido de los martillos mientras los residentes parchean los tejados de sus casas lo mejor que pueden.

En una esquina, Jameson Pierre mezclaba concreto para convertirlo en bloques. El joven, de 22 años y cuya familia está en un albergue de emergencia, ve el lado positivo de la tragedia.

"Habrá muchos puestos de trabajo ya que muchas casas fueron derribadas. Llevo trabajando tres días seguidos", dijo apuntando que cobra alrededor de un dólar diario.

Los tres primeros aviones con ayuda humanitaria procedente de Estados Unidos, de los cinco que están previstos, aterrizaron en el aeropuerto de Puerto Príncipe. A bordo había 480 toneladas de suministros, incluyendo 20,000 kits higiénicos, 18,000 sets de utensilios para cocinar, 40,000 mantas y 500 rollos de plástico.

En la pista de aterrizaje de Jeremie no caben los grandes aviones de mercancías, por lo que la ayuda llega a la golpeada región en helicóptero. Tres de los nueve previstos llegaron a Jeremie con arroz y aceite para cocinar, entre otras cosas.

"Perdí todo lo que tenía en este huracán. Vengo para conseguir algo de ayuda", dijo el agricultor de subsistencia Markus Bagard, uno de los casi 200 haitianos que esperaba en el exterior de la pista mientas observaba como se descargaban los helicópteros.

La preocupación sobre un aumento de los casos de cólera creció por las inundaciones generalizadas causadas por Matthew. El brote actual de la enfermedad se ha cobrado la vida de unas 10,000 personas y enfermó a 800,000 más desde 2010.

Maria Sofia Sanon, una trabajadora sanitaria que supervisa un centro de tratamiento del cólera al aire libre en una esquina del principal hospital de la ciudad, denunció que no tienen equipos suficientes para tratar a los enfermos. Las instalaciones estaban cubiertas de ramas rotas y un grupo de madres jóvenes sostenían los brazos de sus hijos mientras recibían hidratación por una vía.

"Se supone que no deberían estar al sol, pero no tenemos más camas", señaló Sanon.

PARÍS (Reuters) - El presidente francés, François Hollande, acusó el miércoles a Estados Unidos de abusar de su poder al exigir multas multimillonarias a las empresas europeas al mismo tiempo que protege a sus propias firmas, alimentando una disputa transatlántica cada vez más amarga.

En una entrevista con una revista francesa seis meses antes de las elecciones presidenciales, Hollande dijo que las multas - la más reciente, la eventual sanción de 14.000 millones de dólares a Deutsche Bank por la venta de valores respaldados por hipotecas tóxicas en Estados Unidos - fue una de las razones por las que no pudo apoyar un acuerdo europeo de libre comercio con EE.UU.

"Cuando la Comisión va detrás de Google o de gigantes digitales que no pagan los impuestos que deben en Europa, América se ofende", dijo el dirigente socialista a la revista L'Obs en una amplia entrevista.

"Y, sin embargo, exigen bastante descaradamente 8.000 millones de euros a BNP o 5.000 millones a Deutsche Bank", declaró.

Los comentarios de Hollande llegan pocos días después de que un informe del Parlamento francés criticara a EE.UU. sobre el uso cada vez más agresivo de las leyes extraterritoriales que han costado miles de millones de euros en multas a las empresas europeas.

BEIRUT, Líbano (AP) —

Últimas noticias sobre la guerra en Siria. Todas las horas son locales.

El papa Francisco condenó el asalto a la ciudad siria de Alepo, señalando que los responsables de los bombardeos deben responder ante dios.

En su audiencia pública de los miércoles en la plaza de San Pedro, dijo estar "unido en sufrimiento a través de la oración y la cercanía espiritual" con la gente de Alepo. Expresó "profundo dolor y fuerte preocupación por lo que está pasando (...) Niños y mayores, todos están muriendo".

El pontífice argentino pidió mayores esfuerzos para proteger a los civiles afectados por la guerra civil que asola Siria desde 2011. "Apelo a las conciencias de los responsables por las bombas que deberán responder ante dios" por sus acciones, agregó Francisco.

El gobierno sirio y sus aliados rusos lanzaron una importante ofensiva sobre la ciudad.

Ataques aéreos causaron el miércoles serios daños en dos hospitales en el este de Alepo, el feudo de los rebeldes sirios en la ciudad, que provocaron la muerte de dos enfermos graves, dijeron funcionarios sanitarios.

La ofensiva aérea alcanzó los hospitales M1 y M10, noqueando sus generadores y cortando el suministro de agua, lo que los dejó temporalmente fuera de servicio.

Dos pacientes fallecieron ante la imposibilidad de mantenerlos con vida de forma artificial, explicó Mohammed Abu Rajab, director del hospital M10, el mayor de los ocho existentes en Alepo. La unidad de cuidados intensivos sufrió importantes daños, agregó.

Adham Sahloul, de la Syrian American Medical Society con sede en Gaziantep, Turquía, confirmó los ataques, que describió como intencionados. Las fuerzas del gobierno de Damasco conocían la localización de ambos centros, apuntó.

El cierre de los dos hospitales reduce a seis el número de instalaciones sanitarias operativas en el este de Alepo. Solo tres de ellas pueden atender emergencias.

Por ANDREA RODRIGUEZ, Associated Press

LA HABANA (AP) —

Hasta la semana pasada los cubanos miraban distantes la carrera presidencial en Estados Unidos. Después de todo, y con algunos matices, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump habían coincidido en darle continuidad al deshielo binacional.

La situación, sin embargo, comenzó a cambiar el fin de semana. De visita en Miami, Trump se desdijo y amenazó con deshacer el acercamiento entre Washington y La Habana a menos que el presidente Raúl Castro cumpla una serie de demandas, incluida la liberación de presos políticos.

El giro en la posición del republicano generó preocupación, a la par que puso sobre el tapete la fragilidad de la nueva relación que se busca construir entre los dos países, y que por ahora incluye una serie de medidas ejecutivas del presidente Barack Obama, quien no pudo convencer al Congreso de avanzar en el levantamiento de las leyes del embargo.

"No pienso que (Trump) vaya a tomar una decisión tan drástica. ¿O sí?", se preguntó con asombro Bernardo Toledo, un jubilado de 72 años que fue consultado por AP sobre la posibilidad de que el republicano derogue las medidas de deshielo. "Sería una desgracia".

En Miami, Trump aseguró el viernes que dedicará su mandato a luchar contra la "opresión" comunista y a favor de una apertura política en Cuba, mientras advirtió que revertiría las órdenes ejecutivas de Obama, "a menos que el régimen de los Castro escuche nuestras demandas".

Por ser medidas ejecutivas, que no necesitan autorización del Congreso, el próximo mandatario puede revertirlas al gusto.

De una docena de personas consultadas en calles del centro de la Habana, por lo menos la mitad había oído o leído sobre los comentarios de magnate republicano. Pero incluso los que no, se mostraron contrarios a regresar a los tiempos de una hostilidad abierta entre ambas naciones.

"Nosotros queremos estar en paz, ¿él (Trump) no piensa en las familias? Imagínese cómo pondría algo así a todo el mundo, preocupado", dijo la farmacéutica Heidi Picot, para quien además es inadmisible que el magnate intente condicionar a Cuba. "¿A quién le gusta que vayan a su casa a mandar? Respeta para que te respeten".

Dos millones de personas de origen cubano residen en Estados Unidos y muchas de las familias tienen miembros en uno y otro lado del Estrecho de La Florida. El restablecimiento de relaciones diplomáticas anunciado el 17 de diciembre de 2014 es apreciado en general por la gente como un adelanto de lo que podría ser un nexo más fluido también entre parientes.

Otro aspecto recurrente en las consideraciones de los ciudadanos en la isla fue el impacto económico que podría implicar el revertir el acercamiento, sobre todo con la crisis de dos de sus más fuertes aliados políticos en la región Venezuela --el primer socio comercial y su principal abastecedor de crudo-- y Brasil --una de las fuentes más importantes de contratación de servicios profesionales cubanos.

El turismo, uno de los principales motores económicos de la isla por ejemplo, se incrementó tras el deshielo.

Por lo pronto, Clinton mantiene una ventaja electoral sobre Trump para los comicios que se realizarán en noviembre próximo y a diferencia del segundo la demócrata apoya continuar con la política de Obama que reabrió la embajada en la isla, reinstaló los vuelos comerciales directos, retiró a la isla de la lista de patrocinadores del terrorismo y generó iniciativas para encuentros de cooperación en materia de seguridad o finanzas, entre otros.

Obama dio un histórico cambio en la política de hostilidad de Estados Unidos contra Cuba al anunciar el inicio de un proceso de normalización, interrumpido en los años 60 cuando la revolución en la nación caribeña se radicalizó y Washington impuso sanciones para presionar un cambio de modelo político.

"No creo que para Trump sea muy fácil revertir algunas cosas. ¿Romper relaciones diplomáticas? ¿Poner a Cuba otra vez en la lista de estados terroristas? Esas son cosas casi imposibles", aseguró a la AP el ex diplomático y académico Carlos Alzugaray.

"El gobierno cubano está dando todos los pasos para favorecer que las relaciones económicas se sigan ampliando...Y creo que el estadounidense también ha sido inteligente en hacer avanzar la agenda", expresó Alzugaray. "Pero el embargo es como el elefante dentro del cuarto, que no deja que la gente se mueva. El elefante está siendo empujado para afuera del cuarto, pero muy lentamente".

Sin hacer mención explícita a Trump, el gobernante Raúl Castro señaló el fin de semana que Cuba mantendrá su demanda del fin del embargo y la devolución de la Base Naval de Guantánamo y aseguró que la isla no está dispuesta "a renunciar a uno solo de sus principios, ni a realizar concesiones inherentes a su soberanía e independencia".

En cambio, columnistas de medios de prensa oficiales tuvieron una reacción aireada con nombre y apellido.

"El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, aprovechó su visita a Miami para atacar a Cuba", escribió en la página de internet de Radio Reloj, el editorialista Nicanor León Cotayo. "¿Cuál fue su escenario? Donde hace más de 50 años se albergan pandillas ultraderechistas enemigas".

En las calles de la isla algunos no ocultan su inquietud.

"Se había abierto la puerta para mejorar las relaciones y no es bueno que eso se eche para atrás. Es también una vía para adelantar la economía, para que sea más variada", comentó Yenitsia Arango, una enfermera de 34 años.

Por NICOLE WINFIELD
ROMA (AP) —

Un sismo de magnitud 6,1 sacudió Roma y el centro de Italia en la madrugada del miércoles, derribando edificios en varias ciudades mientras los residentes dormían. El alcalde de una de las localidades más afectadas dijo que había una familia de cuatro atrapada bajo los escombros sin dar señales de vida y otro manifestó simplemente: "el pueblo ya no existe".


El movimiento telúrico se produjo a las 03:36 y se sintió a lo largo de una amplia sección del centro de Italia, incluida la capital Roma, donde los residentes sintieron el largo sismo y las réplicas que le siguieron. Las primeras imágenes de daños mostraron escombros en las calles y algunos edificios caídos en ciudades y pueblos de la región de Umbría.
Según los primeros reportes, las localidades más afectadas son Amatrice y Accumoli, cerca de Rieti, donde los residentes salieron a la calle mientras las réplicas seguían produciéndose durante la madrugada. Al alba, residentes y operarios de protección civil comenzaron a retirar escombros con palas y excavadoras mientras los aturdidos vecinos se afanaban en reabrir las calles.


El Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo indicó que la magnitud del terremoto fue de 6,1. El Servicio Geológico de Estados Unidos elevó la magnitud a 6,2 y situó el epicentro del temblor en Norcia, a unos 170 kilómetros (105 millas) al noreste de Roma, con una profundidad relativamente escasa de 10 kilómetros (6 millas).
El alcalde de Accumoli, Stefano Petrucci, dijo que una familia de cuatro miembros fue localizada bajo los restos de un edificio que colapsó pero que no había señales de que estuviesen vivos.
"Hay muertos", dijo a la televisora estatal RaiNews24.


Sergio Perozzi, alcalde de la localidad de Amatrice cerca de Rieti, dijo a la radio estatal RAI y a la televisora Sky TG24 que había residentes atrapados bajo edificios derribados, que no había luz y que hace falta maquinaria pesada para retirar los escombros que cubren las calles.


"El pueblo ya no existe", manifestó.


La oficina del primer ministro, Matteo Renzi, dijo en un mensaje en Twitter que la maquinaria pesada está en camino.
En 2009, un terremoto de magnitud 6,3 sacudió la misma región matando a más de 300 personas. En ese sismo, la localidad más afectada fue L'Aquila, en el centro del país y que está a unos 90 kilómetros (55 millas) al sur del epicentro del movimiento telúrico del miércoles.


En 1997, un sismo mató a una docena de personas en esta zona y dañó gravemente una de las joyas arquitectónicas de Umbría, la Basílica de San Francisco de Asís, cubierta con frescos Giotto. Los frailes franciscanos que custodian la basílica no reportaron daños de inmediato tras el temblor del miércoles.

Por FRANK ELTMAN, Associated Press

MINEOLA, Nueva York, EE.UU. (AP) —

Una universidad en las afueras de Nueva York está utilizando drones para mejorar la salud de habitantes de zonas aisladas de Madagascar.

La Universidad Stony Brook, que ha estado trabajando en esa nación insular frente a las costas de Africa por casi tres décadas, combinó esfuerzos con una empresa de Michigan llamada Vayu Inc., a fin de trasladar especímenes biológicos para someterlos a pruebas de laboratorio.

El equipo realizó su primera prueba exitosa con los aviones teledirigidos a finales de julio.

Los diagnósticos de enfermedades como los gusanos parásitos que causan convulsiones y desnutrición en los pueblos de esa isla, se pueden realizar ahora en cuestión de horas, dijo el doctor Peter Small, director fundador del Instituto de Salud Mundial de la Universidad de Stony Brook.

Los drones son aproximadamente del tamaño de una mesa y poseen dos pares de alas. Despegan y aterrizan al igual que los helicópteros y tienen un rango de vuelo de unos 65 kilómetros. Las muestras de sangre u otros tejidos pueden ser introducidos en pequeños compartimientos en el cuerpo de la nave.

Los drones se están usando en gran parte del mundo en desarrollo a fin de llevar medicamentos y otros suministros a zonas remotas, pero Stony Brook asegura que su proyecto es el primero en que las aeronaves no tripuladas aterrizan en aldeas remotas y regresan rápidamente al laboratorio.

Para llegar a esas aldeas, los profesionales de la medicina a veces tienen recorrer largas distancia a pie, en zonas donde no hay sendero alguno, a veces caminando cinco o nueve horas. Usando el drone, pueden despachar los especímenes al centro ValBio de Stony Brook y tener resultados en una o dos horas, expresó Patricia Wright, la directora ejecutiva de ese local científico.

"Las muestras de sangre tienen un lapso de expiración, especialmente en el clima tropical", destacó Wright. "Esto es algo extraordinario, ver a este gente que ha sufrido tanto, con esperanza para el futuro. Algunos de mis mejores amigos murieron inexplicablemente. Ahora esas muertes no ocurrirán porque las enfermedades se podrán diagnosticar y curar, gracias a los drones".

Eventualmente, el objetivo es poder transportar los remedios a tiempo para evitar enfermedades y muertes.

Small dijo que los aldeanos, acostumbrados a su antiguo estilo de vida, recibieron charlas del personal de Stony Brook para que no se vayan a asustar de las naves teledirigidas.

"Eso era algo de lo cual no estábamos muy seguros, de cómo iban a reaccionar", explicó Small, añadiendo que "afortunadamente no le tiraron piedras".

Página 3 de 6